España Comienza la cuenta atrás: PP y C's firman el pacto anticorrupción y empiezan a negociar la investidura

Los portavoces de ambas formaciones sellan las exigencias de Rivera con un prometedor "es el principio de un gran amor". Los 'populares' muestran su deseo de que el posible pacto de investidura se convierta en un acuerdo de Gobierno.

"Es el principio de un gran amor". Con tal declaración de intenciones han comenzado los portavoces parlamentarios del PP, Rafael Hernando, y el de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta, la firma en el Congreso del pacto anticorrupción, por el que el partido naranja se compromete a votar a favor de la investidura de Mariano Rajoy en la segunda votación, que será el 2 de septiembre, tal y como anunció este jueves la presidenta del Congreso, Ana Pastor. "Se trata de un paso muy importante de cara a la regeneración y la lucha contra la corrupción. A partir de la firma de esta mañana ya hablamos de contenidos", ha anunciado Girauta. "Si algo empieza ahora es la cultura del pacto", ha dicho. Y ha insistido en que no se trata de "un pacto de Gobierno".

Según el portavoz de la formación naranja, una vez firmado "este compromiso" empieza la etapa de la negociación de contenidos: "Tenemos voluntad de alcanzar compromisos, muchos compromisos en muy pocos días". En las negociaciones, que comenzarán este viernes por la tarde, intervendrán José Manuel Villegas, Toni Roldán, Miguel Gutiérrez, Melisa Rodríguez, Luis Garicano y el propio Girauta. "Muchas de las medidas a negociar están presentes en el acuerdo de Gobierno fallido con el PSOE", ha adelantado el político catalán, añadiendo que al no tratarse de un pacto de gobierno sino de un acuerdo de investidura no habrá "líneas rojas". "No tiene por qué ser exhaustivo; puede ser muy amplio y tocar muchos ámbitos, pero no todos", ha aclarado.

"Desearíamos que en un futuro este pacto de investidura se convierta en un pacto de Gobierno", dice Hernando

Por su parte, Rafael Hernando también ha valorado la firma del acuerdo como un paso importante para continuar avanzando en el camino de la investidura y ha anunciado que su partido ha aceptado el plazo de tres meses para poner en marcha las exigencias de Rivera, a las que intentarán que se sumen "otras formaciones políticas". "A partir de ahora abrimos un proceso de negociación para alcanzar este pacto de investidura en torno a unos documentos que ya hemos entregado a otras formaciones y esta tarde vamos a iniciar esa negociación", ha informado en una rueda de prensa desde el Congreso. El equipo del PP estará compuesto por José AntonioBermúdez de Castro, Fátima Báñez, Fernando Martínez Maillo, José Luis Ayllón, Álvaro Nadal y Dolors Montserrat. Más tarde se incorporará Andrea Levy.

[Un calendario endiablado]

"Nos gustaría que fuera un pacto de Gobierno"

"Desearíamos que en un futuro este pacto de investidura se convierta en un pacto de Gobierno. Vamos a trabajar pensando en el interés de los españoles, no se merecen que haya nuevas elecciones y que España se presente ante el resto del mundo como un país en el que los políticos sólo miran por el interés de sus partidos", ha continuado Hernando, añadiendo que aunque "de momento" cuentan con 169 apoyos, intentarán sumar "a algunos más". "Ya no son tiempos para los postureos", ha zanjado al respecto, no sin antes volver a pedir a Pedro Sánchez que desbloquee la situación. "Apelo a su responsabilidad y a su sentido de Estado", ha agregado.

Sobre los presupuestos, Hernando ha subrayado la necesidad de presentar las cuentas "cuanto antes". "Ya sabemos que cuando se presente tendrá que ser negociado con el resto de las formaciones porque uno de los elementos esenciales de esta legislatura tiene que ser el diálogo. Si no, no saldrá esto adelante y esto no se lo merecen los españoles", ha dicho.

[El coste del bloqueo: Bruselas sancionará a España con 6.000 millones si no hay pactos]

Rivera anunció, el pasado día 9, el cambio del voto negativo de sus 32 diputados a Rajoy en la segunda votación si el PP aceptaba sus seis condiciones sobre regeneración democrática, aunque la suma sigue siendo insuficiente para lograr la mayoría absoluta, y ponía fecha a la investidura. Por ello, el PP tiene la intención de sumar más diputados o, al menos su abstención, para lograr en esa segunda votación más síes que noes, ya que la suma de sus diputados más los de Ciudadanos asciende a 169. 

José Manuel Villegas, Miguel Gutiérrez, Melisa Rodríguez, Luis Garicano y Juan Carlos Girauta integran el equipo de negociación de C's

La firma de este acuerdo incluye la prohibición de que ningún cargo imputado forme parte del Gobierno o tenga escaño en el Parlamento; la eliminación de los aforamientos, y la reforma de la ley electoral sobre tres principios: listas desbloqueadas, proporcionalidad y fin del voto rogado. Los otros tres requisitos son acabar con los indultos por corrupción política, la limitación de mandatos a ocho años y la apertura de una comisión de investigación sobre la "presunta financiación irregular del PP", es decir, el caso Bárcenas.

C's no descarta llamar a declarar a Rajoy

Precisamente en lo que respecta al caso Bárcenas, Girauta ha afirmado que su partido no descarta llamar a declarar a Rajoy en la futura comisión de investigación sobre la "presunta financiación irregular del PP". "Hoy se ha firmado algo más ambicioso y amplio, la creación de una comisión de investigación sobre la financiación irregular del PP", ha afirmado el dirigente de la formación naranja, que ha destacado que, aunque es pronto para saberlo, Ciudadanos no descarta llamar a declarar a Rajoy en esa futura comisión.

Girauta ha señalado que "ahora no se puede usar el verbo exigir, es una etapa de negociación y el PP está por la labor de ampliar las medidas de regeneración contra la corrupción". "No haríamos un favor a nuestro país si en este momento fuéramos demasiado concretos, porque esto no es un pacto de Gobierno, es un pacto de investidura", ha comentado.

Los seis puntos de la oferta son los siguientes:

1. Separación inmediata de cualquier cargo público imputado formalmente por delitos de corrupción política -lo que ahora se llama 'investigados'- hasta la resolución completa del procedimiento judicial. "No se sentará ni en los gobiernos ni en los escaños si Ciudadanos está en una negociación", sentenció Rivera cuando presentó su oferta.

2. Eliminación de los aforamientos ligados a cargos políticos y representantes públicos. Se trata de acabar con los "privilegios" que, según Ciudadanos, tienen los políticos frente al resto de los ciudadanos. "Todos a primera instancia", reclamó el líder del partido naranja. Eso sí, el aforamiento de diputados y senadores y de los miembros del Gobierno está blindado en la Constitución de 1978.

3. Nueva ley electoral para incrementar la proporcionalidad. Según Rivera, "después de 40 años" con la ley actual, cuya última gran reforma es de 2011 (en la que se implantó el voto rogado para el exterior), es necesario redactar una nueva que, entre otras cosas, contemple "listas desbloqueadas" para que los votantes puedan "escoger personas y no sólo partidos". La nueva norma, según Ciudadanos, también tiene que garantizar "que todos los votos valgan igual" o que haya "una mayor proporcionalidad para que no haya españoles de primera y de segunda"; así como acabar "con el laberinto del voto rogado" para que el voto de los extranjeros también valga igual. Al tratarse de una ley orgánica, su aprobación exige un respaldo de la mayoría absoluta del Congreso, lo que supone 176 diputados. Y es tradición respetada que las leyes electorales, al formar parte de las reglas del juego de la democracia, cuenten con el voto de al menos los dos partidos mayoritarios.

4. Eliminar la posibilidad de indultos a condenados por delitos de corrupción política. El PP asegura que no los concede, pero faltaría que la ley lo prohibiera expresamente para que no dejar la cuestión al albur del Gobierno de turno. Ciudadanos exige que "no se pueda anular la justicia por compadreo entre amigos políticos": "No queremos volver a ver corrupción política y encima que nos la restrieguen por la cara con indultos", demandó Rivera.

5. Limitación del ejercicio de responsabilidades de presidente del Gobierno a un máximo de ocho años o dos mandatos, una idea que Ciudadanos quiere implantar para evitar que pueda "perpetuarse" en el poder. Según dijo el dirigente 'naranja' Fernando de Páramo, si se aplicara, ésta sería la última legislatura de Mariano Rajoy.

6. Más transparencia, para lo cual se reclama la creación de una Comisión de Investigación Parlamentaria sobre "la presunta financiación ilegal del PP" del 'caso Bárcenas', por los 'papeles' del que fue tesorero del PP nombrado por Mariano Rajoy. "Que se investiguen las responsabilidades políticas que se diriman de la financiación ilegal presunta del PP", exigió.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba