España La juez Alaya se defiende de las críticas por las prescripciones: "Se ha permitido la corrupción política"

La prescripción de las causas no es problema "ni de la Policía, ni de la Guardia Civil ni de los jueces", sino que ocurre porque "se ha consentido durante mucho tiempo que la corrupción política exista, y además con el conocimiento casi notorio por parte de mucha gente", ha declarado. 

La juez Mercedes Alaya, conocida por el caso de los ERE, es "un ejemplo a seguir" para los estudiantes de Derecho de la Universidad de Sevilla, a los que ha brindado su primera aparición pública en la ciudad y ante los que ha defendido su labor contra una corrupción extendida y de "millones y millones", según recoge Efe. 

En medio de la polémica por quién tiene la culpa porque doce acusados se van a librar de la acusación en los ERE debido a prescripciones, Alaya ha dicho que no es problema de ella ni de los agentes policiales que investigan, que se debe a la complejidad de lo que ha calificado como "tramas delictuales", que sobrepasan los medios personales y materiales de los que disponen, y de que han sido muy aceptadas.

También criticó que la reforma legal alargue los pinchazos telefónicos hasta 18 meses sin consentimiento del juez

"La culpa de esas tramas delictuales no las tenemos ni la Policía, ni la Guardia Civil, ni los jueces. La culpa de esas tramas delictuales es porque se ha consentido durante mucho tiempo que la corrupción política exista, y además con el conocimiento (hace una pausa) casi notorio por parte de mucha gente".

Fue su última frase, seguida de un enorme aplauso, tras una intervención de 42 minutos en las que lanzó contundentes críticas al hecho de que la nueva ley acote las investigaciones judiciales y, sin embargo, permita que no corran los plazos cuando se hagan "por lo bajini" y los medios informativos no hagan "ruido", dijo en un tono coloquial acorde con el tuteo que emplearon con ella.

La juez se refería a que con la nueva ley, las causas se tienen que acabar en seis meses pero se pueden prolongar 18 meses más hasta en dos ocasiones si se declaran de especial complejidad, lo que no se puede hacer por las acusaciones populares, a las que alabó, y solo si lo dice la Fiscalía, cuando entonces dijo que eso "va a misa".

Tras su lamento por la corrupción que considera extendida y conocida por muchos, también se quejó de que la reforma legal alargue los pinchazos telefónicos hasta 18 meses sin consentimiento del juez, porque reiteró que se trata de "derechos fundamentales" y desveló que con un seguimiento de un teléfono durante unos tres meses se sabe si es útil o no.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba