España Sánchez, a la desesperada: ofrece a Podemos más gasto social y controles contra la corrupción

Los socialistas han trasladado esta mañana a Podemos y a sus organizaciones satélites varios documentos con propuestas que amplían el acuerdo suscrito con Ciudadanos. Se resumen en un aumento del gasto social durante la legislatura y el reforzamiento de los controles para luchar contra la corrupción.

Pedro Sánchez peleará hasta el último minuto por conseguir la abstención de Podemos, de En Comù Podem y En Marea, los tres grupos que pueden ayudarle a salvar su investidura a través de un frente común en la izquierda con el número de votos que necesita para ello. Con esta finalidad, esta mañana ha remitido a la formación morada, a Izquierda Unida y también a Compromís varias propuestas programáticas que amplían el perímetro del pacto alcanzado la semana pasada con Ciudadanos, partido que se ha puesto ahora en alerta ante el riesgo de votar finalmente a favor de Sánchez con un guión de legislatura que puede no llegar a compartir. En todo caso, la estrategia de Sánchez es nítida y descansa en achicar al máximo el margen del que puede disfrutar Pablo Iglesias para votar que no a la investidura, al lado del PP.

Sánchez busca achicar al máximo el margen de Podemos para votar en la investidura lo mismo que el PP

En la oferta trasladada esta mañana a Podemos se encuentran algunas de las medidas que el propio Pablo iglesias defendió durante su campaña electoral. La mayoría aumentan el gasto social y buscan que el Gobierno disponga de mejores mecanismos para combatir la corrupción.

En este último capítulo, el PSOE se compromete a introducir nuevas exigencias en el régimen de incompatibilidades y conflictos de intereses, a revisar los deberes y obligaciones de los funcionarios y cargos públicos con la transparencia sobre su situación patrimonial, así como a revisar las normas de contratación pública, sancionando el fraccionamiento de contratos y estableciendo el carácter público de las sesiones de las mesas de contratación en licitaciones superiores a 300.000 euros.

Los socialistas también incluyen en el documento trasladado a Podemos una nueva regulación del secreto fiscal, a fin de posibilitar la publicidad de las infracciones tributarias de cuantía superior a 30.000 euros y la identidad de sus autores. En el mismo paquete, se ofrecen a establecer desde el Gobierno la nulidad de las subvenciones, bonificaciones, ayudas y contratos con las administraciones públicas y la obligatoria restitución e indemnización por daños y perjuicios cuando los mismos se hayan obtenido mediante sobornos.

En la oferta a Podemos se introduce también la revisión de los actuales delitos contra la administración pública, entre ellos la prevaricación, infidelidad en la custodia de documentos y violación de secretos, cohecho, tráfico de influencias, malversación, fraudes y exacciones ilegales, negociaciones y actividades prohibidas). El PSOE se compromete, por otra parte, a tipificar el delito de enriquecimiento injusto que castigue el incremento patrimonial de autoridades y funcionarios públicos, producido durante el período de su mandato, cuando no puedan justificar la causa de este incremento. El documento recoge a la vez la revisión del delito de financiación ilegal de partidos políticos rebajando significativamente la cuantía mínima que da lugar a los supuestos con penas de prisión.

En el plan denominado de “emergencia social”, los socialistas ofrecen destinar más recursos al plan de inclusión de personas sin hogar, a aprobar una ley de protección a los consumidores que no pueden pagar la luz o la calefacción, y a reformar la ley Hipotecaria para eliminar de forma automática las cláusulas declaradas abusivas por el Tribunal de Justicia de la UE. En el mismo paquete incorporan el compromiso de reformar la ley de Enjuiciamiento Civil para declarar inembargable la renta activa de inclusión, las prestaciones de servicios sociales, las prestaciones por dependencia y los subsidios por desempleo.

El PSOE hace una encendida defensa del pacto con Ciudadanos, formación que recela de la nueva oferta a Podemos

Por nosotros no va a ser”, ha señalado Sánchez esta mañana, dispuesto a echar el resto para poder ser investido presidente del Gobierno en algunas de las dos votaciones previstas en el Congreso para esta semana.

Durante su intervención ante el comité federal, el líder socialista he hecho una encendida defensa del acuerdo alcanzado con Ciudadanos y ha calificado de “histórica” la consulta trasladada a la militancia, en la que dicho pacto ha sido refrendado por casi el 80% de los afiliados, aunque solo acudieron a votar el 51% de los convocados.

A juicio de Sánchez, esta consulta sitúa al PSOE como la formación “más democrática” y más transparente, pues el resto nunca han dado este paso ni para elegir a su secretario general ni para votar un acuerdo de Gobierno.

El comité refrenda el acuerdo con Ciudadanos

El acuerdo con Ciudadanos ha sido refrendado por el comité federal, el máximo órgano del partido entre Congresos, por casi unanimidad, pues solo han votado en contra los dos miembros de la corriente Izquierda Socialista. Fuentes del PSOE consideran que este acuerdo puede verse finalmente en dificultades y terminar provocando recelos en la formación de Albert Rivera si no se administra de forma correcta la nueva oferta hecha hoy por el secretario general a Podemos.

Sánchez plantea el debate de investidura que se inicia mañana en el Congreso como una especie de referéndum, en el que el resto del arco parlamentario debe elegir “entre dejar que siga Mariano Rajoy en el Gobierno” o “apoyar un Gobierno de cambio”. En su intervención ante los dirigentes del partido, Sánchez ha reconocido que el pacto con Ciudadanos se ha hecho “con un partido de centro derecha que no comparte nuestra ideología”. “Ya nos gustaría formar un Gobierno de izquierdas, pero la suma no da”, ha comentado resignado el secretario general del PSOE.

Sánchez ha dejado claro que los socialistas no comparten el programa electoral de Albert Rivera, pero que se trataba de buscar puntos en común y éstos se han encontrado en más de 200 medidas que, en su opinión, no desnaturalizan el proyecto socialista. Ha destacado, entre ellas, el aumento del salario mínimo, la mayor cobertura para la ley de dependencia, la eliminación de los aforamientos parlamentarios para combatir la corrupción y la apuesta por una reforma constitucional que aborde el conflicto con Cataluña.

El líder socialista justifica su decisión de ir a la investidura pese a no contar con los apoyos suficientes

La peor de estas medidas es mejor que mantener a Rajoy en el Gobierno”, ha resumido el líder socialista, quien ha explicado que, pese a las dificultades que ha tenido para articular una mayoría que le haga presidente del Gobierno, no tenía otra disyuntiva que la de aceptar el encargo del Rey para desbloquear el vacío institucional y “poner el reloj de la democracia”. Se refería así Sánchez, a los problemas legales que hubiera suscitado la convocatoria de unas nuevas elecciones sin que nadie se hubiera sometido a una sesión de investidura.

Consulte las Propuestas enviadas por el PSOE

Documento enviado a Podemos

Documento enviado a Unidad Popular-IU

Documento enviado a En Marea

Documento enviado a En Común

Documento enviado a Compromís

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba