España El PP se apresura a reformar la ley del Constitucional para poder castigar la desobediencia de Artur Mas

El partido de Gobierno quiere asegurar la aprobación de la norma antes del fin de la legislatura ante el creciente desafío del presitente catalán. "Nadie va a aprobar la independencia de Cataluña", advierte Rafael Hernando en el Congreso.

El PP ha registrado este martes una proposición de ley urgente en el Congreso para que el Tribunal Constitucional tenga capacidad sancionadora si se incumplen sus sentencias, una iniciativa que es la "evidencia", afirma, de que "nadie va a aprobar la independencia de Cataluña". Se trata de una proposición de ley que han registrado en el Congreso el portavoz del grupo Popular, Rafael Hernando, y el candidato del PP de Cataluña a las elecciones del 27 de septiembre, Xavier García Albiol, quien ha asistido a la reunión de su grupo parlamentario.

García Albiol ha pedido el apoyo de todos los grupos, sobre todo el de UDC y PSOE

La iniciativa, que se ha registrado por el procedimiento de urgencia para que pueda ser aprobada en lo que queda de legislatura, persigue también que el Constitucional pueda sancionar a las autoridades o personas que incumplan sus resoluciones, e incluye la posibilidad de suspenderlos en sus funciones y multas que oscilan entre los 3.000 y los 30.000 euros.

Es evidente que la iniciativa hace referencia al desafío soberanista del presidente catalán, Artur Mas, y su obstinación en celebrar un referéndum que el propio Constitucional declaró ilegal y que el mandatario regional se empeñó en celebrar el pasado 9 de noviembre y que le valió varias querellas por malversación y desobediencia.

"La broma se ha terminado"

Según ha explicado Hernando, con el trámite de urgencia se pretende que el pleno del Congreso vote la toma en consideración de esta proposición la semana del 14 de septiembre y después vote el texto legislativo el 29 de septiembre, dos días después de las elecciones. A continuación, la proposición de ley pasará al Senado, para que, en el caso de que se introduzcan enmiendas, pueda volver a tiempo al Congreso y ser aprobada definitivamente antes de que acabe la legislatura, ha añadido.

El propio Hernando ha explicado en su cuenta de Twitter que la finalidad de la proposición es "dotar a nuestro Estado de Derecho de más garantías y de herramientas más sólidas", además de "garantizar los derechos de todos y dotar de garantías y de elementos coercitivos para cumplir las normas".

La proposición de ley modificaría la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional y, según García Albiol, va "en contra de aquellos que "pretenden saltarse las reglas del juego", no respetan las decisiones de los tribunales y quieren "romper" Cataluña. Es, ha añadido, "la forma más clara de demostrar que no lo van a conseguir".

Albiol ha pedido a todos los grupos parlamentarios del Congreso que apoyen la iniciativa, un reclamo que ha dirigido especialmente a UDC y al PSOE. El candidato catalán cree que la proposición de ley es la "garantía de que nadie pueda incumplir las resoluciones del Alto Tribunal y es un mensaje muy claro" a los que quieren romper Cataluña del resto de España "de que la broma se ha terminado".

No osbtante, el PSOE ha sido de los primeros en rechazar la propuesta del PP, al que ha acusado de hacer una "utilización partidaria de las instituciones", de "deslealtad" e "irresponsabilidad". El secretario de acción política y ciudadana del PSOE, Patxi López, ha anunciado que su partido no va a apoyar la reforma, ya que conlleva "irregularidades legales".

Munté: "Inconstitucional y electoralista"

La respuesta del Gobierno catalán no se ha hecho esperar. Su portavoz, Neus Munté, ha calificado de "inconstitucional" y "electoralista" la propuesta del PP. En rueda de prensa, Munté ha denunciado el "claro carácter inconstitucional" de la propuesta del PP, que ha descrito como "un acto electoral" de García Albiol, en el que se han "utilizado las instituciones del Estado". Ha mostrado además su "enorme sorpresa" por el hecho de que el PP "hable de incumplimiento de sentencias", ya que "es el Gobierno español el que incumple numerosas sentencias del TC".

"Nada que temer"

El secretario general del PSOE, Pedro SánchezSánchez, ha asegurado que el PP "vuelve a instrumentalizar con fines electorales" y "partidistas" las instituciones con su propuesta "unilateral" para que el Tribunal Constitucional pueda sancionar a los que incumplan sus sentencias.

En declaraciones desde Lima difundidas por el PSOE, Sánchez ha criticado la "incapacidad política" del presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, que, ha dicho, "desgraciadamente" ha dejado "de ser el presidente de todos los españoles y legisla para la extrema derecha de su partido".

"El señor Rajoy, que tanto habla de España, qué poco la quiere y qué mal la defiende", ha señalado Sánchez quien ha hecho hincapié en que la modificación de la ley del TC que plantea el PP supone "instrumentalizar" las instituciones "que deberían servir para el interés general".

Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de SantamaríaSantamaría, ha asegurado que nadie tiene "nada que temer" de la proposición presentada por el PP, salvo que incumpla la ley, porque lo único que hace es "fortalecer" el marco constitucional. 

"Es garantizar el principio a la tutela judicial efectiva también en el ámbito constitucional y, si todos estamos dispuestos a cumplir la ley y las sentencias de los tribunales, pues nada hay que temer a este tipo de disposiciones, que lo que hacen es fortalecer el marco constitucional", ha dicho en los pasillos del Senado.SáenzA""no hay nada que temer".

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba