España

Las tarifas de los comisionistas De la Serna y Arístegui: de los 2.250 euros a los 12.000 al mes

Del sumario de esta trama de corrupción se desprende que las presuntas comisiones ilegales cobradas por los ex dirigentes del PP no tenían una cuantía fija. El precio se fijaba en función de cada operación comercial, cada proyecto o cada país.

El ex diputado Gómez de la Serna.
El ex diputado Gómez de la Serna. EFE

Las presuntas comisiones ilegales percibidas por el ex diputado Pedro Gómez de la Serna y el ex embajador en la India, Gustavo de Arístegui, solían oscilar entre el 2'5 y el 5% de los beneficios generados por el negocio de asesoramiento desarrollado a través de las empresas Scardoví y Karistía. Pero lo cierto es que no había una tarifa fija para la 'mordida' ya que los beneficios que percibían los ex dirigentes del PP a través de sus empresas podían ser del 3, 4 o 6% dependiendo del acuerdo alcanzado entre las partes contratantes. Así viene reflejado en el sumario de esta causa de corrupción, al que ha tenido acceso Vozpópuli, donde se recoge que la comisión concreta que se embolsaban De la Serna y Arístegui, en multitud de ocasiones se estipulaba en función de cada operación comercial, cada proyecto o cada país.

Las comisiones percibidas por De la Serna y Arístegui podían ser de 7.500, 12.000 o 2.250 euros, entre otras cuantías: no había tarifa fija

Por ejemplo, en el año 2009 la empresa de Gómez de la Serna, Scardoví S.L, suscribió un contrato con la mercantil Contratas Iglesias S.L para el asesoramiento en la estrategia de expansión internacional. En ese caso, el "agente" ganaba una cantidad fija de 8.000 euros al mes sin IVA. Sin embargo, esta misma mercantil investigada firmó en 2011 otro contrato de asesoramiento con Assignia Infraestructuras SA donde los porcentajes que recibía el consultor podían alcanzar hasta los 12.000 euros mensuales si el contrato superaba los 100 millones de euros. En cambio, si el negocio era menos ambicioso la comisión base establecida era de 4.000 euros. Asimismo, un año después, en 2010, Scardoví S.L y Karistía S.L llegaron a un acuerdo con la empresa Dial Trading, a la que también asesoraron. En esta ocasión, la comisión percibida por los asesores ascendía a 2.250 euros mensuales, según refleja el contrato de la operación.

En otro de los casos, la mercantil de Gómez de la Serna, Scardoví, firmó con la sociedad Fergo Aisa S.A un contrato para el desarrollo de la estrategia de la expansión internacional de la compañía, donde la comisión del agente oscilaba entre el 3 y el 5,5% sobre la "facturación de productos, servicios o actividades que se contraten en los países donde actúe en nombre de la empresa".  Así las cosas, el citado acuerdo estipulaba que "el agente" recibía una cantidad fija de 7.500 euros (sin IVA) durante los seis primeros meses de vigencia del contrato. Al cumplimiento del primer éxito profesional esa cuantía se elevaba a 10.000 euros. En cambio, su durante los primeros seis meses de asesoramiento no se producía ningún "éxito profesional las partes de mutuo acuerdo pactarán la revisión al alza de la cantidad de 7.500 euros".

Acuerdos de confidencialidad

Por otro lado, tal y como publicó este periódico, ambas empresas suscribieron un contrato en el año 2011 con la mercantil Ciments Unibeco donde se establecieron que percibirían un euro de cada tonelada importada en el país. En el mismo se detallaba las siguientes "comisiones de éxito": un euro por tonelada de cemento importada en el país y a partir de los dos años de la firma del contrato, "se haya instalado o no la molienda", dicha comisión ascenderá a la cantidad de dos euros por tonelada. Además, se establecía que si a los seis años no se hubieran obtenido permisos para la puesta en funcionamiento de la molienda, la comisión bajaría a 1 euro por tonelada.

Scardoví y Karistía llegaron en 2009 a un acuerdo donde se estipuló que las retribuciones en concepto de iguala o de retribución por comisión de éxito serán retribuidas al 50% entre ambas compañías

Tanto la mercantil Scardoví como la sociedad Karistía realizaban su actividad en el despacho profesional Voltar Lassen. Del sumario también se desprende que en multitud de ocasiones las empresas de De la Serna y Arístegui suscribían estrictos "acuerdos de confidencialidad" o "acuerdos de no divulgación" de los acuerdos alcanzados con las receptoras de sus servicios. 

Según consta en las diligencias previas sobre las que el titular del Juzgado Central de Instrucción Número 5, el juez José de la Mata, al alzado el secreto de sumario la unión laboral de ambas mercantiles data del año 2009.  El 28 de diciembre de ese año Scardovi y Karistía llegaron a un acuerdo para "iniciar de manera coordinada y conjunta encuentros con empresas españolas de diferentes ámbitos de actividad -energía, construcción, inmobiliaria, consultoría- con la finalidad de ofrecerles servicios en la apertura de mercados internacionales, para la localización de consultores que estén operando en cada uno de los mercados internacionales que vayan a ofrecer a las empresas".

En dicho acuerdo se estipuló que las retribuciones a percibir de los clientes en concepto de iguala o de retribución por comisión de éxito serán retribuidas al 50%. A partir de ahí, los negocios se expandieron y dieron auténticos pelotazos en Panamá, Argelia, Moldavia, Kuwait o Perú, entre otros países. Tanto Pedro Gómez de la Serna como su colega Gustavo de Arístegui se encuentran actualmente imputados en la Audiencia Nacional por delitos de corrupción en transacciones internacionales, cohecho, blanqueo de capitales y organización criminal.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba