España

El exmiembro de Podemos Enric Martínez asegura que recuerda a un partido "leninista"

Rechaza la independencia de Cataluña porque significa destrucción de empleo y fuga de empresas y pide que se ejerza la "soberanía nacional".

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias EFE

El exmiembro de Podemos Enric Martínez ha criticado este lunes a su antigua formación, ya que cree que su modo de operar "recuerda muchísimo a un partido leninista". Sus diferencias con la formación de Pablo Iglesias se remontan a febrero de este mismo año cuando su candidatura para dirigir Podemos en Cataluña fue invalidada por el partido, algo que acabó en los tribunales. Martínez lo denunció en los Juzgados de Barcelona por vulnerar los estatutos de Podemos y la Ley de Partidos que "pide democracia interna en los partidos y cumplir sus normas", explicó en su día.

En declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, Martínez ha reafirmado su rechazo a la independencia de Cataluña y ha mostrado su "preocupación" por la deriva soberanista que está tomando la Comunidad Autónoma, porque "desde un punto de vista económico" la independencia supondría la "destrucción de puestos de trabajo" y que empresas nacionales y extranjeras se planteen sacar sus negocios de allí porque ven en "riesgo" sus inversiones. Eso hace que todos los trabajadores de Cataluña y del conjunto de España salgan "perjudicados", ya que, "no vienen las inversiones y las que ya existen se están yendo", ha insistido.

No obstante, se ha mostrado "partidario" a una reforma de la Constitución para crear un Estado de las autonomías más eficiente", pero ha defendido que para modificar el texto constitucional se sigan los mecanismos ya existentes en la propia Constitución. En su opinión, estos cambios deberían residir en la "soberanía nacional" que "reside en el conjunto de los españoles".

Una soberanía nacional que debe ejercerse "con un gobierno fuerte que defienda a los trabajadores y a las clases populares en general". De igual manera, cree que en España se da "una paradoja" que es que "muchos españoles piden más autonomía para sus Comunidades Autónoma, pero al mismo tiempo la gran mayoría de los españoles considera que hay demasiadas desigualdades" entre ellas y "la inmensa mayoría" no esta de acuerdo en que las haya.

Por otro lado, ha explicado que pese a ser uno de los fundadores del círculo de Podemos en Cataluña ha sido crítico con el secretario general de la formación, Pablo Iglesias, porque se ha aliado con "los nacionalistas que quieren romper la soberanía nacional" y que están debilitando a los "más vulnerables", además de por los "gravísimos problemas de democracia interna que han existido en el seno de la organización".

Asimismo, ha achacado la caída de Podemos en los últimos datos de intención de voto publicado por el barómetro del CIS, en los que "en Cataluña han perdido el doble que en toda España", a la "deriva soberanista e incluso independentista" de la formación.

Para Martínez, el líder de la candidatura "Cataluña sí se puede", Lluís Rabell, no le merece "ninguna credibilidad", ya que, "cada dos o tres días cambia de punto de vista". "Un día dice que investirá como presidente a Romeva, el cabeza de lista de "Juntos por la Independencia", otro día dice que investirá como presidente de la Comunidad Autónoma incluso a Junqueras, el secretario general de Esquerra Republicana de Cataluña", un partido independentista desde hace 20 años, aunque durante la República no lo era, ha añadido Martínez.

Preguntado por si le sorprendió que Raül Romeva encabezara la lista de Juntos por la Independencia, Martínez ha dicho que se quedó "estupefacto" porque estaba acostumbrado a verle en ICV y ahora está "en la misma lista en la que está la derecha catalana".

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba