Gabriel Cruz La Guardia Civil apunta a los celos de Quezada hacia Gabriel como móvil del crimen

En rueda de prensa, las autoridades han descartado la versión de Ana Julia Quezada, autora confesa del crimen, porque Gabriel "fue educado en el amor"

Imagen de archivo de Ángel Cruz, padre del niño desaparecido en Níjar y  Ana Julia Quezada
Imagen de archivo de Ángel Cruz, padre del niño desaparecido en Níjar y Ana Julia Quezada EFE

La Guardia Civil ha apuntado este jueves, en la presentación del informe del caso de Gabriel Cruz, que Ana Julia Quezada, presunta responsable de la muerte del niño de ocho años, podría haber actuado por celos. Acusan a la mujer de detención ilegal, secuestro y asesinato.

Preguntado acerca del móvil, la Guardia Civil ha asegurado que para Ángel Cruz, su hijo era lo más importante. En este sentido, han descartado la versión de Quezada porque Gabriel "fue educado en el amor". "Nunca hubiese dicho esos insultos que ella dice", ha asegurado Juan Jesús Reina, comandante de la Unidad Central Operativa (UCO). 

Según la versión de Quezada, en la finca familiar el niño inició una discusión con ella y le acabó asfixiando. Una vez muerto, decidió enterrarle. Los investigadores del Instituto Armado dieron verosimilitud al hecho de que actuase en solitario aunque tienen la certeza de que miente en muchos puntos de su relato atendiendo a la autopsia realizada, entre otras pesquisas.

Asimismo, los investigadores han asegurado que tienen acreditado que Quezada actuó sola y que actuó de acuerdo a un "patrón ilógico". "Estamos convencidos de que tenemos la carga de prueba para demostrar los hechos", han dicho sobre la detenida. 

Preguntados por el perfil de Quezada, la Guardia Civil ha sostenido que se trata de una mujer con "maldad máxima, posesiva, manipuladora, egocéntrica y con ambición económica”. 

El responsable de la UCO ha preferido no entrar en hipótesis de por qué Quezada le quitó la ropa al menor.  "Cómo hayan ocurrido los hechos está bajo secreto de sumario, y yo no voy a hacer ninguna hipótesis que pueda hacer daño a la familia", ha subrayado.

El caso de Gabriel ha sido la mayor búsqueda coordinada de un desparecido en España, con más de 3.000 voluntarios y 2.000 profesionales implicados, ha puntualizado la Guardia Civil. En homenaje al menor, han bautizado el operativo como 'Operación Nemo'.



Volver arriba