LA INVESTIGACIÓN JUDICIAL

Bankia y BFA cargan contra 904 pequeños accionistas por personarse ahora en el sumario

Los representantes legales de la entidad financiera y su matriz presentan sendos escritos oponiéndose a la petición de que se les incremente la fianza de responsabilidad civil en otros 5,8 millones de euros realizada por este numeroso grupo de inversores, admitidos como acusación el pasado 9 de diciembre. Critican que todos ellos "han conocido públicamente la existencia de este procedimiento [...] y nada han hecho hasta ahora". Les acusan de querer dilatar la investigación.

Torres Kio en el paseo de la Castellana de Madrid
Torres Kio en el paseo de la Castellana de Madrid EFE

Airada reacción de Bankia y su matriz, el Banco Financiero y de Ahorros (BFA), a la reciente personación de cerca de un millar de pequeños accionistas de la entidad como nuevas acusaciones en el sumario por la salida a Bolsa de la entidad financiera. Los representantes legales de ambas han remitido al titular del Juzgado Central de Instrucción número 4, Fernando Andreu, sendos escritos en los que critican duramente que la primera petición que los recién llegados han hecho al magistrado haya sido exigir que la fianza de responsabilidad civil fijada actualmente en 38,2 millones de euros sea elevada en otros 5,8 millones. "Los nuevos peticionarios han conocido públicamente la existencia de este procedimiento [...] y nada han hecho hasta ahora", se queja BFA, mientras que Bankia recuerda que "tendrían que haberse personado hace años".

Las nuevas acusaciones acaban de pedir al juez que amplíe en 5,8 millones la fianza de 38 millones impuesta a las dos entidades y cuatro directivos

El origen de la respuesta de la entidad financiera y su matriz está en el auto del pasado 9 de diciembre por el que el juez Andreu admitía de una sola tacada la personación como acusación en el caso Bankia de la mayor parte de estos 904 accionistas. En el escrito, el magistrado ya apuntaba que todos ellos, representados por un mismo abogado y procuradora, habían solicitado "la ampliación de fianza para cubrir la cantidad de 5.832,895,49 euros", que era el dinero que en conjunto habían invertido en la adquisición de las participaciones. Andreu ordenaba que dicha reclamación se remitiera a la pieza separada en la que, precisamente, se dilucida la responsabilidad civil de los acusados en la causa.

La reacción de Bankia y BFA se produjo días después. En concreto, el 22 de diciembre. En esa fecha los representantes judiciales de ambas presentaban en la Audiencia Nacional sendos recursos oponiéndose con argumentos muy similares a la petición de los pequeños accionistas. Así, las dos entidades recordaban los vaivenes que había sufrido precisamente la cuantía de dicha fianza, de la que han debido responder a partes iguales Bankia, BFA y los cuatro principales integrantes de su antigua cúpula:Rodrigo Rato, José Luis Olivas, José Manuel Fernández Norniella y Francisco Verdú. Y destacaban que la primera fue fijada en febrero pasado en 800 millones de euros, para ser luego rebajada hasta los 34 millones en primera instancia, y a 33,5 millones poco después, hasta finalmente en noviembre ser elevada a 38,3 millones de euros en los que está fijada actualmente.

Dos vistas de medidas cautelares

Son precisamente estos cambios y, sobre todo, la celebración ya de dos vistas de medidas cuatelares para fijar la cuantía de la misma los principales argumentos de ambas defensas para cargar contra los pequeños accionistas. "Los ahora solicitantes no comparecieron en las mencionadas vistas de 9 de febrero y de 18 de noviembre de 2015 pese a que pudieron haberlo hecho personándose con anterioridad, pues la instrucción dura ya años. Sin embargo, no lo hicieron e interpusieron su escrito de personación y solicitud de ampliación de fianza tan sólo tres semanas después" de que se fijara la cifra de 38,3 millones, destacan las alegaciones de BFA. En la misma línea, el abogado de Bankia recuerda que "el supuesto perjudicado ha tenido oportunidad previa de emplear el cauce procesal abierto a tal fin por el Juzgado de Instrucción y no lo ha hecho". Las entidades apuntan también que, en este punto, cuentan con el apoyo de la Fiscalía Anticorrupción, que ya en julio y septiembre presentó sendos escritos en los que calificó de innecesario "que se vuelvan a requerir nuevas fianzas".

Bankia y BFA aprovechan el escrito para criticar de nuevo al juez por ignorar los cuatro informes periciales que avalan las cuentas de la entidad 

Finalmente, Bankia y BFA esgrimen "razones de economía procesal y derivadas del derecho a un proceso sin dilaciones indebidas" para reclamar que se rechace la apertura de "un trámite tan complejo" como es el de fijar una nueva cantidad para hacer frente a las responsabilidades civiles. De hecho, sugieren que aceptarlo ahora sería abrir la puerta a que se vuelva a hacer "cada vez que uno de los cientos de supuestos perjudicados pretenda que se garantice el perjuicio que entiende se le ha irrogado". Además, insisten en que la medida es totalmente innecesaria, ya que la solvencia de ambas, "en tanto que entidades financieras, no ofrece ninguna duda".

Los representantes legales de las entidades financieras también aprovechan la ocasión para cargar una vez más contra el informe de los peritos judiciales que destapó las supuestas irregularidades en las cuentas de Bankia en su salida a Bolsa. Así, en los dos escritos se vuelve a criticar que el juez Andreu haya ignorado "hasta cuatro informes periciales ratificados judicialmente" que contradicen la principal prueba de cargo contra ellos. Se refieren, en concreto, al encargado por Bankia al profesor Leandro Cañibano; el elaborado a instancias de BFA y Bankia por el exinspector Rubén Mansoel informe de los profesores Santiago Carbó y Francisco Rodríguez (también pagados por BFA y Bankia) e, incluso, el informe pericial solicitado por Rodrigo Rato yfirmado por los profesores Juan Zornoza, Miguel Ángel Tapia y Juan Manuel García. "De haberse tenido en cuentra los cuatro informes citados que niegan la existencia de delito en los hechos instruidos, no se habría razonablemente acordado la prestación de fianza", recalcan.

TRES AÑOS Y MEDIO DE SUMARIO

El 'caso Bankia', abierto en junio de 2012 tras admitir a trámite la querella de UPyD contra 33 consejeros del banco por supuestas irregularidades en la fusión y salida a Bolsa de la entidad, acumula ya una cifra superior a los 100.000 folios repartidos en más de 200 tomos en su pieza principal. En ésta se investiga la presunta comisión de delitos de estafa, apropiación indebida, falsificación de cuentas anuales en conexión con delitos societarios y de maquinación para alterar el precio de las cosas. Junto a los consejeros de la entidad, también están imputadas como personas jurídicas la propia Bankia y su matriz, BFA. Tras la reciente admisión de los 904 nuevos perjudicados, ya son más de 5.000 los personados como acusación.

El juez Andreu también ha abierto varias piezas separadas que suman otros 70 tomos más. Una de ellas surgió de la presentación de diversas querellas por parte de afectados por la venta de participaciones preferentes de Bankia. En ella se investiga la planificación y comercialización de este polémico producto bancario. En este procedimiento hay ya otra quincena de imputados. Andreu también abrió una pieza separada por las célebres 'tarjetas black' en la que llegaron a estar imputados 81 exdirectivos y consejeros. La pasada semana la dio por concluida con 66 encausados. Finalmente, el magistrado inició una más dedicada en exclusiva a la documentación de la auditoría que Deloitte hizo de la entidad. Miles y miles de folios más en un procedimiento cuyo atasco ha reconocido por escrito el propio juez Andreu.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba