España

Los Juegos Mediterráneos ocupan los titulares, pero por sus escándalos extradeportivos

Solo han pasado cinco días, pero en este tiempo ha habido una inauguración polémica, un atropello, una detención por presuntos abusos sexuales, una fuga y una entrega de medallas por una de las ganadoras

Imagen de la inauguración de los Juegos Mediterráneos
Imagen de la inauguración de los Juegos Mediterráneos Europa Press

Es cierto que los Juegos Mediterráneos no tienen demasiada repercusión en la opinión pública. Ni los medios de comunicación, de la índole que sean, ni las conversaciones entre la mayoría de los ciudadanos suelen albergar comentarios sobre las medallas de Lydia Valentín o las de Néstor Abad. Este año, sin embargo, sí que están apareciendo en las televisiones, radios y diarios, aunque no precisamente por hechos a destacar ni de los que presumir, más bien por escándalos extradeportivos. 

El pasado día 22, viernes, el president de la Generalitat, Quim Torra, protagonizaba un movimiento en contra de la presencia del rey Felipe VI en la inauguración de los Juegos en Tarragona. Antes de sumarse a la ceremonia y estrechar manos con el monarca y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, Torra defendió en una concentración de un centenar de personas lemas como "Que corra el Rey" o "ni un paso atrás, construyamos la república". Rato después, se negó a saludar al jefe del Estado de forma cotidiana y lo hizo 'regalándole' un libro con imágenes de las cargas policiales durante la celebración del referéndum del pasado 1 de octubre, tumbado por el Tribunal Constitucional. A pesar de que después aplaudió el himno, la imagen hacia el exterior no fue la más adecuada. 

Torra había pedido días antes una reunión con el jefe del Estado, que fue remitida al Gobierno y finalmente denegada por Sánchez. Además, no dejó claro si asistiría o no a los Juegos. No obstante, sí lo hizo porque, según afirmó: "Es muy sencillo: estoy en vuestra casa, estoy en mi casa, estoy en Tarragona, estoy en Cataluña (...) No echarán a ningún presidente de Cataluña de su país".

En cinco días se ha producido un atropello, una detención por presuntos abusos sexuales, una fuga y una entrega de medallas por una de las ganadoras

Después de este acto que suscitó las críticas solo han pasado cinco días, pero en este tiempo ha habido un atropello por parte de un vehículo oficial, una detención por presuntos abusos sexuales, una fuga y una entrega de medallas realizada por una de las ganadoras.  

Atropello por un vehículo oficial

El primer hecho ocurrió el pasado día 26 de madrugada. Un niño de cinco años de nacionalidad irlandesa fue atropellado en un paso de peatones de Salou por un vehículo oficial de los Juegos. Fue trasladado al Hospital Joan XXIII de Tarragona, donde permanece en la UCI en estado grave.

El conductor del vehículo se dio a la fuga, aunque acudió a la comisaría de la Policía de Salou, donde se le sometió a un control de alcoholemia. El autor del atropello triplicó la tasa de alcohol en sangre permitida por ley.

Presuntos abusos sexuales

El segundo suceso ha ocurrido este mismo miércoles. Uno de los participantes en los Juegos, un atleta turco, ha sido detenido por presuntamente abusar sexualmente de una mujer en la madrugada del mismo día. Los agentes recibieron el aviso a las 5.15 horas de una joven de 25 años y de nacionalidad británica que pedía ayuda en Salou, joven que posteriormente interpuso una denuncia. 

El deportista, de 26 años, tras ser detenido, ha alegado que se conocieron en una discoteca y que intimaron de forma voluntaria. Ahora, el acusado, se encuentra a disposición de los Mossos d'Esquadra. 

Belmonte, plata y organizadora

Este mismo día, la nadadora Mireia Belmonte tuvo que ejercer de deportista de élite y de organizadora de la competición casi simultáneamente. Ya en el podio, las tres nadadoras que esperaban a ser congratuladas con sus correspondientes medallas, no daban crédito de la tardanza del equipo de organización de clausurar la competición de los 400 libres. Llegados a ese punto, la catalana fue la que colocó la medalla de bronce a la portuguesa Diana Margarida Duares.

Fue después de la iniciativa de Belmonte cuando se presentó la persona de organización encargada de esta entrega. El oro fue para la italiana Simona Quadarella y la de Badalona se hizo con la plata.

Un gimnasta tunecino, fugado

Pero la cosa no termina ahí, hubo un gimnasta que decidió no continuar en la competición, pero sin avisar. El pasado domingo, el tunecino Harzi Wissem se fugó de los Juegos. Sin saber el paradero, fue su propia familia la que se puso en contacto con el Comité de Túnez cuando conocieron que Wissem se encontraba en Montpelier (Francia).

Wissem despareció el domingo durante uno de los entrenamientos en el Pavelló Olímpic de Reus. El tunecino avisó de que iba al vestuario, pero no volvió. Eso sí, antes de fugarse a Francia, Wissen acudió a los hoteles de Port Aventura y recogió su pasaporte.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba