España

Un cambio en la normativa permite al jeque del Málaga construir en una playa virgen

Un cambio exprés en la normativa municipal permite que el Ayuntamiento le ceda una parcela en la última playa virgen de la ciudad. Ecologistas y vecinos protestan por la decisión

Una excavadora trabajando en la playa de Arraijanal, en Málaga.
Una excavadora trabajando en la playa de Arraijanal, en Málaga. VOZPÓPULI

La Fundación del Málaga Club de Fútbol, de la que son patronos el jeque dueño del equipo y sus hijos, ha conseguido unos terrenos en Arrajainal, la última playa virgen de la ciudad para construir la ciudad deportiva y la academia blanquiazul. La cesión de la parcela pública por parte del Ayuntamiento se produce después de un controvertido cambio de la normativa municipal que favorece a la fundación de Abdullah ben Nasser Al Thani.

El contrato se firmó tras una modificación de la normativa por la que se permitía prestar suelo público a fundaciones sin que estas llevasen inscritas dos años en el registro correspondiente, como era el caso de la del jeque. El proyecto de la construcción del recinto deportivo data de 2012. Desde entonces fueron cuatro los años de tiras y aflojas entre la administración y el club, hasta que el 4 de mayo de 2016 se firmó el acuerdo para ceder 108.000 metros cuadrados públicos durante 75 años al jeque catarí para su construcción.

El acuerdo otorga “un bien de dominio público para realizar un uso privativo, exclusivo y excluyente”. Para el concejal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento, Eduardo Zorrilla, esta es una muestra clara de que el jeque sólo busca un enriquecimiento personal, dejando de lado el interés general que emana de la fundación.

Según el club, el interés por Arrajainal se da, en parte, por la cercanía de la playa a la zona del aeropuerto, lo que favorecería la llegada de equipos europeos para realizar sus pretemporadas en suelo malacitano. Tal y como explica un informe de la consultora Zeitor, en los primeros cinco años esta actividad podría revertir un beneficio de más de 286.000 euros. La fundación, en teoría, no puede repartir dividendos al ser sin ánimo de lucro, "pero sí se pueden poner sueldos millonarios”, apunta Zorrilla.

Problemas medioambientales

El préstamo ha levantado ampollas entre distintos colectivos ecologistas y vecinales. Los primeros advierten del importante valor medioambiental de la zona, así como la "existencia de antiguos restos" fenicios que, en su opinión, estarían en serio riesgo si finalizan las obras, que empezaron a principios de marzo.

Según un escrito que la Sociedad Andaluza de Entomología (rama de la zoología que estudia los insectos) hizo llegar a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, el lugar “es hábitat de un buen número de especies distintivas que están en elevado riesgo de desaparición por fragmentación de sus poblaciones”. Además, en un informe del arqueólogo e historiador Carlos Gozalbes, se apunta la “existencia de varias villas y posiblemente de varias necrópolis” de origen romano. Algunas de estas zonas se podrían situar en el terreno reservado ahora para el Málaga, ya que sobre el terreno no se han realizado tareas de georadar, denuncia la Asociación Ciriana.

La Fiscalía interviene

Con todos estos datos, la Fiscalía de Málaga ha abierto una investigación sobre las obras en la playa de Arraijanal. El fiscal ha pedido información a la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento, a la Delegación de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y al Seprona de la Guardia Civil para clarificar si la parcela cuenta con protección ambiental o arqueológica y, en caso de ser así, "deberán adoptarse cuantas medidas sean necesarias para preservar los valores puestos en peligro por las obras".

Por su parte, las asociaciones civiles implicadas en la paralización de las obras han presentado ante la Fiscalía de Medio Ambiente un escrito para denunciar que Urbanismo no tomó medidas respecto al riesgo de inundación que presenta el terreno durante la tramitación del plan especial para la zona. Distintos mapas de riesgo de inundación reflejan que existe peligro en gran parte de la parcela de Arraijanal, incluido una esquina de los suelos cedidos para la academia del club de fútbol.

La ciudad deportiva

Con una inversión de unos 12 millones de euros, la futura ciudad deportiva tendría un equipamiento de “10 campos de fútbol, vestuarios, oficinas de una planta, una grada de no más de 10 metros de altura y una cafetería”, argumentan desde el club para explicar que no ocasionará impacto visual en la costa. Niegan, a su vez, que vaya a construirse “un hotel o una residencia” en la que se puedan hospedar equipos extranjeros.

El recinto espera albergar en un primer momento a todos los equipos de categorías inferiores del Málaga, así como a la sección femenina del club. En unos años también está previsto que el primer equipo también aterrice allí para entrenarse.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba