OPERACIÓN FÉNIX

Los lujos del 'insolvente' Conde: golf, club náutico, servicio doméstico y 2.400 € al mes en alquilar un pazo

El análisis detallado de las cuentas bancarias de las empresas ligadas al ex banquero revela que éste no renunciaba a lujos como la navegación. Y ello pese a que aún debe pagar buena parte de la indemnización civil a la que fue condenado por el 'caso Banesto' y que adeuda al fisco más de 10 millones de euros. 

La Guardia Civil custodia la entrada al pazo gallego de Conde durante su registro.
La Guardia Civil custodia la entrada al pazo gallego de Conde durante su registro. EFE

Deber millones de euros, pero no privarse de nada. Mario Conde, encarcelado desde el pasado miércoles acusado de once delitos, vivía a cuerpo de rey desde su salida de prisión tras cumplir la condena por el 'caso Banesto'. Y ello, pese a que la Justicia aún le reclamaba buena parte de la elevada indemnización civil que le impuso y a que adeuda al fisco más de 10 millones de euros. Según revela el análisis de las cuentas bancarias de su trama empresarial desmantelada en la 'Operación Fénix', el financiero ha disfrutado todos estos años de golf, de club náutico en las Islas Baleares y de un amplio servicio doméstico, además de poder pagar unalquiler por utilizar el pazo gallego de Chaguazoso que utilizaba como segunda vivienda y acometer costosas reformas en el mismo.

El ex banquero gastó cerca de 300.000 euros en reformar el pazo gallego por el que además pagaba un alquiler mensual de 2.400 euros

Los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil han dedicado, de hecho, un parte de la investigación a analizar precisamente los gastos vinculados a esta vivienda, situada en el término municipal de A Mezquita (Ourense). Así, el análisis de las cuentas de Barnacla SL, una de las empresas claves de la trama societaria de Mario Conde y su familia ha revelado que de éstas salieron miles de euros como "pagos periódicos del alquiler y otros de cesión de uso e IVA" a la empresa Casa Grande a Cerca SL. En total, 422.600 euros entre agosto de 2009 y 3 de julio de 2013. Los investigadores destacan que cuando la compañía del ex banquero no tenía fondos suficiente "para pagar el alquiler de 2.400 euros mensuales", le inyectaban fondos desde la mercantil suiza Galloix Holding SA para hacer frente al mismo y a "otros gastos corrientes" de esta vivienda que usaba como residencia alternándola con el chalé madrileño de la calle Triana donde fue detenido.

Barnacla SL también había declarado haber pagado entre 2011 y 2013 otros cientos de miles de euros que las pesquisas vinculan directamente con este pazo y, más en concreto, con obras de reforma del mismo. Así, se recoge que en ese periodo abonó 263.979 euros a la empresa Construcciones del Bal SL, "domiciliada en Chaguazoso y dedicada a la construcción de edificios residenciales", destaca el último auto del juez Santiago Pedraz. También aparecen otros 24.172 euros pagados a un carpintero local. En total, cerca de 300.000 euros. Todo ello, con cargo a la cuenta de dicha sociedad pantalla del clan Conde que era administrada por Francisco de Asís Cuesta Moreno, persona de la máxima confianza del financiero.

Nóminas del servicio doméstico

La misma compañía también fue utilizada para hacer frente a otros gastos de la familia. En concreto, las nóminas de sus empleados que, "en su mayoría", eran en realidad miembros del servicio doméstico. En esta partida están incluidos los 3.030 euros al mes que pagaba a una de sus testaferros, María Cristina Fernández Álvarez, por figurar como administradora única de dos de sus compañías. Otros gastos relacionados con trabajadores, como los 910 euros del salario del guardés de la finca de Pollença (Islas Baleares), eran cubiertos por otra mercantil de la trama, en este caso la luxemburguesa GI Beteiligung SA.

Tres empresas de clan de Mario Conde pagaban decenas de miles de euros al mes en nóminas, "en su mayoría de empleados de hogar"

De hecho, la mansión mallorquina también era otra fuente de gastos importante. Tras la supuesta simulación de su venta en 2002 a la empresa del pequeño país europeo, la familia ha seguido manteniendo su uso con un contrato de arrendamiento ahora bajo sospecha que suponía un desembolso de 72.000 euros anuales (6.000 euros al mes). Pagos que se interrumpieron en 2007, tras la muerte de la primera mujer de Conde, Lourdes Arroyo. Pese a ello, el clan ha seguido disfrutando de la misma hasta ahora y, desde 2011, sus gastos corrientes han corrido a cargo de la sociedad del Gran Ducado. Entre ellos, el auto del magistrado destaca "los del servicio doméstico, los abonos del club náutico, recibos de teléfono etc."

Otra empresa que se hizo cargo de modo presuntamente irregular de gastos personales de Mario Conde fue Black Royal Oak, una de las tres 'patas' de su entramado societario en España. La investigación ha constatado que desde una de sus cuentas en La Caixa se destinaban todos los meses 48.200 euros al pago de nóminas. A ello se suman otros pagos para hacer frente a gastos tan diversos como recibos del agua, luz, teléfono, la comunidad de propietarios de la vivienda en Madrid donde residía la hija del ex banquero, la también detenida Alejandra Conde Arroyo, y abonos regulares por un total de 76.688 euros al bufete de otro de los arrestados, el abogado Francisco Javier de la Vega Jiménez. En esa relación, el juez destaca que también hubo cantidades destinadas a hacer frente a otro de las conocidas aficiones de Mario Conde: el golf.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba