Atentado en Barcelona El Gobierno quiere involucrar a 60.000 policías locales en la lucha contra el yihadismo

La mesa de evaluación de la amenaza terrorista ha rechazado recurrir al Ejército y ha optado por potenciar la seguridad en toda España recurriendo a los agentes municipales.

Un guardia urbano (policía local) de Barcelona patrulla La Rambla tras el atentado.
Un guardia urbano (policía local) de Barcelona patrulla La Rambla tras el atentado.

El Gobierno recurrirá a los más de 60.000 policías locales que trabajan en los 8.124 municipios españoles para aumentar la seguridad de los españoles frente a los ataques yihadistas. Y especialmente en las zonas turísticas y más concurridas.

Así lo acordó la mesa de evaluación de la amenaza terrorista reunida ese sábado por la mañana de forma extraordinaria y que fue presidida por el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, que en rueda de prensa ha informado de que ha aceptado la decisión de los responsables de la lucha antiterrorista.

En la reunión, los responsables de la Policía Nacional, de la Guardia Civil, del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado, del Centro Nacional de Inteligencia, del Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas y de los Mossos d'Esquadra y de la Ertzaintza consideraron de forma unánime que debía mantenerse la actual situación de alerta 4.

De esta forma, el Ejecutivo central evita aumentar el nivel de alerta antiterrorista, y no despliega a las Fuerzas Armadas por las calles españolas ni restringe el tráfico aéreo. Fuentes policiales habían asegurado que la decisión de elevar a cinco la alterna antiterrorista sólo se podría haber tomado al tener conocimiento de un posible atentado de carácter "inminente".

Cooperación con las fuerzas estatales

Las policías locales de los municipios españoles, a excepción de grandes ciudades como Madrid y Barcelona, se encargan principalmente de la protección de autoridades locales, vigilancia o custodia de edificios municipales y la ordenación del tráfico en el núcleo urbano. Sin embargo, los municipales pueden colaborar y cooperar con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la prevención de los delitos y vigilar los espacios públicos.

Para involucrar a las policías locales,el ministro Zoido ha anunciado que convocará las juntas locales de seguridad para analizar los riesgos con la intención de "incorporar, dentro de su competencias, las cualidades de estos cuerpos para desarrollar las medidas recogidas en el Plan de Prevención y Protección Antiterrorista" y valorar la adopción de "medidas pasivas de seguridad".

Asimismo, el ministro ha estimado "conveniente" que los ayuntamientos analicen y estudien en las juntas de seguridad la posibilidad de establecer medidas físicas de protección para evitar acciones terroristas, como la colocación de bolardos o maceteros, tal y como recomendó la Policía las pasadas Navidades.

De 10.631 agentes en 2015 a casi 17.000 

Una prueba de la potencial importancia de lo que supondría la incorporación de los Policías Locales en la lucha antiterrorista son las cifras de municipales en Cataluña. Según los datos oficiales de la Generalitat, los municipios de esta Comunidad tenían en 2014 un total de 10.631 policías en plantilla.

Sólo en Barcelona había 2.745 agentes de la Guardia Urbana de Barcelona, seguidos por los 377 de los policías adscritos en la Urbana de l’Hospitalet del Llobregat. En enero de 2016 el número de Mossos d'Esquadra era de 16.869. 

La decisión de movilizar a los municipales de toda España se conoce después de que la Secretaría de Estado de Seguridad haya remitido a la Policía y a la Guardia Civil un oficio para extremar las medidas de seguridad tras los atentados de Cataluña y aumentar los controles en plazas, paseos marítimos y zonas peatonales.



Según el oficio, al que ha tenido acceso Efe, los ataques en Barcelona y Cambrils (Tarragona) "ponen en evidencia la gravedad que la amenaza terrorista supone contra la seguridad pública y hacen necesario extremar las medidas policiales de prevención y reacción".



"Entornos urbanos especialmente vulnerables por la presencia masiva de ciudadanos españoles y extranjeros"

Añade que este tipo de atentados mediante atropello masivo de personas en vía pública pone de manifiesto que sus autores "eligen como objetivos entornos urbanos especialmente vulnerables por la presencia masiva de ciudadanos españoles y extranjeros".



Por todo ello, insta a establecer dispositivos de seguridad "específicos y reforzados en todos aquellos lugares en los que se produzca una elevada concentración de personas, poniendo especial énfasis en zonas de afluencia turística".

Los agentes tendrán que intensificar los controles aleatorios de personas y vehículos en lugares de máxima aglomeración, con especial atención a plazas, paseos marítimos y calles peatonales, entre otros, a la vez que se incrementará la presencia de vehículos policiales en puntos estratégicos de esas zonas, como entradas, salidas o intersecciones.



Asimismo, la circular pide que se refuercen los dispositivos específicos de reacción tendentes a reducir el impacto y/o continuidad de posibles acciones terroristas y que se intensifiquen los controles policiales en la zona fronteriza hispano-francesa.



El oficio hace hincapié en la necesidad de incrementar los cauces de colaboración con las policías locales para incorporar las capacidades de estos cuerpos a las medidas del Plan de Prevención y Protección Antiterrorista.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba