España

Lamela propone juzgar a Olivas y directivos de Bancaja por un "desfalco" de 750 millones

Carmen Lamela ve "indicios suficientes" para sentar en el banquillo al expresidente de Bancaja por administración desleal y blanqueo de capitales por operaciones irregulares en el Caribe

José Luis Olivas, expresidente de Bancaja, y Aurelio Izquierdo, ex director general de la caja.
José Luis Olivas, expresidente de Bancaja, y Aurelio Izquierdo, ex director general de la caja. Efe

El expresidente de Bancaja y de la Generalitat valenciana, José Luis Olivas, pone rumbo de nuevo al banquillo de los acusados. La juez de la Audiencia Carmen Lamela ha dictado hoy un auto concluyendo la instrucción del caso Grand Coral, por la que pueden ser juzgados Olivas y otros 47 exdirectivos de la caja valenciana y empresarios relacionados con una presunta trama de financiación irregular a proyectos en el Caribe.

Lamela aprecia "indicios suficientes" de presuntos delitos de administración desleal/apropiación indebida y blanqueo de capitales.

De ir adelante esta causa, Olivas -que ya tiene una condena- sumaría un nuevo frente judicial junto a otras piezas de Banco de Valencia y Bancaja, y el juicio del caso Bankia que arranca a finales de año.

Junto a Olivas, la Audiencia propone sentar en el banquillo a su mano derecha en Bancaja, Aurelio Izquierdo; el ex consejero delegado de Banco de Valencia, Domingo Parra; y a los dos empresarios socios de la caja valenciana en la trama, Juan Ferri y José Baldó.

Desfalco

"Los máximos dirigentes de Bancaja y Banco de Valencia permitieron, en unos casos, y auspiciaron en otros, una auténtica operativa de desfalco de las entidades que de modo injustificado fue a parar a manos de los socios hoteleros Juan Ferri, José Baldo y Juan Poch", expone el auto.

La juez Lamela señala directamente como máximos responsables de estas actuaciones a Olivas, Izquierdo, Parra y otro ex director general de la caja, José Fernando García de la Checa.

Parte del dinero de la trama acabó en cuentas de BPA y Andbank, en Andorra

"Se han constatado múltiples irregularidades, ausencia de racionalidad económica en parte de las inversiones, constatándose un quebranto económico del 100% de la inversión llevada a cabo por las entidades financieras Bancaja y Banco de Valencia en el Grupo Grand Coral, lo que se valora en 750 millones", añade el auto.

A esto se suma que parte del dinero que se generó en las inversiones hoteleras de Gran Coral en el Caribe mexicano acabó en cuentas andorranas, por lo que la Audiencia aprecia presuntos delitos de blanqueo. Las entidades a las que fue a parar el dinero fueron BPA, a través de Joan Paul Miquel, imputado en otras causas; y Andbank.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba