Nombramiento

El juez Sánchez Melgar, nuevo fiscal general del Estado

El magistrado Sánchez Melgar, de 62 años, que accedió al Tribunal Supremo en 2000 con los votos de la mayoría conservadora, mantiene una buena relación con el juez que instruye el caso del desafío secesionista catalán, Pablo Llarena

Julián Sánchez Melgar
Julián Sánchez Melgar EFE

El magistrado de la Sala Segunda del Tribunal Supremo Julián Sánchez Melgar es el candidato a suceder como fiscal general del Estado a José Manuel Maza, quien falleció el fin de semana pasado en Buenos Aires.

Sánchez Melgar, de 62 años y con 35 años de antigüedad en la carrera judicial, accedió al Tribunal Supremo en 2000 gracias a la mayoría de vocales del Consejo General del Poder Judicial propuesta por el PP. Fue también elegido presidente de la Audiencia Provincial de Ávila entre 1993 y en 1998, y quién le conoce asegura que es "afable", "buen jurista" y que tiene "sentido de Estado", por lo que será "un buen fiscal general".

Además, Sánchez Melgar, a quién un juez progresista califica como "muy discreto", mantiene una buena relación con el magistrado Pablo Llarena, el instructor del caso del desafío secesionista, con quién ha coincidido en la Sala Segunda del Tribunal Supremo, por lo que previsiblemente mantendrán "una buena interlocución" en relación a Cataluña.

De esta forma, el Gobierno de Mariano Rajoy opta por reeditar la fórmula de poner al frente de la Fiscalía en España a un juez del alto tribunal, como fue el caso de José Manuel Maza, y no un fiscal de carrera, como sí hizo en los casos de Eduardo Torres-Dulce y Consuelo Madrigal.

Una vez el Consejo de Ministros haya tomado la decisión, llevará la propuesta al Rey, quien será quien formalice el nombramiento de nuevo fiscal general del Estado. En todo caso, antes la designación definitiva requiere el informe del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y la comparecencia del candidato ante el Congreso de los Diputados.

Sánchez Melgar tiene una buena relación con el magistrado Pablo Llarena, el instructor del caso del desafío secesionista, por lo que previsiblemente mantendrán "una buena interlocución" sobre Cataluña.

El que con toda probabilidad será nuevo fiscal general del Estado fue uno de los ponentes de la doctrina Parot, que impidió la excarcelación de presos terroristas y otros encarcelados por delitos graves.

Finalmente, esta doctrina fue tumbada por el Tribunal Supremo de Derechos Humanos de la Unión Europea. Esta decisión fue criticada por el propio Sánchez Melgar, que alegó que no podía concederse la misma respuesta penal "al asesino de una persona que al criminal en serie".

Doctrina Botín

Al igual que Maza fue uno de los magistrados del Tribunal Supremo que votó en contra de la denominada 'doctrina Botín' que permitió librar del banquillo al banquero del mismo nombre. En concreto, había sido designado como ponente, aunque tras quedar en minoría en la Sala tuvo que abandonar la ponencia, y redactar un voto particular contrario a la mayoría.

Desde 2004, Julián Sánchez Melgar es juez suplente para resolver las peticiones del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) que precisan autorización judicial, como intervenciones telefónicas, entradas en domicilios y sistemas de escuchas.

La propuesta del Gobierno deberá ser valorada por el Consejo General del Poder Judicial. No obstante, antes de que el Gobierno haga oficial su nombramiento, Sánchez Melgar deberá acudir al Congreso de los Diputados para exponer su trayectoria y responder a las cuestiones que formulen los grupos parlamentarios.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba