España

Los Mossos detienen a un francotirador que quería matar a Sánchez por exhumar a Franco

Un vigilante de 63 años de Tarrasa con problemas psicológicos almacenaba en su casa rifles de alta precisión y hasta un fusil de asalto

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su comparecencia tras el fallo del Supremo sobre las hipotecas
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su comparecencia tras el fallo del Supremo sobre las hipotecas EFE

Los Mossos d'Esquadra han detenido este jueves en Tarrasa (Barcelona) a un hombre que pretendía atentar contra Pedro Sánchez, según informa Público. El detenido es Manuel Murillo Sánchez, un francotirador de 63 años que pertenece al club de tiro del Vallés.

A raíz de los planes de sacar los restos de Franco del Valle de los Caídos, este admirador del dictador y experto francotirador -posee las mejores marcas en el club de tiro olímpico del Vallés- empezó a señalar en un grupo de Whasapp que estaba dispuesto a “sacrificarse por España” para acabar con el jefe del Ejecutivo y que no le importaba ser después capturado. Se refería a él  como “este rojo de mierda”.

Fueron participantes del grupo los que dieron la voz de alerta a los Mossos d'Esquadra.

En el momento de su detención, la Policía catalana encontró en su vivienda un arsenal con 16 armas de fuego, entre los que se encontraban varios rifles de precisión y un subfusil deasalto, así como dos pistolas en el maletero de su vehículo, una modificada y otra legal. Por su trabajo de vigilante de seguridad nocturno era un gran conocedor de las armas, conocía su transformación al detalle y cambiaba de trabajo frecuentemente. 

Discreción desde Moncloa

Tras ser capturado se dio el aviso a los servicios de seguridad de La Moncloa pero el Ejecutivo optó por que la mejor opción era la discreción. En la investigación están participando tanto Policía Nacional como Guardia Civil,  y la Audiencia Nacional rechazó el caso, considerando que no se trataba de una amenaza terrorista, sino meramente una "proposición de homicidio de autoridad".

Asimismo, fuentes del Ejecutivo han confirmado la información aclarando que “en ningún momento se ha visto comprometida” la seguridad del presidente del Gobierno.

“Este tipo de amenazas es una constante a la que, por supuesto, no debemos acostumbrarnos. Además de agradecer las muestras de solidaridad recibidas, es necesario seguir trabajando por la serenidad en el debate político”, añaden las mismas fuentes.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha dicho, por su parte, que después de las noticias publicadas sobre este hecho su "única respuesta" es que se mantenga "el sosiego y la serenidad". "Pido normalidad y trabajo", ha dicho.

Murillo se encuentra en prisión incondicional en el centro penitenciario Brians-2, en Sant Esteve Sesrovires. En el momento de su declaración confesó su idea de atentar contra el presidente del Gobierno.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba