España

27 diputados de PSOE y C's incumplen su pacto: no tienen dedicación exclusiva

El acuerdo de 'El Abrazo' fijaba el compromiso de establecer la ocupación plena para diputados y senadores. La bancada socialista cuenta con un buen número de alcaldes y concejales, mientras que en la naranja destaca la presencia de empresarios.

Pedro Sánchez (i) y Albert Rivera firmando el acuerdo de 'El Abrazo' en el Congreso.
Pedro Sánchez (i) y Albert Rivera firmando el acuerdo de 'El Abrazo' en el Congreso. EFE

El último punto del periodo de sesiones de esta legislatura fallida consistió en la aprobación por parte del Pleno del Congreso de las actividades privadas de los diputados. Las ocupaciones más allá de su escaño que tenían los parlamentarios salidos del 20-D era algo que hasta la fecha se desconocía. Del análisis de dictamen que ha realizado Vozpópuli, se desprende que hay un total de 27 diputados del PSOE (14) y de Ciudadanos (13) que no han ejercido su trabajo en las Cortes con dedicación plena. Sin embargo, esta obligación aparecía contemplada como tal en el acuerdo de legislatura que los 129 diputados socialistas y naranjas sellaron el pasado 24 de febrero en la Cámara baja.

Su inclusión en el pacto de El Abrazo fue autoría del equipo negociador del PSOE, ya que implantar la dedicación exclusiva de los diputados a sus tareas parlamentarias es una apuesta personal de Pedro Sánchez, una de sus políticas bandera en materia de regeneración democrática. De los dos socios de este periodo frustrado, es precisamente el PSOE el que tiene más fácil poner remedio al incumplimiento de tal premisa. La mayoría de sus diputados que ejercen extramuros de la Cámara baja son cargos electos en ayuntamientos, fundamentalmente alcaldes y concejales, que no perciben remuneración, salvo dietas por asistencia a plenos y comisiones municipales en algunos casos. En este cupo se encuentran, entre otros, el alcalde de Alcalá de Guadaira (Sevilla), Antonio Gutiérrez Limones, quien, además, está salpicado por un caso de presunta corrupción local; la regidora de Valdepeñas de Jaén, María de la Paz del Moral; o Juan Jiménez Tortosa, alcalde de Benahadux (Almería) y diputado provincial.

Hay actuales diputados del PSOE que no sólo dan conferencias, sino que van más allá en el ejercicio docente

A iniciativa de Sánchez, el PSOE ya registró en octubre de 2014 una proposición no de ley en este sentido, pero la iniciativa fue rechazadapor 176 votos en contra, frente a 120 a favor y dos abstenciones. El texto emplazaba a promover las modificaciones normativas necesarias para hacer efectivo el principio de dedicación plena de los miembros del Congreso y el Senado "impulsando para ello la ampliación del régimen de incompatibilidades establecido en la ley electoral". Los socialistas sólo admitían como "lógicas excepciones" actividades relacionadas con la tarea política como conferencias, presencia en tertulias de radio y televisión, colaboraciones en prensa o publicaciones, todas ellas, por supuesto, sin remuneración. En cambio, hay actuales diputados del PSOE que no sólo dan conferencias, sino que van más allá en el ejercicio docente. Por ejemplo, el portavoz de Educación en el Congreso, Rafael Simancas, afirma en su declaración que es "profesor contratado, a tiempo parcial, en la Universidad Rey Juan Carlos".

Uno de los parlamentarios socialistas que alternan el escaño con la actividad privada es Francisco Hernández Spínola, electo por Santa Cruz de Tenerife, que dice ser "viticultor, percibiendo subvenciones del Programa comunitario de apoyo a las producciones agrarias de Canarias POSEI".

Administradores y abogados

En cuanto a Ciudadanos, el partido de Rivera no contempló la dedicación plena dentro del reglamento interno para sus 40 diputados, por lo que se habría visto obligado a corregirlo si el acuerdo de El Abrazo hubiese salido adelante. Tal y como informó Vozpópuli, el texto aprobado por la formación emergente no fija ninguna cláusula de exclusividad y se remite aquí al Estatuto de los diputados de la Cámara baja. En la bancada naranja sobresalen los casos de Patricia Reyes, secretaria tercera de la Mesa del Congreso, y Elena Faba, portavoz en la Comisión de Empleo y la de Industria. La primera es concejal del Ayuntamiento de Boadilla del Monte, "sólo percibiendo dietas por asistencia a los plenos del Ayuntamiento", abogada "sin relación con el sector público" y administradora de la mercantil Yatay Ediciones SL, "sin relación con el sector público y sin percibir ningún tipo de remuneración".

Por su parte, Faba es administradora única de las mercantiles Deimos Informática y Servicios SL y DTV Comunicación y Estrategia Digital; y administradora solidaria de Edu Calia SL, según reza en su declaración, dichas mercantiles se dedican a la informática, telecomunicaciones y ofimática; asesoramiento estratégico en comunicación y marketing digital de última generación; implantación y explotación de canales de televisión por internet; formación, selección de personal y asesoría en recursos humanos; y economía social. Señala que no recibe por tales empresas ningún tipo de remuneración y que no tienen relación con la Administración Pública.

Por otro lado, también hay parlamentarios naranjas que son abogados de profesión y que no han renunciado al ejercicio tras conseguir el escaño. Es lo ocurrido con Virginia Millán Salmerón, electa por Sevilla, o Antonio Rodríguez Vázquez, por A Coruña. Sin embargo, su compañero Rodrigo Gómez, diputado por Zaragoza, sí declara que pasó a "colegiado no ejerciente" desde el día 1 de enero de 2016. Otro electo centrista, el portavoz en la Comisión de Cultura, Toni Cantó, da cuenta de su actividad como actor, con un "contrato de trabajo para una serie de televisión" firmado con la productora Diagonal TV. 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba