España

Pineda pidió "humillar" a la abogada de Manos Limpias por quitarle protagonismo en el caso Nóos

Pese a que el juez Pedraz cuenta con diversos indicios de que Ausbanc se servía de Manos Limpias para extorsionar a sus clientes, Luis Pineda mantuvo serias diferencias con la abogada Virginia López Negrete, al considerar que estaba acaparando el protagonismo.

Virginia López Negrete
Virginia López Negrete EFE

Las fricciones que surgieron entre Luis Pineda y Manos Limpias durante el juicio del caso Nóos se evidencian en las escuchas telefónicas que reproduce el sumario de la trama Ausbanc, al que ha tenido acceso Vozpópuli, y que revelan las airadas quejas de su presidente por el protagonismo mediático que consideraba que le había robado el sindicato. Especialmente receloso se mostraba con su abogada en el caso Nóos, la letrada Virginia López Negrete, a la que dedica todo tipo de improperios y contra la que idea una conspiración para orillarla ante la prensa: "Hay que anularla, además de vez en cuando hasta humillarla un poco".

Esta conversación se registró el pasado 7 de enero, en vísperas de la primera comparecencia ante el juez de la infanta Cristina, y en ella participaron Pineda y el periodista Javier Castro-Villacañas, que trabajaba para el sindicato de Bernad. De su contenido se deduce la fractura que había surgido durante el juicio de Nóos entre Ausbanc y la letrada de Manos Limpias, pese a que durante años la supuesta asociación de defensa de los consumidores utilizó al sindicato para extorsionar a sus clientes, según estiman los investigadores de este caso.

Pineda dar órdenes a un periodista sobre López Negrete: que Bernad "no deje hueco a esta hija de puta"

Durante la charla telefónica, intervenida por los agentes de la UDEF, Luis Pineda pide a Castro-Villacañas que viaje a Palma de Mallorca para ejercer de director de Comunicación de Manos Limpias durante las cuestiones previas del juicio del caso Nóos e impida, de este modo, que la letrada actúe de portavoz de la acusación y que el presidente del sindicato, Miguel Bernad, acapare el protagonismo. "Tienes que estar tú y controlar tú la situación y hacer de director de Comunicación tú, porque Miguel (Bernad) hace lo que quiere", le ordena.

Pineda también critica la indisciplina de la abogada y lamenta los inconvenientes que esa actitud les ha ocasionado en el pasado. De ahí, que pida al periodista con el que conversa que redoble sus esfuerzos para acallarla ante la prensa. "No se le puede dejar ese minuto de gloria coño, no se le puede dejar, hay que anularla, además de vez en cuando hasta humillarla un poco. Que haga lo que se le mande porque cada vez que hace algo que no se le manda me mete en un lío. Es torpe. Corre esa voz", afirma.

Luis Pineda, Ausbanc y Manos Limpias

En el informe de diligencias previas elaborado por UDEF, se precisa que Luis Pineda y Ausbanc se sirvieron de Manos Limpias para ejercer una mayor presión a determinadas entidades así como de servir de advertencia para el resto. La asociación de consumidores se valía del sindicato para que éste ejerciera la acusación popular en determinados procesos judiciales, "con la clara intención de dirigir dicha acción procesal hacia determinados objetivos marcados por Ausbanc", bien por interés personal del propio Pineda, bien para con la información obtenida por Manos Limpias tras personarse en los procedimientos, o bien para negociar algún tipo acuerdo beneficioso para Ausbanc con la parte contraria.

Los 'pinchazos' telefónicos ordenados por el juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, revelan el malestar de Pineda con Bernard por la escasa eficiencia de sus métodos de comunicación y denotan su afán por asumir el peso de la acusación particular.

-JAVIER CASTRO: ¿Es que sabes lo que pasa también ahí, Luis? Es que el follón que tienen entre la chica ésta, la...y Miguel Bernard... Miguel Bernard sabes que no hace ni puñetero caso a nadie, osea que...

-LUIS PINEDA: Bueno, pero si estás con él y sobre todo para que no deje hueco a esta hija de puta...

-JAVIER CASTRO: ya joder, pero es que no hace ni puñetero caso a nadie, o sea es que...Eso va a ser un circo, yo si tú me dices que yo esté ahí, pero... a mí es que si tuviésemos algo...

-LUIS PINEDA: Es que el que tiene que hablar es Miguel, ella nada.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba