España Unidos Podemos se estrella en su intento de 'adelantar' al PSOE, pero Iglesias se niega a hablar de "fracaso"

Ni sorpasso ni gobierno de progreso. El recuento de votos baja a la coalición de la ‘nube’ a la que le habían subido los sondeos.

De la euforia de los sondeos a pie de urna a la frustración del escrutinio. Unidos Podemosha visto como el 26J arruinaba dos de los sueños que creía al alcance de la mano. Ni ha sobrepasado al PSOE en votos y escaños ni la aritmética parlamentaria le da opción alguna de aspirar al “gobierno de progreso” por el que ha suspirado durante toda la campaña.

En su comparecencia ante los periodistas, Pablo Iglesias reconocía que los resultados "nos han sorprendido a la vista de las expectativas" y mostraba su preocupación por la pérdida de sufragios del que denominó “bloque progresista”. El líder de la formación ‘morada’, que calificó de "camino correcto" su coalición con IU pese a pérdida de más de un millón de votos respecto al 20 de diciembre, admitió que “tendremos que esperar más de lo que nosotros hubiéramos querido” para entrar en La Moncloa.

El 'asalto al cielo' del poder tendrá que esperar. La campaña del miedo lanzado por el resto de partidos superó finalmente a la habilidad mediática de la coalición

El ‘asalto al cielo’ del poder tendrá que esperar. La campaña del miedo lanzado por el resto de partidos superó finalmente a la habilidad mediática de la coalición. En su comparecencia, Iglesias, como antes había hecho su ‘número 2’, Iñigo Errejón, se aferró a la "consolidación" de los resultados de los anteriores comicios y a la juventud de la formación para no hablar de fracaso. Y aunque admitió estar en uno de esos “momentos menos dulces” del partido descartó en todo momento que él o alguno de los miembros de su equipo de confianza estuviera pensando en la dimisión.

Seguiremos tirando del carro”, zanjó a pregunta de los periodistas. De hecho, también aseguró que su apuesta sigue siendo mantener la coalición de IU y el resto de fuerzas políticas con las que ha acudido a las urnas en diversas comunidades. En este sentido recalcó el triunfo de Unidos Podemos en Cataluña y el País Vasco. En lo que sí se mostró firme es en descartar un posible pacto de gobierno a tres con PSOE y Ciudadanos.

De hecho, recalcó que con la formación de Albert Rivera hay algo más que “incompatibilidades programáticas” y redujo el papel político se éste a “evitar que Podemos gobierne”. En lo que insistió fue en tender la mano a los socialistas como había hecho en campaña, aunque los resultados del 26J hayan convertido en una quimera sumar suficientes apoyos parlamentarios para desplazar a un PP que, admitió, ha sido el gran vencedor de los comicios.

Iglesias insistió en que su estancamiento no debe traducirse como un posible “techo” electoral. “Siempre salimos a ganar y no renunciamos a ello”. No obstante, eso sólo lo ha conseguido en dos comunidades, como él mismo recalcó. En otras cuatro -Madrid, Navarra, Comunidad Valenciana e Islas Baleares- ha conseguido desplazar al PSOE del segundo puesto y situarse como la alternativa al PP. Exiguo consuelo, ya que los 71 diputados conseguidos son, de hecho, la simple suma de los 69 que obtuvo Podemos en diciembre más los dos parlamentarios que arañó la Izquierda Unida de Alberto Garzón.

"No estamos satisfechos"

Una repetición de resultados que han tenido saber amargo en el cuartel electoral de la coalición pese a que se agarraban a que este resultado “certificaba, mantenía y solidificaba” su espacio electoral. “No estamos satisfechos”, admitía Pablo Iglesias en su comparecencia ante los medios. De hecho, en Galicia, las ‘mareas’ han perdido más de 100.000 fotos y uno de los seis diputados que obtuvieron en diciembre.

En Madrid, donde en los anteriores comicios Podemos consiguió 8 parlamentarios e IU otros dos por separado, no ha conseguido pasar de la cifra que la formación morada consiguió en solitario. En el lado positivo, Euskadi, convertido en uno de sus feudos, donde la coalición sí ha conseguido arrebatarle un escaño al PNV. Algo parecido ha pasado en Andalucía, donde ha logrado uno de los disputados que ha perdido en esta comunidad el PSOE, y en Castilla-La Mancha, donde se queda con uno de Ciudadanos. En el resto de territorios, una repetición de lo logrados hace seis meses. El sorpasso y el ‘gobierno de progreso’ tendrán que esperar.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba