El 'batzoki', nombre por el que se conoce a las sedes políticas y sociales del PNV, de la localidad vizcaína de Erandio ha aparecido este martes por la mañana con pintadas en las que se recuerda la huelga de hambre del preso de ETA Patxi Ruiz y se pide la amnistía total para todos los reclusos de la banda.

Ya suman 16 las sedes del PNV atacadas en los últimos días en la campaña emprendida a favor de Ruiz, desde que el pasado 11 de mayo comenzara una huelga de hambre y sed. También se han saboteado últimamente otras sedes políticas, como las del PNV y algunas de Podemos Euskadi.

Por otro lado, la casa del pueblo del barrio bilbaíno de Txurdinaga fue atacada este pasado lunes por la noche también con pintadas a favor del preso de ETA Patxi Ruiz.

Durante esta campaña de acoso, atacaron también el domicilio familiar de la secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia

El sabotaje se produjo a las 23.00 horas de este lunes, y son ya más de una decena las sedes socialistas que han sido atacadas desde que el pasado 11 de mayo Ruiz iniciara una huelga de hambre y sed.

Ataque en una sede del PSE-EE

Ataque a la casa de Idoia Mendia

Durante esta campaña de acoso, atacaron también el domicilio familiar de la secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, un autobús y quemaron cajero de una entidad bancaria, además de realizar pintadas en mobiliario urbano de diferentes localidades del País Vasco.

Se atacó con pintura y panfletos de 'asesina' el domicilio familiar de la líder del PSE-EE y su marido, el teniente de alcalde de Bilbao, Alfons Gil.

Precisamente, a través de Twitter, Gil ha asegurado que "esto no puede seguir así". "Nuevos tiempos con viejos modos son incompatibles", ha apuntado.