España

Sánchez pide a los barones del PSOE una última oportunidad después de su cadena de fracasos

Inasequible al desaliento, el líder socialista ha pedido esta mañana a los dirigentes de su partido congregados en el comité federal que le apoyen y vuelvan a confiar en él para poder ganar las elecciones al PP el próximo 26 de junio.

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, este sábado en Madrid.
El líder del PSOE, Pedro Sánchez, este sábado en Madrid. Efe

En un clima de escepticismo generalizado entre los barones regionales ante sus posibilidades reales de ganar las próximas eleccionesPedro Sánchez les ha pedido este sábado una última oportunidad. “Os pido unidad y confianza en mí, estamos en mejores condiciones que el pasado 20 de diciembre para ganar las elecciones al PP”, les ha dicho a los dirigentes territoriales del PSOE congregados en el comité federal.

Sánchez intenta convencer a los barones de que puede ganar al PP las elecciones

En opinión de Sánchez, el electorado ha tenido que percibir que él ha sido el líder político que mayor esfuerzo ha hecho en estos meses para formar Gobierno y el que mejor ha defendido los intereses del país por encima de los de su partido. Sánchez ha presumido de ser el único que se atrevió a subir a la tribuna del Congreso para ensayar la investidura, frente al “inmovilismo” de Rajoy. Esta actitud del presidente en funciones, ha añadido el líder socialista, ha perjudicado en los últimos años la economía, ha disparado la desigualdad y también ha empeorado el desafío soberanista en Cataluña.

En un discurso casi calcado del que hace unos días dirigió al Grupo Parlamentario Socialista, Sánchez ha dado a entender que desde el pasado 20 de diciembre gestionó los resultados electorales respetando los cauces que le impuso el propio comité federal, el máximo órgano del partido entre congresos. “Prometí que no sería presidente del Gobierno a cualquier precio y lo he cumplido, no he pactado ni con Podemosni con los independentistas”. La afirmación no deja de ser sorprendente cuando, en realidad, las negociaciones con el equipo de Pablo Iglesias se han mantenido casi hasta el final, cuando el líder de Podemos dejó claro que era incompatible participar en el mismo Gobierno que Ciudadanos.

Rajoy, incapacitado para gobernar

Sánchez, en un intento de animar a la parroquia socialista, ha dicho esta mañana también que él sale a ganar las próximas elecciones, entre otras razones porque está convencido de que Mariano Rajoy está incapacitado para gobernar. “El 26 de junio los españoles tienen que elegir entre cambio o inmovilismo. Yo doy hoy un paso al frente anunciando que me presentaré de nuevo a la Presidencia del Gobierno, desde el orgullo, el trabajo y la convicción de que puedo ganar al PP”, ha insistido.

Hoy el comité federal ha aprobado la convocatoria de primarias, que solo serán tales si hay más de un candidato, algo que los barones consideran poco probable después de la renuncia de la presidenta andaluza, Susana Díaz, a dar el salto en este momento. De hecho, si alguien quisiera aspirar a competir con Sánchez, al margen de las figuras de peso en el partido, lo tendría difícil dado que se han dado muy pocos días y se necesitan recoger casi 10.000 avales. Todo apunta a que Sánchez volvera a ser proclamado candidato el 8 de mayo.

Además, Sánchez y la ejecutiva han trasladado al comité federal el mantenimiento para el 26 de junio de las candidaturas que concurrieron hace cuatro meses a las elecciones, a sabiendas de que la renuncia de la exministra Carmen Chacón a encabezar la de Barcelona y la espantada de Irene Lozano en Madrid, obligarán a algunos cambios de última hora. El más importante tiene que ver con el interés de Susana Díaz de introducir a Eduardo Madina en un puesto de salida, pues el pasado 20-D fue incluido en el puesto número 7 por Madrid y no fue elegido. La aspiración de la andaluza a desalojar a Sánchez del sillón de Ferraz en el próximo congreso conlleva también su deseo de que Madina se convierta en portavoz parlamentario en la XII legislatura para evitar que un Sánchez nuevamente derrotado en las urnas pueda atrincherarse en el Congreso con un grupo afín y plantar una nueva batalla.

Susana Díaz utiliza a Madina para impedir que Sánchez se atrinchere en el Congreso tras el 26-J

Hoy, a puerta cerrada, Sánchez ha pedido a los barones asistentes a la reunión que no se enreden con las listas, ha eludido citar a Madina, que fue su contrincante en las primarias de 2014 a la secretaría general, y ha querido rendir homenaje a José Enrique Serrano, exjefe de Gabinete de Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, a quien el pasado 20 de diciembre mezcló en la candidatura de Madrid con la excomandante Zaida Cantera y la exdirigente de UPyD Irene Lozano. Serrano ha sido también uno de los integrantes del equipo que negoció con Ciudadanos y Podemos y siempre tuvo claro que si la opción para que Sánchez llegara a La Moncloa era pactar solo con Pablo Iglesias, él se desvincularía de esta aventura. La última palabra sobre las listas la tiene el comité federal de listas y Susana Díaz no descarta la sorpresa de última hora de incluir a Madina en una de las candidaturas andaluzas. La  guerra no ha acabado.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba