LOS SECRETOS DEL SUMARIO

Dos casas de subastas se disputan la venta judicial de los relojes y estilográficas de la Púnica

El juez Velasco decidirá en las próximas semanas si la "venta anticipada" de más de cien artículos de lujo intervenidos a la trama la realiza 'Subastas Segre' o 'Sala Retiro'. La liquidación la ha ordenado apremiado por la falta de "un lugar adecuado" en la Audiencia Nacional para guardarlos.

Imagen incorporado al sumario de algunas de las estilográficas intervenidas.
Imagen incorporado al sumario de algunas de las estilográficas intervenidas. VOZPÓPULI

Se busca casa de subasta para liquidar las joyas de la Púnica. El titular del Juzgado Central de Instrucción número 6, Eloy Velasco, ha iniciado los trámites para decidir quién se encarga de la "venta anticipada" de decenas de relojes, joyas y plumas estilográficas de lujo intervenidos durante los registros a los principales implicados de la trama y que el instructor no sabe dónde dejar en custodia ante la falta de sitio en su juzgado. Sobre la mesa, el magistrado ya tiene dos propuestas, ambas de Madrid. La primera, 'Subastas Segre', ha sido sugerida por el constructor David Marjaliza, señalado como uno de los cabecillas de trama y en cuyas oficinas se encontraron la mayor parte de los objetos que se quieren ahora liquidar. La segunda que se postula es 'Sala Retiro'.

Marjaliza, dueño de la mayoría de los objetos de lujo que saldrán a subasta, ha propuesto una casa "por su prestigio en el sector", pero no pone objeciones a la segunda si la venta se hace "por un valor justo"

Así aparece recogido en un escrito del propio David Marjaliza, fechado el pasado jueves y al que ha tenido acceso Vozpópuli. En el mismo, el abogado del empresario se indica que éste prefiere para dicha venta a la primera de estas casas "por su prestigio en el sector". De hecho, fue el constructor quien la propuso cuando el magistrado comunicó a su letrado la intención de desprenderse de dichos objetos por la falta en la Audiencia Nacional "de lugar adecuado para depositar los relojes, plumas, joyas y efectos intervenidos". No obstante, Marjaliza no pone objeciones a que finalmente se encargue la segunda, siempre y cuando la liquidación de "los bienes intervenidos sean efectivamente realizados (sic) por un valor justo".

El escrito del socio de Granados era la respuesta a la diligencia que una semana antes le había dirigido el magistrado para que aportara al juzgado determinados detalles sobre 'Subastas Segre' ya que él era quien la había propuesto al Juzgado. En concreto, la "caución a prestar, los seguros constituidos por la entidad designada, antecedentes así como demás acreditaciones". Marjaliza le comunica al juez que no puede "certificar" la información que le pide "al ser una institución ajena" a él. Por ello, le sugiere al magistrado que sea el secretario judicial quien se dirija directamente a esta entidad "con vistas a recabar la información necesaria". Eso sí, el cabecilla de la trama y propietario de la mayor parte de los objetos que serán liquidados pide que dicho "requerimiento" dé garantías a 'Subastas Segre' "sea asímismo extendido a la nueva entidad, con vistas a obtener la mejor solución".

"Destinados a regalos"

El juez Velasco tomó la decisión de iniciar la "venta anticipada" de dichos objetos justo un mes después de los arrestos de octubre pasado. El 27 de noviembre de 2014 dictó una providenciadesconocida hasta que el pasado agosto este diario destapó su existenciapor la que ordenaba abrir una pieza separada en la causa para buscar una salida a "los relojes y plumas estilográficas intervenidos en las entradas y registros". Muchos de ellos, destacaba dicho escrito, fueron encontrados en sus "envoltorios" originales y sin abrir ya que "estaban destinados a regalo". El magistrado dejaba abierta en aquella providencia la posibilidad de incorporar a dicho proceso de enajenación otras joyas "o efectos susceptibles de su venta" que fueran intervenidos en el futuro en el transcurso de las investigaciones contra la trama de corrupción presuntamente liderada por Francisco Granados y Marjaliza.

El juez Velasco abrió en noviembre la pieza separada para proceder a la "venta anticipada" de los relojes, joyas y plumas intervenidos, la mayoría de los cuales fueron encontrados en sus "envoltorios" originales 

Es precisamente en poder de este último donde se encontraron mayor número de relojes y plumas estilográficas de lujo. En concreto, en las oficinas de la localidad madrileña de Pinto donde se ubicaba el 'cuartel general' desde el que dirigía su entramado empresarial. Según detalla el acta que en su día levantó el secretario judicial durante el registro de estas dependencias, los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil llenaron seis cajas con este tipo de objetos. La mayoría se localizó en una caja fuerte situada en el pasillo que unía el despacho de Marjaliza y el que ocupaba su secretaria, Ana María Ramírez, también imputada. Allí, se hallaron veinte plumas y bolígrafos de la marca Mont Blanc de exclusivos modelos para coleccionista y 38 relojes, entre los que había Tag Heuer, Bulgari, Hublot, Audemars Piguet y Versace, muchos de ellos de ediciones limitadas. Incluso, encontraron "una lupa de marca Cartier". Una elevada cifra de objetos de lujo a los que se añadió otra docena de estilográficas y un reloj localizados en otras dependencias de las oficinas. Todos ellos en sus cajas y, aparentemente, sin estrenar.

También numerosos relojes, plumas y joyas halló la Guardia Civil en las dos cajas de seguridad abiertas en la sucursal del Banco de Santander de la calle Conde de Peñalver de Madrid a nombre de Inversiones Watches Gold and Diamond, la empresa a la que David Marjaliza compró durante años este tipo de objetos de lujo. En total, localizaron más de medio centenar de relojes y tres plumas de un alto valor económico, además de diversas joyas y 300.000 euros en billetes de 500 euros. En este caso, se volvían a repetir las marcas de lujo que aparecieron en el despacho del socio de Granados: Tag Hauer, Bulgari, Hublot, Mont Blanc... El titular de las mismas, Juan José Sánchez Barceló, aseguró entonces a los agentes que una parte de las mismas pertenecían a clientes suyos que se los habían entregado "para reparaciones y custodia de los mismos". De hecho, cuando el pasado 6 de febrero el Juzgado comunicó telefónicamente al abogado defensor de este joyero que el magistrado había dado orden de vender los relojes y plumas intervenidos, entre ellos los que se encontraron en las cajas de seguridad de su cliente, éste se apresuró a presentar un escrito para oponerse a dicha decisión. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba