Eduardo Madina, miembro de la dirección del Grupo Socialista, ha dicho a mediodía de hoy antes de entrar en la reunión que celebran sus diputados, que él se reconoce republicano, pero que mañana, pese a ello, respaldará con su voto la ley de sucesión en la Corona pactada entre el Gobierno y el PSOE. En su opinión, el debate sobre monarquía o república está pendiente dentro de su partido.

Pendiente de los más de 200.000 militantes que en breve elegirán al secrtario general, Madina ha señalado que el debate sobre monarquía o república no debe ser mañana el asunto central en el pleno del Congreso, sino más bien la necesidad de una reforma constitucional pactada entre las grandes formaciones políticas.

El Grupo Socialista se reúne para intentar evitar que en el debate de mañana haya sorpresas, ya que hay varios diputados que han pedido que se de libertad de voto sobre la ley de sucesión y otros que han anticipado que votarán en contra, o se abstendrán.

Por otra parte, Madina ha admitido, implícitamente, que ha  recibido presiones para que no presente su candidatura a la secretaría general. "Ha habido de todo". Por último, ha dicho que respeta la decisión de la presidenta andaluza, Susana Díaz, de no presentarse a la secretaría general. "Es la mejor presidenta de Andalucía que hemos tenido", ha señalado.