Maltrato animal Un activista es agredido con un pato vivo mientras protestaba contra el maltrato animal

España es conocida por el trato que se da a los animales en los festejos tradicionales. Las reclamaciones por parte de los activistas a favor de los derechos animales cada vez es mayor y crea una brecha creciente entre los que defienden las tradiciones y los que desean modificarlas.

En medio de todas las fiestas folclóricas que abundan por lo ancho y largo de nuestro país, un nuevo vídeo ha salido a la luz, ha abierto el debate sobre la ética de alguna de las prácticas costumbristas y puesto en tela de juicio la permanencia de algunas tradiciones. En esta ocasión se trata de un vídeo de la actividad que se somete a los animales en el pueblo Roses, una localidad de Gerona de casi 20.000 habitantes. En ella, cada año se lanzan al agua una serie de patos desde un barco para que una multitud de personas se acerque a ellos para agarrarlos y arrastrarlos hasta la orilla de la playa. A esta costumbre se la conoce como “L'empaitada d'ànecs” (en español llegaría a traducirse como 'Persecución de patos') y desde hace tiempo se ha convertido en foco de controversia por parte de colectivos ecologistas y a favor de los derechos animales.

En el vídeo se puede apreciar como un barco lanza a las aves al mar mientras que de fondo suena un coro de personas protestando con el eslogan “¡Basta ya del maltrato animal!”. La imagen, captada por un activista, muestra a una mujer que agarra a una de las aves de las patas y que la zarandea brúscamente. Tras divisar la cámara la participante decide atacar al camarógrafo y, tras ver que no obtiene el resultado disuasorio deseado, termina golpeándolo con el propio pato que lleva entre sus manos.

El agredido anima a la mujer a que siga usando el pato como arma: “Sigue, sigue, sigue. Sigue jodiendo. Sigue matando. Continúa”, pero finalmente rectifica. “Un poco de empatía hacia los animales, ¿no?”, dice.

Respecto a los comentarios del canal de Youtube de quien subió el vídeo, se pueden encontrar opiniones de las más diversas. Como es de esperar, abundan las opiniones pro-animalistas como la de TaniaNymph “La retrasada no da para más. Le molesta que le graben y sonríe. Usa el pato para golpear y luego hace como si lo hubiera salvado”. Asimismo también hay usuarios que creen que la cultura española se ha quedado un tanto antigua, tal y como cree Sergio Figuero: “España es la latinoamérica de Europa...”. No obstante, también hay críticas al activista que grabó el vídeo, como dice KdeKyurem “Vaya ecologista de mierda que le pide que le vuelva a dar con el pato. Lo que quiere es protagonismo, no evitar el sufrimiento del animal. Por eso desea otro patazo, para tener más protagonismo y recibir mas alabanzas de sus amigos giliprogres”.

Petición de firmas para prohibirlo

Ante el revuelo causado con la publicación del vídeo muchas personas se han sentido impotentes a la hora de querer denunciar actos como “L'empaitada d'ànecs”. Para ello, un grupo de activistas han creado una iniciativa en la página web Change con el objetivo de reunir firmas para la abolición del festejo y en la que exponen que, según ellos, “medio centenar de patos son innecesariamente echados al mar para ser perseguidos y capturados por el gentío a nado, generándoles un enorme sufrimiento, miedo y angustia, y ninguna medida que se pudiera adoptar evitaría este inimaginable estrés a los patos”.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba