Atentado en Barcelona Pablo Pérez, ¿la víctima número 15?

En el interior del vehículo que se dio la fuga tras saltarse un control de Policía en la Diagonal de Barcelona se encontró un cadáver que en un principio se creyó que podía ser uno de los sospechosos. Posteriormente se conoció que estaba en el asiento de atrás y con heridas mortales de arma blanca. Aún no se sabe si está o no relacionado con los atentados. 

Dos Mossos, en una imagen de archivo.
Dos Mossos, en una imagen de archivo. EFE

Los datos confusos del atentado que sembró el pánico en Barcelona la pasada tarde del jueves van saliendo a la luz. Se han comentado muchos de los puntos de la investigación. Se conoce el nombre e incluso el rostro de los que eran los cuatro principales sospechosos de la Policía en relación con los atentados, se ha confirmado que tres de ellos fueron abatidos en el segundo ataque producido en Cambrils en la madrugada posterior al atropello en el centro de la ciudad condal. Se sabe que de ellos, todavía uno continúa en busca y captura, YounesAbouyaaqoub,y que la identidad del que conducía la furgoneta aún es confusa. 

Se sabe que la célula terrorista que planeaba un ataque de mayor magnitud en la ciudad estaba constituida de una docena de personas y que en el municipio de Alcanar (Tarragona) tuvieron una explosión fortuita que provocó que el ataque no fuera peor. Sin embargo, entre el atropello masivo en la Rambla -que acabó con la vida de 13 personas y más de un centenar de heridos- y el ataque en Cambrils -en el que cinco individuos atentaron contra la vida de los allí presentes y que mataron a una mujer-, hubo un acontecimiento que dio un giro a los hechos y aún hoy no se conoce si estuvo o no relacionado con los atentados: un vehículo se saltaba el control de la Policía en un lugar cercano de Barcelona, en la Diagonal, embistiendo a los Mossos d'Esquadra que vigilaban la zona y rompiendo el fémur a una agente. 

Se llamaba Pablo Pérez, tenía 35 años y vivía en Vilafranca del Penedés

Este hecho, en un principio aislado, acabó con la localización del vehículo a tres kilómetros del control, en Sant Just Desvern. En su interior se encontró un cadáver que en un principio se creyó que podía ser uno de los sospechosos al que dispararon los agentes. Posteriormente se conoció que el cadáver estaba en el asiento de atrás y con heridas mortales de arma blanca, por lo que habría sido asesinado. Este individuo ha sido identificado este sábado: se llamaba Pablo Pérez, tenía 35 años y su familia era de Navalmoral de la Mata (Cáceres). Pablo Pérez nació y vivía en Vilafranca del Penedés (Barcelona). 

Una de las líneas que tiene presente la investigación es que ese altercado tuviese relación con los atentados. No solo eso, una de las hipótesis es que la persona que causó el atropello a una velocidad incontrolable por la zona tan transitada que es la Rambla fuese la misma que atravesó el control y se dio a la fuga dejando el coche y un muerto en el mismo en la zona de Sant Just Desvern. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba