El PP prevé la primera sesión para el 26 de julio Así es la negociación que quiere Rajoy: Rápida, secreta y sin chantajes

Rajoy asume personalmente las negociaciones para formar gobierno. Raídas, discretas, sin vetos. Se verá con todos. El primero, Pedro Sánchez. El PP prevé la sesión de investidura el 26 de julio.

El presidente del Gobierno en funciones tiene prisa. Quiere deshacer cuanto antes el desgastante bloqueo institucional. Es urgente normalizar la situación, comentaba este lunes ante un Comité Ejecutivo del PP, gozoso y exultante por los resultados electorales. A su regreso de Bruselas telefoneará a Pedro Sánchezpara citarle cuanto antes en Moncloa. El primero de la lista. Luego se verá, de uno en uno, con todos los líderes políticos, incluidos los nacionalistas moderados. PNV y Convergencia pueden ser importantes a la hora de negociar los presupuestos.

Rajoy presiona sobre la necesidad de llegar a algún tipo de acuerdo que permita salir del laberinto. Bien sea para formar el gobierno de coalición que tanto reclama, y que se antoja imposible o bien para solventar una fórmula que despeje el camino de la investidura. ‘Inasumible’, ‘impensable’, ‘disparatado’, ‘ridículo mundial’, son algunas de las expresiones a las que recurre el líder del PP para alertar ante la posibilidad de una nueva cita con las urnas. Todos los partidos coinciden en el diagnóstico pero ninguno aporta soluciones. Vetos y más vetos. Parálisis permanente.

‘Inasumible’, ‘impensable’, ‘disparatado’, ‘ridículo mundial’, son algunas de las expresiones a las que recurre el líder del PP para alertar ante la posibilidad de una nueva cita con las urnas

El horizonte no es sencillo. Todo depende, nuevamente, de que Pedro Sánchez, en delicada situación tras los penosos resultados electorales, dé su brazo a torcer. El comité federal de los socialistas del próximo día 9 puede despejar algunos obstáculos, piensan en el PP. Las disensiones en la interna del PSOE son el principal aliado de Rajoy. La obstinación del secretario general socialista se irá diluyendo, suponen en Génova.

Una ronda de vértigo

Lo primordial y urgente es la investidura. Rajoy ya da por hecho que tendrá que gobernar en minoría, negociando cada ley, cada iniciativa. Las Cortes quedarán constituidas el 19 de julio, el Rey convocará luego a la correspondiente ronda de consultas, que será vertiginosa. Se da por hecho que esta vez se le presentará al Monarca una solución ya cerrada con un candidato con los apoyos necesarios para resultar elegido. Rajoy no declinará en esta oportunidad la oferta del Monarca. Presentará su candidatura.

Los populares manejan la fecha del 26 de julio para la primera sesión de Investidura y el 28 para la segunda, en la que Rajoy resultará elegido presidente con mayoría simple, abstención del PSOE mediante. No cabe pensar en que los socialistas vayan a aparecer como el los culpables de forzar las terceras elecciones. El panorama ahora es diferente. El PP ha ganado de nuevo y ha sido el único partido que ha mejorado sus resultados con relación a diciembre. Esta vez no hay excusas, piensan en Génova, pese a la actitud intransigente que transmiten los dirigentes del PSOE. Ya aflojarán, dicen. La jura del cargo ante el Rey y la designación del nuevo gobierno podrá celebrarse en la primera semana de agosto, tal y como anunció el propio Rajoy. Estos son los plazos con los que trabaja Moncloa. El 1 de agosto puede jurar el nuevo Ejecutivo ante el Rey.

En el PP apuntan que en las negociaciones puede hablarse de todo, no hay asuntos vetados: no hay más veto que exigir la renuncia de Rajoy

Negociaciones y cesiones

Rajoy abre esta ronda de contactos dispuesto a todo tipo de concesiones, que no de “cesiones”, comentan en su entorno. Lo primero implica consenso y lo segundo es una entrega, una rendición. No hay asuntos vedados, todos los frentes están abiertos, desde el constitucional a las reformas de la Justicia, la electoral, la de Educación, las pensiones… tal y como explicó este martes Javier Maroto, vicesecretario de los populares. Puede hablarse de todo, no hay más veto que exigir la renuncia de Rajoy. “Ha ganado de nuevo y con 800.000 votos más, con 52 escaños sobre la segunda fuerza, con diez puntos sobre el PSOE, resulta irónico e inaceptable plantearlo siquiera”, apuntan desde Génova.

El presidente en funciones insistió este martes desde Bruselas en que ahora es preciso actuar con sentido común, sin presiones, “sin radiar las negociaciones”, señaló. Reproche dirigido a Albert Rivera que llegó a anunciar que jamás admitiría un Gobierno con Rajoy de presidente o con Fernández Díaz o Montoro de ministros. “Estos no son condiciones, son chantajes inasumibles, amén de torpes. A Ciudadanos le ha ido mal por empeñarse en decidir quién ha de ser el presidente del PP”, apuntaban esas fuentes, que recuerdan que el 60 por ciento de los votantes naranjas proceden precisamente del PP.

Será un julio frenético, con reuniones intensas. Nada del ‘postureo’ del pasado, seis meses tirados por la borda, ‘una lección de amateurismo’ dice esta fuente del PP. Ahora se va en serio. Rajoy coge el timón de la negociación, se verá con todos. La solución prevista: una laboriosa investidura en julio y un gobierno débil y breve a primeros de agosto.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba