La Comisión de Asuntos Institucionales del Parlament ha aprobado este miércoles el dictamen de la ley de consultas, paso previo a su aprobación en el pleno, con los votos favorables de todos los grupos salvo PPC y Ciutadans, que han avisado de que es un "engaño" para convocar la consulta el 9 de noviembre.

El dictamen ha sido aprobado por 17 votos a favor (CiU, ERC, PSC, ICV-EUiA y CUP) y 4 en contra (PPC y Ciutadans), mientras que se han rechazado las enmiendas del PPC, Ciutadans, PSC e ICV-EUiA.

Tras este trámite, la ley, que está inicialmente pensada para convocar la consulta del 9 de noviembre y otros mecanismos de participación ciudadana, deberá pasar ahora por el Consejo de Garantías Estatutarias, para que dictamine si es constitucional, y, posteriormente, se someterá a su aprobación definitiva en el pleno del Parlament en septiembre.