El presidente del PP anuncia el congreso nacional para otoño

Feijóo, Casado y Cifuentes: las urnas consagran a los delfines de Rajoy

Los delfines de Rajoy en el PP han superado la prueba de las generales. Cifuentes, Feijóo y Casado, herederos en las quinielas, redondean excelentes resultados en los comicios del domingo.

Mariano Rajoy y Cristina Cifuentes, este domingo celebrando los resultados obtenidos el 26J.
Mariano Rajoy y Cristina Cifuentes, este domingo celebrando los resultados obtenidos el 26J. EFE

Mariano Rajoy se dispone a afrontar la renovación del PP, tantas veces aplazada. El congreso nacional tendrá lugar en otoño, una vez despejada la incógnita de la formación de Gobierno. El líder de los populares confirmó este lunes que, tras el nacional, se celebrarán todos los regionales pendientes, donde hay algunos líderes que están a la espera de su relevo, como es el caso de Luisa Fernanda Rudi en Aragón.

Los resultados que más emocionaron a Rajoy este domingo fueron los conseguidos en Andalucía, Valencia y Galicia, según confesó en la Cope. El PP logró tres escaños de ventaja sobre el PSOE en su territorio más poderoso, en la Andalucía de Susana Díaz. Casi una gesta de Juanma Moreno, quien desde que fue designado, en controvertido 'dedazo', al frente del PP regional no había conocido más que derrotas.

Los resultados que más emocionaron a Rajoy este domingo fueron los conseguidos en Andalucía, Valencia y Galicia, según confesó este lunes

Valencia fue escenario de otra proeza. Conseguir cuatro escaños más que el segundo de la lista, en este caso A la Valenciana, es una sorpresa que bordea el milagro. En un territorio agujereado por los escándalos de corrupción, Isabel Bonig ha sido la heroína de esta victoria, una luchadora nata, no siempre bien comprendida en la sede nacional de Génova. Los populares recomponen arduamente sus filas en la zona levantina, escenario de tantos éxitos y, al tiempo, de tantos desastres para el PP. De ahí la importancia de lo conseguido este domingo. Quizás el comienzo de la recuperación.

Una pica en territorio de las Mareas

El juego entre los delfines de Rajoy ha merecido particular atención en las horas posteriores al escrutinio electoral. Núñez Feijóo, el heredero por antonomasia, ha impuesto su ley en la Galicia de las Mareas. A cuatro meses de las autonómicas, en las que se juega su tercera reelección, Feijóo logró dos escaños más que en diciembre, 12 de un total de 23, el doble que el PSOE, su inmediato seguidor. Un resultado muy reseñable en una región donde el populismo de la órbita de Podemos amaga con extenderse. En un ejercicio de extrapolación y con el 42 por ciento del voto obtenido el 26-J, Feijóo se quedaría a 1,5 puntos de renovar su mayoría absoluta el próximo octubre.

En Madrid se ha rubricado otro resultado de relevancia, al pasar el PP de 13 a 15 escaños. La plaza de Cristina Cifuentes, otro de los nombres de obligada mención al hablar del futuro, ha resultado claramente reforzada, con cien mil votos más que en diciembre. Al menos la mitad de este éxito cabe atribuírselo a Esperanza Aguirre, ya que los populares superaron en sesenta mil papeletas lo obtenido en la capital en la última ocasión. El PP madrileño, asaeteado también por los procesos judiciales, recupera el tono, le pasa factura a la disparatada gestión municipal del equipo de Podemos, con Manuela Carmena al frente, y refrenda la esforzada labor de Cifuentes en la Comunidad.

Pablo Casado ha logrado el mejor porcentaje de votos del PP en la Comunidad de Castilla y León

El tercer nombre en las quinielas de la discordia sucesoria, muy a su pesar ya que huye de estos juegos recreativos de la política, es Pablo Casado, quien en su feudo de Ávila, ha logrado el mejor porcentaje de votos del PP en la comunidad de Castilla y León. El joven vicesecretario general del PP, aznarista y marianista a partes iguales, una proeza en su formación, ha empezado a emerger entre los perfiles más mencionados en los esquemas de futuro. Desarrolló una campaña electoral excepcional. Por la capital abulense desfilaron, en pocos días, la vicepresidenta, varios ministros, barones diversos, nombres de la cultura… Mucho músculo y enorme sintonía con el candidato vencedor.

Un congreso bajo control

Casado, Cifuentes, Feijóo…tres nombres inevitables cuando se habla de la renovación del PP. Rajoy va a controlar el congreso de la gran reforma pendiente. Feijóo forma parte del club de los elegidos, pero quedó atrapado en el frente gallego. Fernando Maíllo, el actual vicesecretario de Organización, ha logrado también un resultado reseñable en su Zamora natal, con seis puntos por encima del 20-D. Circula también entre los posibles coordinadores del futuro de los populares. Le falta carisma, comentan algunos. Es insustituible en la sala de máquinas, apuntan otros. Sea en el cargo que sea, Maíllo allí estará. Es el hombre del aparato, el fontanero imprescindible, la mano derecha de Rajoy y el hombre de confianza de Jorge Moragas, otro de los triunfadores de la campaña electoral.

Rajoy tiene su calendario diseñado. Primero, cerrar las negociaciones para formar Gobierno. Será a finales de julio. “Es urgente y hay que hacerlo”, comentó este lunes en Génova. Luego, el congreso nacional de la renovación pendiente del PP. La ministra Ana Pastor también brujulea inopinadamente entre bambalinas. Dicen que es la candidata de Viri. Y finalmente, antes de que concluya el año, se celebrarán los congresos regionales pendientes. Entrar en el nuevo año con un PP remozado y, si es posible, profundamente regenerado, con una estructura orgánica joven, tal y como reclama buena parte de sus actuales responsables.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba