España

Pedro Sánchez: "No temo que Susana Díaz gane si se presenta"

El líder socialista confía en que su reunión con Iglesias de este miércoles permita avanzar en un acuerdo que le dé la llave para gobernar, evitando que Rajoy siga el frente de un Ejecutivo que "ha convivido con la corrupción". 

El líder socialista, Pedro Sánchez, en una comparecencia ante los medios
El líder socialista, Pedro Sánchez, en una comparecencia ante los medios Europa Press

"Soy un político que hace lo que dice, y dije que los tiempos del PSOE se tenían que acompasar a los tiempos de España. Se convocará el Congreso Socialista una vez que se haya resuelto el Gobierno, pero en absoluto temo que ganara Susana Díaz si se presentara. De hecho, si lo pensara en términos personales, me convendría que se hiciera ahora mucho más que en el futuro. Un Congreso es un momento muy importante en la vida política de una formación. Lo que estoy haciendo es un favor a los militantes que quieran presentarse a ese Congreso", decía Pedro Sánchez en una entrevista en Cadena Ser

El líder socialista recordaba que no lleva ni dos años al frente del partido, un tiempo en el que ha tenido que gestionar 5 elecciones, y que tras las generales del 20D, el PSOE "se ha convertido en la piedra angular de cualquier opción para la gobernabilidad de España". Y repetía que, respecto al Congreso, "se hará cuanto antes" pero "después de que haya un Gobierno", ya que "la fortaleza del PSOE es la democracia interna", algo que no ha visto ni el PP ni en Podemos con la destitución de Sergio Pascual. "Si alguien da un paso al frente y decide presentarse lo veré no como una debilidad de mi liderazgo, sino como una fortaleza en mi formación", explicaba. 

"No me cierro a que haya representantes de Podemos dentro del Gobierno, como tampoco me cierro a que haya representantes de Ciudadanos"

Sobre los plazos para lograr un Gobierno que evite otras elecciones, Sánchez admite que ya no hay mucho margen para el error, motivo por el cuál va a ser "muy franco" en su reunión de este miércoles con Pablo Iglesias, ya que "no tiene mucho sentido seguir prolongando esta agonía de un Gobierno asediado por la corrupción". "Vamos a hablar de políticas, la agenda que comparten los votantes de Podemos con los socialistas se llama desigualdad. Tenemos que hablar de empleo, de recuperación de derechos y podríamos llegar a un entendimiento anteponiendo la agenda social", decía. 

Para Sánchez, en estos 100 días no se ha perdido el tiempo, igual que tampoco cree que se equivocara al buscar el pacto con Ciudadanos, ya que "es la primera vez en la historia de la democracia que dos grandes partidos hemos logrado encontrar 200 medidas que mejoran la vida de los españoles. Para conseguir ese Gobierno transversal las fuerzas del cambio nos tenemos que unir. A mi juicio el acuerdo ejemplifica una forma nueva de hacer política en España. Los españoles han apreciado positivamente ese acuerdo con Ciudadanos, lo que hay que hacer es sumar a otras fuerzas", añadía tendiendo una vez más la mano a Iglesias. 

El secretario general del PSOE ha insistido en que el acuerdo con Ciudadanos es "condición necesaria" para lograr un cambio en La Moncloa y, a partir de ahí, no ha descartado "ninguna formulación" de gobierno. "No me cierro a que haya representantes de Podemos dentro del Gobierno, como tampoco me cierro a que haya representantes de Ciudadanos", ha dicho.

El candidato socialista a la Moncloa no considera que las negociaciones vayan a terminar en fracaso, pero recuerda que "ahora mismo hay 15 millones de españoles que votaron a las fuerzas políticas del cambio y necesitamos la suficiente generosidad por parte de esas fuerzas políticas para hacer ese cambio". Para él no se trata de elegir entre izquierda o derecha, sino "sobre qué España queremos para los próximos 10 años". De ahí que espere que su reunión con Iglesias no termine en el bucle actual. "La conversación telefónica fue sincera, cordial y con buen tono. Espero que -el líder de Podemos- vaya con predisposición a avanzar", confesaba. 

El PP y la corrupción

Tras las declaraciones de Mariano Rajoy en otra emisora admitiendo que no llamará a Sánchez hasta que no fracase su reunión con Iglesias, el socialista declaraba que "Rajoy es un tapón para la democracia". Pese a que no cree que el PP sea un partido corrupto, sí considera que la dirección haya convivido con la corrupción estos años por la financiación irregular que se está conociendo. "Por cierto, qué hipocresía suspender de militancia a los concejales imputados en Valencia pero mantener de senadora a la que ha sido la cabeza visible", decía en referencia a Rita Barberá. "Lo que le diré a Iglesias mañana es que no tiene ningún sentido prolongar un presidente que se comporta así", añadía. 

Respecto a la rectificación de Rajoy sobre acudir al Congreso a dar explicaciones del acuerdo europeo sobre refugiados, Sánchez decía que de haber sido presidente habría acudido a la Cámara baja a fijar una posición previa con la que acudir al Consejo Europeo. "Siempre le he dicho a Rajoy que España está manteniendo una actitud insolidaria con los refugiados. Tenemos que hacernos cargo de los compromisos que hemos adquirido con la Comisión Europea. Si soy presidente España será todo lo solidario que están siendo otros países", especulaba. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba