Caso Gürtel Greenpeace reprende a Ángel Sanchís por arrasar un bosque argentino y Coca-Cola le defiende

El grupo ecologista culpa al extesorero de Alianza Popular de acabar con 3.000 hectáreas de selva protegida en la finca de La Moraleja, para la que Luis Bárcenas dijo haber trabajado tras su indemnización en diferido del PP vendiendo su producción de limones.

El extesorero del PP Ángel Sanchís
El extesorero del PP Ángel Sanchís EFE

La organización ecologista Greenpeace-Argentina ha activado una campaña en la que acusa al extesorero de Alianza PopularÁngel Sanchís, el principal dueño junto a sus hijos de la finca de La Moraleja, situada en la provincia de Salta, de arrasar 3.000 hectáreas de bosque protegido.

Y por eso los activistas colgaron el pasado 8 de agosto, en pleno centro de Buenos Aires, carteles en los que preguntan a Sprite, la filial de Coca-Cola, que es la compañía que compra la mayor parte de la producción de jugo de limón concentrado a La Moraleja, cuándo va a reforestar las 3.000 hectáreas que en 2007 arrasó la firma de Ángel Sanchís para plantar limones.

Sin embargo, la multinacional norteamericana defendió a Sanchís, y aseguró que la empresa proveedora [La Moraleja SA] "actúa en cumplimiento de las leyes nacionales y provinciales y cuenta con las autorizaciones pertinentes de la Secretaría de Ambiente de la provincia de Salta".

El nombre de La Moraleja SA aparece en el sumario del caso Gürtel porque el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz descubrió que el extesorero de Alianza Popular (AP) Ángel Sanchís ayudó a Luis Bárcenas a sacar su dinero de Suiza. En concreto, Sanchís habría sacado al menos dos millones de euros, que fue devolviendo, según la versión de la Fiscalía Anticorrupción, con pagos, entre otros, de La Moraleja.

Según el escrito de acusación de la Fiscalía Anticorrupción, Ángel Sanchís ayudó a Luis Bárcenas a sacar su dinero de Suiza realizando una transferencia de dos millones de euros a diferentes países, entre ellos Argentina. El pago de Sanchís desde la finca de La Moraleja, situada en la provincia de Salta y en la que se cultivan limones que se venden a la multinacional Coca-Cola, sería, según el Ministerio Público, la devolución del dinero que Sanchís había sacado de Suiza.

En su declaración como imputado, el propio Bárcenas reconoció que tras dejar de ser tesorero del PP y dimitir como senador fue contratado por La Moraleja. E incluso confesó al tribunal de la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional en la que se celebra el juicio por el caso Gürtel que en 2011 intermedió entre la empresa Mercadona y la finca argentina de Sanchís para que su amigo fuera proveedor de la firma de supermercados valenciana.

Bárcenas en La Moraleja

En concreto, logró que la firma de La Moraleja, que es una finca situada en el norte de Argentina en la que se producen sobre todo limones, multiplicara sus ventas por cinco, según declaró Bárcenas en la sede de San Fernando de Henares (Madrid) de la Audiencia Nacional.

Cartel de Greenpeace en Buenos Aires.
Cartel de Greenpeace en Buenos Aires. Greenpeace

Greenpeace denunció en un informe sobre la deforestación en Argentina que La Moraleja S.A deforestó en la provincia de Salta más de 3.000 hectáreas protegidas por la Ley de Bosques: "Los permisos fueron otorgados de manera ilegal por el gobierno provincial actual y la gestión anterior", indica la organización ecologista.

El coordinador de la campaña de Bosques de Greenpeace en Argentina, Hernán Giardini, va más allá en la crítica a la deforestación de las 3.000 hectáreas y acusa al actual gobernador de la provincia de Salta, Juan Manuel Urtubey, y a su predecesor, Juan Carlos Romero, de "complicidad" con la empresa "para violar la Ley de Bosques" del país sudamericano.

Una zona protegida

"Romero, el gobernador anterior, autorizó un desmonte en plena moratoria, una semana después de aprobarse la ley en 2007; y Urtubey no sólo no obligó a la empresa a reforestar, sino que le otorgó otro permiso de desmonte en zona protegida”, señaló Hernán Giardini.

El pasado 8 de agosto, una treintena de activistas de Greenpeace desplegó una pancarta de veinte metros cuadrados sobre una de las pantallas publicitarias de Coca-Cola en el centro de Buenos Aires y denunció que La Moraleja había deforestado 3.000 hectáreas de bosques de alto valor ambiental y protegidos por la ley.

30.000 hectáreas

La Moraleja abarca 30.000 hectáreas y está ubicada cerca del Parque Nacional El Rey y la Reserva Nacional Pizarro, en un área de transición entre el Bosque chaqueño y la Selva de Yungas. Actualmente cuenta con 15.000 hectáreas de agricultura, sobre todo soja, y 3.000 hectáreas de cítricos, especialmente limoneros.

En una carta del 20 de febrero dirigida al director de comunicación de Coca-Cola Company para Argentina, Paraguay y Uruguay, Francisco do Pico, la organización ecologista reclamaba a la multinacional que suspendieran su relación comercial con La Moraleja S.A., y reforesten las 3.000 hectáreas desmontadas.

La multinacional Coca-Cola defendió a Ángel Sanchís, y en una nota de prensa aseguró que la empresa La Moraleja actúa en cumplimiento de la ley.

Sin embargo, la multinacional Coca-Cola defendió a Ángel Sanchís, y en una nota de prensa aseguró que la empresa La Moraleja actúa en cumplimiento de la ley.

En un comunicado, Coca-Cola afirmó que la proveedora de jugo de limón para la marca Sprite de la multinacional "actúa en cumplimiento de las leyes nacionales y provinciales y cuenta con las autorizaciones pertinentes de la Secretaría de Ambiente de la provincia de Salta".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba