OPERACIÓN FÉNIX

Conde invirtió parte del botín de Banesto en una fábrica de equipos de Rayos X en Italia

La investigación de la UCO destapa que el ex banquero adquirió el 25% de la empresa transalpina GMM a través de la misma sociedad luxemburguesa con la que retuvo la propiedad de la finca de Pollensa (Baleares). Desde las cuentas bancarias de esta compañía especializada en equipos de radiodiagnóstico se transfirieron entre abril de 2008 y febrero de 2015 cerca de 585.000 euros a depósitos del clan familiar.

Mario Conde abandona la Comandancia de la Guardia Civil el pasado miércoles camino de la Audiencia Nacional.
Mario Conde abandona la Comandancia de la Guardia Civil el pasado miércoles camino de la Audiencia Nacional.

Tiene más de 170 empleados y sendas plantas de producción en las localidades italianas de Seriate (Bérgamo) y Cassano delle Murge (Bari). Es GMM, una empresa especializada en la fabricación de productos médicos de diagnóstico por Rayos X a la que el titular del Juzgado Central de Instrucción número 1, Santiago Pedraz, cita de manera destacada en el auto que dictó el pasado miércoles para enviar a prisión aMario Conde. La investigación de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil apunta a que el ex banquero invirtió en esta mercantil transalpina parte del dinero que consiguió esconder de la Justicia tras ser condenado por el 'caso Banesto'. De hecho, las pesquisas han revelado que posee al menos un 25% de las acciones de esta compañía mediante una sociedad 'pantalla' radicada en Luxemburgo y que su hija Alejandra, también detenida en la'Operación Fénix', es ejecutiva de la misma. El análisis de las cuentas del clan también ha destapado que desde depósitos bancarios en Italia de GMM se transfirieron a aquellas cientos de miles de euros entre 2008 y 2015.

Conde utilizó la sociedad luxemburguesa GI Beteiligung para hacerse con el 25% de las acciones de la compañía italiana. Su hija Alejandra figura como ejecutiva de esta última

En su escrito, el magistrado considera que de la información recabada hasta ahora "se desprende que Mario Conde Conde se ocultaría tras la sociedad italiana GMM Italia". De hecho, recalca que su hija es "ejecutiva de dicha entidad" y que la información remitida por la Policía de este país a la Guardia Civil revela que una de cada cuatro acciones de la misma "está en manos de GI Beteiligung", una sociedad de Luxemburgo que las pesquisas relacionan "directamente" con el ex banquero. De hecho, esta firma radicada en el pequeño país europeo es la que, según destaca el juez Pedraz, utilizaba Conde "desde, al menos, 2002 [...] para canalizar los ilícitos beneficios que obtuvo de las apropiaciones indebidas por las que fue condenado", en referencia al dinero que saqueo durante su etapa al frente de Banesto. GI Beteiligung es, también, la que le permitió poner a salvo de la Justicia las fincas Can Poleta, de Pollensa (Baleares), y la sociedad con la que abrió diversas cuentas bancarias en España.

Transferencias desde Italia

La vinculación de Conde con la empresa italiana especializada en la fabricación de aparatos de rayos X no se limite, ni mucho menos, a la toma de dicho paquete accionarial por parte de su sociedad instrumental luxemburguesa. De hecho, entre 2008 y2015, diversos depósitos bancarios suyos recibieron transferencias de dinero procedentes de GMM y de la que auto del juez señala como una de sus filiales, General Medica Merate SPA. Así, los días 7 de abril, 16 de mayo y 23 de septiembrde de 2008, la firma italiana hizo sendos envíos de dinero a la cuenta personal que Mario Conde tenía en Caixabank, y en la que figura con firma autorizada la de Francisco de Asís Cuesta Moreno, uno de sus hombres de máxima confianza que también fue detenido el pasado lunes. En total, el ex banquero recibió por esta vía 96.412,50 euros procedentes de cuentas abiertas en el Banco Popolare y en Intensa San Paolo a nombre de GMM Italia.

Entre mayo de 2009 y febrero de 2015, el ex banquero recibió "cada tres o cuatro meses" transferencias desde Italia de 5.200 euros procedentes de cuentas de GMM

Esa misma cuenta del ex banquero fue la destinataria entre el 11 de mayo de 2009 y el 20 de febrero de 2015 de una veintena de transferencias de importes mucho más reducidos, procedentes en este caso de la filial General Medical Merate SPA. Según ha destapado la investigación de la Guardia Civil, "cada tres o cuatro meses" llegaban a ella partidas de dinero que se situaban entre los 5.200 y los 5.250 euros en divisas, todas ellas procedentes de una cuenta abierta en Intensa San Paolo. En total, por esta vía Conde repatrió 106.215,25 euros. En 2009, la que recibió dinero desde la compañía italiana fue una cuenta abierta a nombre de Barnacla SA, la sociedad 'pantalla' sobre la que pivotaba todo el entramado empresarial del clan y en la que aparecía como apoderada una de los testaferros detenidos el lunes, Cristina Fernández Álvarez. En concreto dos transferencias de divisas por un importe de 150.000 euros cada una realizadas el 28 de julio y el 14 de octubre de aquel año.

Dos años después, el 16 de junio de 2011, una segunda cuenta personal de Mario Conde también recibía fondos desde la filial de GMM. En este caso, un único envío de 21.000 euros. En total, el ex banquero ahora encarcelado recibió desde el país transalpino aproximadamente 25 envíos de dinero por un importe total de 583.627,25 euros. El juez Santiago Pedraz recalca en el auto por el que envió a prisión a Conde que, pese a conocer que dichos fondos procedían de cuentas abiertas a nombre de la sociedad de tecnología médica, el origen real de los mismos es aún "desconocido".

UNA FILIAL EN CHINA y la 'tirreno-adriática' 

GMM Italia, la empresa de la que Conde posee supuestamente el 25% de las acciones, es una veterana firma con más de 50 años de historia, según presume en su página web. En la misma se puede leer que es la líder mundial en la fabricación de equipos de radiodiagnóstico por control remoto y que se pueden encontrar en "centros hospitalarios, clínicas, universidades y estudios médicos de Europa, Rusia, Canadá y Sudamérica". Además de las plantas de producción de Bérgamo y Bari, cuenta con oficinas en Roma para comercializar su producto. Junto a GMM Italia, el grupo industrial lo integran tres filiales, una de ellas en China. En su presentación en Internet, la compañía también recalca que participa como patrocinador en una conocida prueba ciclista, la 'Tirreno-Adriática'.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba