España

Cifuentes recupera a un hombre fuerte de Ruiz-Gallardón para dirigir el Metro de Madrid

Juan Bravo, el que fuera concejal de Hacienda y hombre fuerte de Alberto Ruiz-Gallardón en el Ayuntamiento de Madrid, será nombrado consejero delegado del Metro.

Juan Bravo, junto al exministro Alberto Ruiz-Gallardón.
Juan Bravo, junto al exministro Alberto Ruiz-Gallardón. Madrid.es

El consejero de Transportes de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán, que es el presidente de Metro de Madrid, presidirá el próximo martes día 1 de septiembre el consejo de administración de la empresa en el que se nombrará consejero delegado a Juan Bravo, el que fuera edil del Ayuntamiento de Madrid.

La carrera política de Bravo ha estado ligada a la del exministro Alberto Ruiz-Gallardón, con quién fue consejero de Hacienda de la Comunidad de Madrid, además de subsecretario de Justicia. A su favor está que reordenó la Hacienda municipal, pero por contra protagonizó una subida del IBI que los madrileños tardarán muchos años en digerir. También dejó la deuda del Ayuntamiento en cifras récord debido a las obras de la M-30 que dispararon el presupuesto y la deuda del municipio hasta cifras no conocidas nunca en la historia de la ciudad.

La carrera de Bravo ha estado ligada a la de Gallardón, con quién fue consejero de Hacienda de la Comunidad, además de subsecretario de Justicia

Sus broncas con Manuel Melis, el ingeniero cerebro de la nueva M-30, eran, según dicen en el Ayuntamiento, monumentales, pues el presupuesto de la obra se disparaba constantemente. El ingeniero amenazaba con ‘chivarse’ al alcalde de que su concejal ponía trabas a la remodelación de esa carretera. Licenciado en Derecho, y funcionario de la Comunidad de Madrid, conoce el Metro, pues fue consejero durante una de las anteriores legislaturas.

Además, fue uno de los bastiones de Gallardón cuando las relaciones entre el Gobierno de la Comunidad de Madrid y el del Ayuntamiento eran explosivas y ambos eligieron esta empresa para pelearse. En un consejo de administración Juan Bravo llegó a proponer que se votaran decisiones que hasta la fecha eran competencia del consejero delegado y del gerente de la empresa. Por entonces, el alcalde quería más poder en el Metro, pero no tenía la mayoría en el consejo. A consecuencia de esto, el enfrentamiento llegó al ridículo cuando el entonces concejal de Hacienda protestó por el hecho de que la bandera de la Comunidad de Madrid fuera más grande que el logotipo del Metro.

La dimisión de Alberto Ruiz-Gallardón como ministro de Justicia dejó fuera del Gobierno en el que entonces era subsecretario del departamento. Y es que Bravo fue el único concejal que abandonó el Ayuntamiento para irse con Gallardón cuando el alcalde de Madrid fue elegido ministro por Mariano Rajoy.

Menos viajeros, más problemas

El Metro ha tenido en los últimos años una importante reducción de viajeros, a la vez que ha aumentado sus gastos debido a la ampliación de la red que quedó frenada a consecuencia de la crisis económica. Y es que hace algunos años se hizo un ERE que afectó a cerca de setecientos trabajadores. La OCU publicó recientemente en su página web un estudio que señalaba que los ciudadanos de Madrid ya no estaban tan satisfechos de su transporte como hace años. Le daban 58 puntos (sobre 100) frente a los 66 logrados en el año 2010.

El nuevo consejero delegado tendrá, entre otras misiones, priorizar las inversiones y proceder a la contratación de conductores

Estos ciudadanos se quejaban de la insuficiente frecuencia de paso de trenes en horas punta y especialmente en horas valle (donde la valoración se queda en un 40 sobre 100). Pero además criticaban otros aspectos como la puntualidad o el confort en los vagones eran aprobados por los pelos. Frente a las críticas, los usuarios valoraban positivamente la cobertura de la red y la seguridad.

El nuevo consejero delegado tendrá, entre otras misiones, priorizar las inversiones y proceder a la contratación de conductores, ya que tras el ERE la empresa tiene dificultades en organizar los turnos en este puesto de trabajo.

Debido a esta situación, la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, afirmó la pasada semana, tras visitar el Centro de Control de Seguridad de Metro, que se compromete a trabajar para mejorar las frecuencias en el próximo verano. Por otra parte, la presidenta explicó que la empresa prepara una inversión de 200 millones de euros que servirán, además de para aumentar la seguridad, para renovar las comunicaciones y mejorar la red.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba