OPERACIÓN FÉNIX

Una empresa británica de Conde tiene conexiones con los paraísos fiscales de Isla de Man, Nevis y Tórtola

La investigación sobre el entramado societario del ex banquero llega hasta el Caribe y las Islas del Canal. Drayton Management Limited, una sociedad con sede en Londres desde la que se enviaron millones de euros a España como pago de facturas ficticias, contaba entre sus directivos con personas y mercantiles afincadas en territorios con legislación laxa. La Guardia Civil aún intenta saber dónde está oculto el dinero.

Mario Conde.
Mario Conde. GTRES

Los tentáculos de la trama empresarial de Mario Conde desmantelada en la 'Operación Fénix' se extiende más allá de Europa. Drayton Management Limited, una de las sociedades 'pantalla' investigada por el titular del Juzgado Central de Instrucción número 1, Santiago Pedraz, cuenta o ha contado entre sus directivos con personas y firmas asentadas en al menos tres paraísos fiscales. Uno es la Isla de Man, en las aguas del Canal, y bajo jurisdicción del Reino Unido mientras que los otros dos son Nevis y Tórtola, (Islas Vírgenes birtánicas) ambas en el Caribe. Además, tres cargos de la misma figuran también con responsabilidades en la suiza Galloix Holding, señalada también como uno de los puntos de partida de buena parte de los más de 13 millones de euros que el ex banquero ha repatriado desde 1999. Una tercera, la también británica Stanmore Investments Limited, es también investigada. Los investigadores sospechan que todas ellas son, en realidad, firmas 'subcontratadas' por Conde para ocultar el lugar donde aún esconde el dinero saqueado de Banesto.

Los investigadores sospechan que Conde 'subcontrató' dos sociedades británicas y una suiza para dificultar seguir el rastro de su dinero

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ha llegado a ellas después de analizar las numerosas facturas giradas por tres empresas españolas ligadas al exbanquero y su familia, con las cuales éste justificó la repatriación a nuestro país de 12 de los 13 millones que ha conseguido traer de vuelta. Se trata, en concreto, de Barnacla SA, Black Royal Oak y, en mucha menor medida, una tercera. La primera, que figura a nombre de testaferros, es señalada en las pesquisas como propiedad del propio Mario Conde. De hecho, su hija Alejandra apareció durante un tiempo como administradora, aunque ya no lo era. Mientras, en las otras dos figuran en sus órganos de dirección tanto ésta como su hermano Mario, ambos también detenidos este lunes.

Estas compañías emitían facturas a las dos empresas británicas y a la suiza por trabajos inexistentes, en la mayoría de los casos por ficticios trabajos de asesoramiento financiero e inmobiliario, en el caso de Balck Royal Oak, o para la organización de eventos, en el de Barnacla SA. Luego, las británicas Drayton Management Limited y Stanmoore Investment Limited, y la helvética Galloix Holding SA remitían desde sus cuentas el dinero por dichos trabajos nunca realizados para, de este modo, presuntamente blanquear el dinero y que éste entrara en España sin levantar sospechas sobre su verdadero origen. En el caso de Barnacla SA, además se utilizaron cinco falsas ampliaciones de capital por un valor que ronda los 4 millones de euros. Una estructura "sencilla, pero miuy eficaz" que falló con un pago de 600.000 euros que levantó las sospechas del banco español donde se iba a recibir y disparó las alertas en septiembre de 2014 del Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales (Sepblac). Ello provocó el inicio de las pesquisas.

Tres empresas extranjeras

Año y medio después, la Guardia Civil ha constatado que las tres empresas extranjeras no eran, en realidad, el origen de los fondos, sino un escalón intermedio supuestamente utilizado por Mario Conde para dificultar aún más la posibilidad de destapar el lugar donde ocultaba sus fondos. De hecho, los investigadores tienen sospechas de que las tres compañías no son ni del ex banquero ni de nadie de su entorno, sino compañías 'subcontratadas' por éste para proteger el origen real del dinero. En este sentido, las pesquisas han permitido comprobar que las mismas están relacionadas entre sí y han podido hacer una labor similar para otros empresarios que necesitaban repatriar fondos sin levantar sospechas.

Una de las empresas británicas comparte hasta cuatro cargos directivos con la mercantil suiza. Entre las tres canalizaron 12 millones de euros hacia firmas en España de Conde

De hecho, la suiza Galloix Holding cuenta como actuales administradores con tres ciudadanos del país centroeuropeo, según los documentos del registro helvético a los que ha tenido acceso Vozpópuli. Se trata de Mario Nunzio Raso, Jacques Gerard Trachsel y Stephane Reis. Los dos primeros se repiten en la británica Drayton. Una coincidencia que no es la última. De hecho, comparten otros dos nombres. Uno es el de un ciudadano con domicilio en Ginebra, Roland Leguizamon, actual "manager" de Drayton y que hasta 2007 fue administrador de la compañía suiza. El segundo es el de Juan Manuel Cid Cid, que según el registro de Londres corresponde a un "comercial" con residencia en Ginebra. En la actualidad éste figura como administrador de una firma con sede en la calle Goya de Madrid, Cocatech, que, a su vez, figura ligada a otra suiza, Coffe Capsule Holding.

Estas coincidencias no son las únicas sorpresas que depara el directorio de Drayton, la sociedad con sede oficial en Londres. De hecho, este revela conexiones con al menos tres paraísos fiscales a la vista del lugar de residencia de otros tantos directivos. Así, David Solly, reflejado como "manager fiduciario" y director, consta como residente en la Isla de Man, uno de los territorios británicos situados en el Canal que tiene consideración de paraíso fiscal. Su compañera Sarah Louise Petre-Mears, de nacionalidad británica, consta como directiva asentada en la Isla de Nevis, en el Caribe. También en este mar se sitúa el tercer integrante, la empresa Mollyland Inc. En concreto en Tórtola, territorio insular en el que se asienta la capital de las Islas Vírgenes Birtánicas.

Fuentes cercanas a la investigación confirman a Vozpópuli que, tras la detención de Conde y las otras siete personas para recopilar nuevas pruebas de la supuesta facturación ficticia y repatriación ilegal de fondos, ahora toca el turno de seguir tirando del ovillo que ha llevado hasta estas compañías de Reino Unido y Suiza para intentar localizar las cuentas del ex banquero. No obstante, no descartan que durante esas pesquisas sigan apareciendo sociedades 'pantalla' que dificulten aún más llegar hasta el verdadero origen de los más de 13 millones de euros repatriados y donde, supuestamente, puede haber aún una cantidad similar de fondos escondidos.

y cONDE ENMUDECIÓ Y DEJÓ DE SER SIMPÁTICO

De simpatíco y afable a negarse a declarar. Mario Conde había recibido el pasado lunes de modo amable y colaborador a los agentes de la UCO que fueron a detenerle a su domicilio de Madrid. De hecho, durante las catorce horas que duró el registro de la vivienda, el ex banquero les mostró su disposición a contestar a todas las preguntas. Sin embargo, este martes su actitud ha cambiado de modo significativo, según comentan a Vozpópuli fuentes cercanas a la investigación. De hecho, se acogió a su derecho a no responder al interrogatorio que habían preparado los guardias civiles y su trato con ellos fue mucho más distante que durante las primeras horas que siguieron a su arresto. Todo ello, tras un noche en los calabozos del cuartel que el Instituto armado tiene en la localidad madrileña de Tres Cantos. Un ejemplo, el de no declarar, que siguieron sus dos hijos, Alejandra y Mario.

Quien si declaró fue el abogado Javier de la Vega, asesor de Mario Conde y señalado como el presunto creador de la trama empresarial con la que se repatrió el dinero. Éste aseguró a los agentes de la UCO que desconocía que el supuesto origen de los fondos fuera el saqueo de Banesto y afirmó que la informaciòn que la familia le facilitó cuando le contrató era que los millones procedían de una herencia del padre de Lourdes Arroyo, la esposa de Mario Conde fallecida en 2007. De la Vega insistió que siempre creyó que todos ese dinero tenía como origen los negocios inmobiliarios del suegro del ex banquero, quien los había sacado de España hace muchos años.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba