VISITA DEL PRESIDENTE DE GOBIERNO A BERLÍN Rajoy arranca la campaña electoral pidiendo el apoyo de la derecha europea

Viaje a Alemania para encontrarse con Merkel este lunes y entrevista en Madrid con Cameron el viernes. Rajoy arranca el curso junto a los campeones europeos de la derecha. El Gobierno español es garantía de estabilidad y confianza, frente a extremistas y aventureros. Este es el mensaje electoral de la Moncloa.

Rajoy abre el curso político con dos encuentros importantes con los principales líderes conservadores europeos. Estará con Merkel y con Cameron esta misma semana. El presidente del Gobierno reactiva su agenda internacional en la que se siente muy cómodo y que le reporta una excelente imagen de dirigente respaldado por los principales líderes mundiales, algo a lo que no tienen acceso sus rivales en la contienda electoral interna.

Hay un camino a la derecha, viene a ser el mensaje que Moncloa pretenderá transmitir con estas reuniones

Merkel y Cameron, además, representan los valores de una forma de hacer política alejada de los populismos radicales que pusieron en jaque la integridad de la estructura comunitaria, en especial en los recientes episodios de Grecia, que sobrevolarán, sin duda, en las conversaciones de los próximos días. Hay un camino a la derecha, viene a ser el mensaje que Moncloa pretenderá transmitir con estas reuniones, estrictamente institucionales pero con una lectura inmediata en el panorama nacional.

Mensaje crítico contra Sánchez

La agenda internacional del presidente español, junto a los principales líderes europeos, permitirán trasladar la imagen de estabilidad que tanto se persigue en Moncloa. Su encuentro de este lunes con la canciller alemana tendrá lugar en el Palacio de Mesemberg, donde conversarán privadamente durante unas horas y posteriormente compartirán una cena oficial. El martes presidirán un encuentro empresarial hispano-germano y posteriormente está previsto que ofrezcan una rueda de prensa. Con David Cameron se reunirá el viernes en Moncloa y repasarán asuntos que afectan a la eurozona, como la profunda crisis migratoria provocada por el éxodo incontenible de cientos de miles de refugiados que huyen de las zonas en conflicto en Oriente Medio.

El presidente ha tomado personalmente las riendas de su reto más complicado y más decisivo, el de las elecciones de diciembre

Rajoy basa gran parte de su campaña electoral, que abrió el domingo en el castillo de Sotomayor (Pontevedra) con un acerado mensaje contra Pedro Sánchez, en aparecer como la única garantía de mantener el crecimiento económico que ha vivido España estos últimos años. El presidente del Gobierno ha tomado personalmente las riendas de su reto más complicado y más decisivo, el de las elecciones legislativas del próximo mes de diciembre. Sánchez carece de relevancia y peso específico en el plano internacional, como se confirmó durante su escapada estival a México, donde no logró ser recibido por el presidente del país iberoamericano. Su propio liderazgo aparece aún demasiado frágil, como pudo verse ese domingo conla misiva publicada por Felipe González en El País en la que ofrecía una contundente postura hacia el desafío soberanista catalán, muy alejada de la ambigüedad con la que se maneja la dirección del PSOE.

Las fotografías de Rajoy junto a Merkel y Cameron suponen un respaldo importante a su imagen de dirigente fiable y con relevancia en la esfera europea. Un apoyo muy bienvenido en Moncloa donde se advierte una evolución positiva de las encuestas en favor de la candidatura del PP, frente al frenazo socialista y a la incierta evolución de las nuevas formaciones, que han perdido una buena parte de su tirón entre el electorado. 

El mayor punto de inquietud se basa en posibilidad de que el PP gane pero el PSOE pueda gobernar con Podemos y otras formaciones

El PP supera ya la barrera del 30 por ciento en algunos de los estudios demoscópicos que han aparecido últimamente. La anhelada meta del 35 por ciento se antoja accesible, según comentan algunos de los estrategas de la campaña de Rajoy. Los síntomas de recuperación económica empiezan a producir el efecto deseado. El último barómetro del CIS mostraba que el pesimismo ha caído más de veinte puntos en el último año, un dato revelador. El mayor punto de inquietud se basa en posibilidad de que el PP gane los comicios pero el PSOE pueda gobernar con Podemos y otras formaciones. Este es el objetivo de los mensajes que salen de Génova, para intentar cortocircuitar los planes de Pedro Sánchez.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba