El cabeza de cartel por Málaga desata una pugna sorda en la cúpula del PP

Guerra sorda entre Arenas y Cospedal por el control de las listas andaluzas

Dolores Cospedal y Javier Arenas vuelven a la gresca. Las listas electorales de Málaga han abierto una sorda pugna en la cúpula del Partido Popular, segunda entrega de la batalla librada hace un par de años para la designación del presidente regional.

Dolores Cospedal, Mariano Rajoy y Javier Arenas.
Dolores Cospedal, Mariano Rajoy y Javier Arenas. EFE

La lista electoral de Málaga ha reabierto un viejo pulso interno en el PP andaluz. Arenas contra Cospedal o viceversa. Enésimo asalto. ¿Penúltimo choque?. Los 'arenistas' andaluces pretenden tomar el control del Ayuntamiento malagueño, último reducto del poder territorial del PP andaluz. La secretaria general del partido ha plantado cara. Y esta vez lleva las de ganar, comentan los suyos. La renuncia del cabeza de cartel, García Urbano, que deja la política para volver al Regristro, ha abierto las compuertas del vendaval. Colocar a la número tres, Carolina España, de número uno podría ser la solución, según estas fuentes.

Dolores Cospedal sufrió una humillante derrota hace un par de años en la batalla con Javier Arenas por controlar la estructura del PP andaluz. El veterano vicesecretario general del partido, un superviviente irrepetible, impuso a su candidato, Juan Manuel Moreno Bonilla, con el apoyo de Soraya Sáenz de Santamaría y de Jorge Moragas. Una escaramuza que dejó heridas profundas en la actual secretaria general del partido. Cospedal desde entonces se lama demasiadas heridas. Ese pulso andaluz perdido, la derrota en su comunidad, el ninguneo en Génova. Pero no se rinde.

Una alcaldía en disputa

La pieza de caza ahora es la alcaldía de Málaga, la plaza más importante del PP en la región, donde está a punto de perder el Ayuntamiento de Granada, tras la forzada renuncia de su hasta ahora titular, Juan Torres. Las huestes de Arenas, con Moreno Bonilla y Elías Bendondo, presidente de la Diputación malagueña, se han lanzado a la conquista de ese sillón, defendido desde hace 16 años por Francisco de la Torre, un referente del partido en la región y un puntal inamovible en la capital de la Costa del Sol. Paco de la Torre es ahora el líder del PP más poderoso en la comunidad.

El círculo de Arenas quieren que el alcalde malagueño concurra en las próximas generales en la lista por Madrid

Los hombres de Arenas, por eso, pretenden enviar a De la Torre a Madrid, con el señuelo almibarado de que ocupe la cabeza de cartel en la lista de las generales. Un puesto al que también aspiraba Celia Villalobos, que no lo consiguió en los comicios de diciembre. Villalobos ha asumido que carece de apoyos a nivel regional y en Madrid sólo le respalda Mariano Rajoy, quien ha optado por apartarse de esta batallita. Luego la compensó, eso sí, con la vicepresidencia, efímera, del Congreso de los Diputados.

El actual alcalde malagueño se ha revuelto contra esta escaramuza de la dirección regional andaluza, 'sinuosa y sibilina', según gente de su entorno. Amparado por Dolores Cospedal y en su poder local, ha desarbolado a las primeras de cambio esta ofensiva. "No me voy, me debo a mis votantes", declaró abiertamente en respuesta a las palabras de Moreno Bonilla, en Onda Cero, quien le definió como 'muy adecuado para ocupar las listas por Madrid. Contó el asediado alcalde, además, con el respaldo del jefe de Ciudadanos en la ciudad, Juan Cassá, que amenazó con retirar su apoyo al PP si hay cambios en la cúpula municipal. 

El beneficiario de la jugada

La jugada, por el momento frustrada, de Moreno Bonilla tiene un claro beneficiario: situar en la alcaldía a Bendondo, presidente provincial del PP malagueño, pieza clave y leal de Arenas y actual titular de la Diputación donde está a punto de ser desalojado por una moción de censura liderada por el PSOE. 

El PP realizará también cambios en las listas de Segovia y Canarias, por los escándalos protagonizados por sus cabezas de cartel 

Cospedal dejó claro este martes que las listas del PP las elabora y bendice el comité electoral, que para eso está. Un aviso a los navegantes del PP andaluz. En Génova aseguraban luego que este asunto se está estudiando. La secretaria general confía en haber dinamitado la jugada de Arenas y sus peones andaluces. Circulan varios nombres para encabezar las listas al Congreso y, desde luego, no será el alcalde malagueño. Ha emergido con fuerza el nombre de Carolina España, actual número tres de la lista, que pasaría por delante de Villalobos para situarse al frente del cartel. Carolina España fue concejal del Consistorio de la Costa del Sol, goza de una influencia mediática más que notable, tiene excelentes relaciones con De la Torre y cuenta con las bendiciones de la dirección nacional. También se habla de Esperanzas Oña, alcaldesa de Fuengirola y eternamente presente en todo tipo de quinielas.

Málaga es una de las tres plazas donde el PP ya ha anuncio que introducirá cambios en sus cabeceras de cartel de cara a las nuevas generales. Segovia y Canarias son las otras dos, debidos ambos a los escándalos protagonizados por Gómez de la Serna y el exminsitro José Manuel Soria. Cospedal viaja este jueves a Guadalajara, en su feudo castellano-manchego, como acompañante de Mariano Rajoy, cuarta visita a tierras de Castilla la Mancha en los últimos tres meses.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba