EL FIN DE LA VIOLENCIA TERRORISTA

Interior levantará el último cuartel destruido por ETA tras ocho años de pleitos con el ayuntamiento

Dos millones y medio de euros. Ese es el presupuesto que Interior destinará a levantar el cuartel de la Guardia Civil de Legutiano (Álava), tras un prolongado pleito con el ayuntamiento, que se oponía a las obras.

Estado en que quedó el cuartel de Legutiano tras la explosión.
Estado en que quedó el cuartel de Legutiano tras la explosión. GTres

La madrugada del 14 de mayo de 2008 una furgoneta cargada con entre 150 y 200 kilos de amonal destruyó parcialmente el cuartel de la Guardia Civil de la localidad alavesa de Legutiano (1.400 habitantes), causó la muerte al agente Juan Manuel Piñuel Villalón, de 41 años, e hirió a veintiséis personas más. De resultas de la deflagración se derrumbó la parte central del acuartelamiento y el resto resultó gravemente afectado, hasta el punto de ser declarado en ruinas y fechas después demolido.

La redacción del proyecto básico y de ejecución del nuevo acuartelamiento se adjudicó en diciembre de 2009 al arquitecto Luis López de Armentia, que solicitó la correspondiente licencia municipal. La corporación municipal, gobernada entonces por el alcalde de EA Pedro Berriozabal (la actual alcaldesa es de EH Bildu), apostó fuerte por evitar que la Benemérita volviese a construir otro cuartel en el municipio, tradicional feudo de la izquierda abertzale, y rechazó autorizar la obra.

El ayuntamiento de Legutiano, en poder de la izquierda abertzale, se oponía a las obras de construcción del nuevo acuartelamiento

El entonces vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, declaró entonces de excepcional interés público el proyecto de construcción del nuevo edificio para eludir la negativa del consistorio. Así, el 16 de septiembre de 2011, el Consejo de Ministros autorizó la ejecución del proyecto, en un acuerdo que fue recurrido por el ayuntamiento de Legutiano. Finalmente, en marzo de 2015, el Tribunal Supremo confirmó la legalidad del acuerdo del Gobierno y autorizó definitivamente la construcción del nuevo cuartel.

El proyecto contempla un conjunto con dos partes claramente diferenciadas: un bloque de viviendas y otro de dependencias oficiales comunicadas a través de un sótano con aparcamientos. La zona más amplia, con casi dos mil metros cuadrados de construcción, estará dedicado a la construcción de 17 viviendas en dos plantas. En cuanto al bloque de dependencias oficiales, contará con una superficie construida de 885 metros cuadrados. La presentación de ofertas concluye el 21 de julio de 2016 y el plazo de ejecución de las obras es de 14 meses desde el inicio de las mismas, previsto para el 1 de marzo de 2017.

Por el atentado contra el cuartel de Legutiano fueron condenados los etarras Arkaitz Goikoetxea, Íñigo Gutiérrezy Aitor Cotano. Los dos últimos fueron acusados de viajar desde Francia con la furgoneta cargada de explosivos y su compañero de ser el autor, junto a otra persona no identificada, de la colocación y detonación de la bomba. Posteriormente, en 2011, el Tribunal Supremo anuló la condena contra Gutiérrez y Cotano al estimar que no era posible sustentar la sentencia condenatoria contra ambos cuando la prueba de cargo estaba constituida por sus declaraciones autoinculpatorias ante la Policía, que después no ratificaron ante el juez.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba