España Susana Díaz prepara la ofensiva para promover a Eduardo Madina como portavoz parlamentario

La presidenta andaluza ha comenzado una ofensiva para convertir a Eduardo Madina en portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, pista de despegue para auparle a la secretaría general del partido en el 39º Congreso.

De no haber de aquí al 19 de julio un pacto de no agresión entre quienes dentro de la dirección del PSOE apoyan a Pedro Sánchezy quienes piden su cabeza, la primera batalla interna que librarán ambos sectores la darán en la elección del portavoz parlamentario.

En enero pasado, cuando Pedro Sánchez todavía confiaba en acceder a La Moncloa gracias a un acuerdo con Podemos, volvió a confiar en Antonio Hernando para la portavocía del Grupo Socialista en el Congreso. Sánchez y Hernando forman parte de la peña que acunó el exministro José Blanco cuando era responsable de Organización del partido, a la que también pertenece Oscar López. La tarea de Hernando no ha pasado desapercibida en el Grupo parlamentario, hay quien defiende su profesionalidad y su habilidad política y, por el contrario, hay diputados que profesan hacia él un odio visceral, le consideran un engreído y un pésimo estratega.

La elección como portavoz parlamentario de Eduardo Madina puede ser la primera batalla interna que pierda Pedro Sánchez

En las últimas elecciones, actuó como portavoz del comité electoral del PSOE, el mismo que condujo al partido a contar con la representación más pobre de su historia.La XII legislatura que arrancará el próximo día 19 con la constitución de las Cortes será vital para la recuperación o el hundimiento del PSOE. De ahí que la elección de quien vaya a ser su portavoz en el Congreso de los Diputados revista la máxima importancia y pueda acabar centrando la batalla entre los dos sectores enfrentados si para entonces no han sellado un pacto de no agresión que calme las aguas hasta la celebración en otoño del 39º Congreso.

Un sector del partido, encabezado por la presidenta andaluza, Susana Díaz, cree que la reincorporación de Eduardo Madina al Congreso, posible gracias al avance contra todo pronóstico del PSOE en Madrid, es la ocasión de oro para convertirle en portavoz parlamentario durante la compleja legislatura que comenzará dentro de tres semanas. La propuesta de la nueva dirección del Grupo debe partir de la comisión ejecutiva, pero posteriormente debe ser refrendada por el conjunto de los parlamentarios socialistas. Y es aquí donde puede haber problemas en caso de que para entonces, antes del día 19, no se haya cerrado un acuerdo que evite el enfrentamiento. 

Fuerzas muy igualadas entre federaciones

En caso de producirse el choque, las fuerzas estarían muy igualadas. Las federaciones más proclives a introducir el bisturí en la organización y a enterrar el liderazgo de Pedro Sánchez o, al menos, a ponerle serios límites, han aportado 43 de los 85 diputados obtenidos por el PSOE en la Cámara Baja. La que más, Andalucía (20), seguida de Castilla-La Mancha (7), la Comunidad Valenciana (6), Extremadura y Aragón (8 en total), además de Asturias (2). La votación, que en caso de ser necesaria debe realizarse en urna y, por tanto, es secreta, dependería, pues de lo que hicieran los diputados de las organizaciones más neutrales, como son las la de Castilla y León (9 diputados) o la canaria (3). Fuentes del PSOE dan por hecho que Madrid, Cataluña, Galicia, Murcia y País Vasco, aunque con alguna posible fuga, se decantarían por la propuesta del secretario general.

De esta batalla en ciernes se hablará desde Ferraz con los barones regionales de forma discreta para no llevar el ruido al comité federal previsto para el 9 de julio. La intención de Sánchez es eludir en esta reunión los asuntos orgánicos del partido, incluido el de la convocatoria del 39º congreso que ya fue retrasado el pasado marzo, para concentrarse en qué hacer con la investidura de Mariano Rajoy, descartar de forma categórica la abstención o, por el contrario, dejar abiertas las puertas a esta posibilidad para evitar, in extremis, la convocatoria de unas terceras elecciones generales.

La relación entre Sánchez y Madina es inexistente desde que éste último perdió hace dos años las primarias 

Fuentes de la ejecutiva consideran que si la candidatura de Eduardo Madina como portavoz del Grupo Parlamentario llega a formalizarse sin haber alcanzado antes un acuerdo previo con todos los barones, significará que Susana Díaz va a intentar utilizar al diputado vasco como ariete para jugar con ventaja en el  congreso federal, colocándole en la pista de despegue para pelear por la secretaría general. Las relaciones entre Sánchez y Madina son inexistentes desde que este último perdió las primarias organizadas en julio de 2014 para la elección del liderazgo del PSOE. A esta derrota siguió el ofrecimiento para incorporarse a la dirección del partido, invitación que Madina rechazó. Hubo después un ajuste de cuentas, ya que el pasado 20D fue incluido en el puesto número 7 por Madrid, maniobra que pagó quedándose fuera del Congreso y que seis meses después, con idénticas posibilidades, le ha devuelto a la Carrera de San Jerónimo gracias al retroceso de Ciudadanos y a que Podemos, en coalición con IU, se ha dejado dos escaños en esta circunscripción.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba