Atentado en Barcelona El Gobierno y la Generalitat mantienen su pulso pese al atentado

Rajoy y Puigdemont se reunieron por separado con sus cúpulas de seguridad y luego no comparecieron juntos

Comparecencia de Puigdemont, Junqueras y Colau.
Comparecencia de Puigdemont, Junqueras y Colau. Quique García

Si hay algo que une a los humanos es el dolor. Y el atentado de este jueves en Barcelona debería haber generado el suficiente como para 'barrer' de un plumazo meses, años, de tensión entre la Generalitat, que amenaza con un referéndum independentista el uno de octubre, y el Gobierno.

Pero no fue así. Por lo menos en las primeras horas tras la masacre.

Una hora después de que, a las 16.50, la ya famosa furgoneta blanca arrastra Las Ramblas de Barcelona haciendo eses para causar cuantos más muertos (13) y heridos (100) mejor, Mariano Rajoy descolgaba el teléfono para hablar con Carles Puigdemont sobre el atentado más grave sufrido por España desde el 11-M de 2004.

La conversación, según fuentes gubernamentales, se produjo con la cordialidad propia de dos mandatarios que acababan de sufrir un fuerte golpe sobre el territorio. Y ahí acabó la empatía.

El Ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, se puso en contacto con el conseller, Joaquim Forn, e inmediatamente el delegado del Gobierno. Enric Millo, asistía al gabinete de crisis montado en la Consejería de Interior, junto con altos mandos de la Guardia Civil y la Policía, codo con codo con los Mossos de Esquadra para poner en marcha la llamada "operación Jaula" típica tras cada atentado.

Y no solo en Barcelona. En Madrid o en Zaragoza, desde media tarde patrullaron policías fuertemente armados para vigilar instalaciones estratégicas y estaciones.

Pero si resulta significativo que Rajoy, que llego a Barcelona a las 23.30 horas, y Carles Puigdemont no comparecieran juntos.

El presidente de la Generalitat lo hizo a las 22.00 horas, acompañado del vicepresidente, Oriol Junqueras, y de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. Y dos horas más tarde lo hizo Rajoy, acompañado de la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y del ministro Zoido.

Pero pese a estos 'celos' por la competencia policial -el caso es de los Mossos- lo cierto es que la Policía Autonómica colabora con Policía y Guardia Civil "desde el minuto uno" del atentado, admiten diversas fuentes consultadas por Vozpópuli.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba