España

Rajoy acepta ya cuatro de las seis exigencias de Rivera para tener su apoyo a la investidura

El documento de trabajo ofrecido fechas atrás por Mariano Rajoy a PSOE y Ciudadanos para recabar su apoyo a la investidura contiene cuatro de las exigencias, dos de ellas con matices, que Albert Rivera planteó este martes al presidente en funciones para apoyar su candidatura.

Mariano Rajoy y Albert Rivera una de las reuniones tras los comicios del 26J.
Mariano Rajoy y Albert Rivera una de las reuniones tras los comicios del 26J. EFE

Albert Rivera, líder de Ciudadanos, ha dado un golpe encima de la mesa ante lo que considera inacción del PP y del PSOE para sacar al país de la situación de bloqueo institucional en que lleva 42 días instalado, los transcurridos desde los comicios del 26J, y ha exigido a Mariano Rajoy seis medidas de regeneración democrática y de lucha contra la corrupción que el presidente en funciones deberá aceptar si pretende tener el ‘sí’ de Ciudadanos a su investidura.

Cuatro de esas condiciones ya aparecen recogidas en la propuesta de negociación planteada por Rajoy a Pedro Sánchez y Albert Rivera fechas atrás, si bien es cierto que las presentadas por el líder de Ciudadanos tienen una mayor concreción y, en algún caso, mayor contenido. Así, el acuerdo es unánime en lo que se refiere a la no concesión de indultos a los condenados por delitos de corrupción, de la misma manera que no se conceden a los delitos de violencia de género.

Frente a la propuesta de Rivera de separación inmediata de cualquier cargo público imputado por corrupción, la propuesta de Rajoy plantea su cese exclusivamente cuando se abra contra ellos juicio oral. Un matiz que ya ha sido objeto de controversia política. Tampoco hay coincidencia plena en el punto relativo a los aforamientos. Ciudadanos propone la supresión de todos ellos, y Rajoy, mucho más conservador, se limita a sugerir la reducción de los mismos, sin concretar a qué cargos institucionales afectaría.

La creación de una comisión de investigación parlamentaria sobre la financiación ilegal del PP es la exigencia de Ciudadanos que mayor dificultad presenta

También hay acuerdo en la necesidad de reformar la actual Ley Electoral, aunque en el documento de trabajo de Rajoy se alude tan solo a la mejora de la participación electoral de los españoles residentes en el exterior, el conocido como voto rogado, mientras que Rivera despliega aquí una batería de iniciativas.

Así, el partido naranja añade a dicha propuesta el establecimiento de listas desbloqueadas, es decir, que los electores puedan votar a personas además de a un partido. En esta misma dirección, Ciudadanos quiere una mayor proporcionalidad en la ley para que los votos de los electores valgan igual, sea cual sea su circunscripción electoral, y exige limitar el cargo de presidente de Gobierno a dos mandatos u ocho años para evitar que los políticos se perpetúen en el cargo. Tres concreciones que no figuran en el documento de trabajo de Rajoy.

La exigencia que mayor dificultad presenta, al menos sobre el papel, es la creación de una comisión de investigación parlamentaria que dirima las responsabilidades políticas del conocido como ‘caso Bárcenas’, sobre la financiación ilegal del PP. Una posibilidad a la que el PP ya se ha negado en anteriores legislativas.

Sesión de investidura, ya

A estas condiciones de fondo Rivera sumó una condición “logística” y es que Ana Pastor, presidenta del Congreso, fije ya la fecha del debate de investidura para acabar con el impasse abierto. La única manera de aclarar si Rajoy se someterá finalmente a la investidura o, como ha insinuado en varias ocasiones, da una nueva espantada y retira su candidatura si no consigue los apoyos necesarios.

Las seis condiciones impuestas este martes por Rivera son una jugada de riesgo para Ciudadanos, que de negarse a la continuidad de Rajoy pasó a la abstención en segunda votación y, finalmente, ahora está dispuesto a votar ‘sí’. Una decisión que dice haber tomado ante la falta de avances en las conversaciones entre PSOE y PP.

Ciudadanos ha pasado de oponerse a la continuidad de Rajoy a estar dispuesto a votar su investidura ante la falta de acuerdo entre PP y PSOE

Con el voto afirmativo de Ciudadanos la candidatura de Rajoy alcanzaría los 170 votos favorables (137 de su partido, 32 de Ciudadanos y 1 de Coalición Canaria) a tan sólo seis de la mayoría absoluta, y abriría la puerta a una abstención técnica de alguno de los partidos de la oposición para facilitar un Ejecutivo en minoría del PP que ponga fin a ocho meses de interinidad.

La reunión entre ambos líderes prevista para este miércoles se abrirá así con el ultimátum de Ciudadanos, cuyo líder remitió este martes a Rajoy el documento con sus seis exigencias con la intención de que el presidente en funciones se pronuncia esta misma mañana sobre ellas. Si no las acepta, Rivera dará por zanjada la negociación con el PP y la celebración de unas terceras elecciones estará más cerca.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba