Sentencia Caso Nóos

Manos Limpias considera que Urdangarin y la Infanta han sido "privilegiados, la ley no es igual para todos"

El sindicato, además, ha anunciado que recurrirá la sentencia ante el Constitucional al no estar de acuerdo con la condena en costas que le ha puesto el Supremo

Iñaki Urdangarin y la Infanta Cristina de Borbón, en una imagen de archivo.
Iñaki Urdangarin y la Infanta Cristina de Borbón, en una imagen de archivo. EUROPA PRESS

Manos Limpias interpreta las condenas a IñakiUrdangarin, Diego Torres y a la infanta Cristina "como de manifiestamente privilegiadas, con lo que ello supone de vulneración del principio constitucional de que la Ley es igual para todos" al tiempo que solicita a la Audiencia de Palma su ingreso en prisión.

Además, el sindicato ha anunciado hoy que recurrirá la sentencia del caso Nóos ante el Tribunal Constitucional y con posterioridad al Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea al considerar "escandaloso" la condena en costas que le ha impuesto el Supremo.

En un comunicado, el sindicato reacciona así tras conocerse la sentencia del Tribunal Supremo que condena en costas a Manos Limpias, la única parte que mantuvo la acusación penal contra la infanta Cristina.

La Sala recuerda que dicha acusación popular pedía 8 años de prisión para Cristina de Borbón por dos delitos fiscales, y razona: "Se hace difícil pensar que un profesional del derecho considere que un delito contra la hacienda pública del que no es autor, sino cooperador necesario y por cuantía no superior a 120.000 euros, merezca ese máximo punitivo".

Por ello, aprecia en el comportamiento de esta acusación, al menos en las últimas fases del proceso, "una ausencia de prudencia y de ponderación y una absoluta y aparentemente deliberada y preconcebida impermeabilidad a cualquier elemento que pudiera favorecer a quien acusaba en solitario".

"No hubo mala fe"

Manos Limpias tacha de "escandaloso" la condena en costas que le impone el tribunal porque "no solo es ilegal sino también inconstitucional", ya que "ni hubo querella temeraria ni mala fe, cuando el Juez Instructor y la misma Sala de la Audiencia de Palma admitieron la querella al considerar que existían sólidos indicios de delito en varias resoluciones que dictaron".

En su opinión, esta sentencia "ha supuesto una seria advertencia a las acusaciones populares, donde ha quedado de manifiesto que a la hora de acusar se han establecido unas líneas rojas que no se pueden traspasar".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba