Congresos del PP

Génova respalda en Baleares al candidato señalado por la corrupción

El estigma de la corrupción planea sobre el congreso del PP de Baleares, que deberá elegir entre un candidato señalado por el escándalo y quien fue presidente de las islas. Génova se inclina por el aspirante turbio. 

El candidato a la presidencia del PP balear, Biel Company.
El candidato a la presidencia del PP balear, Biel Company.

Biel Company es el favorito de Génova para imponerse en el congreso del PP de Baleares que se celebra este fin de semama. En un sector de las bases se le conoce como el 'candidato turbio', ya que se le relaciona con el pasado más tenebroso del PP en las islas, el de Gabriel Cañellas, a quien José María Aznar hizo dimitir por su implicación en episodios de corrupción que le llevaron al banquillo.

La sombra de Cañellas sigue siendo alargada en las islas. Ahora ha reaparecido para mostrar abiertamente su opción por uno de los dos postulantes a dirigir el partido. En Génova también se escuchan comentarios en favor de la candidatura de Company, a pesar de que está envuelto en el manto de la sospecha. FernandoMaíllo, coordinador general del PP, estará presente este fin de semana en el congreso, el más 'caliente', junto al de Cantabria, de cuantos celebra la formación conservadora en estas semanas. 

La defensa del castellano

José Ramón Bauzá, el otro aspirante, senador y expresidente de la Comunidad, enarbola la bandera de la limpieza, la transparencia y la guerra contra la corrupción. Saltó de la presidencia regional del partido tras la debacle de las autonómicas de 2015, que derivaron en una revuelta interna organizada por dirigentes locales que reclamaron su cese. Company, que fue consejero de su Gobierno, figuraba entre los sublevados. La dirección nacional no ha contemplado con agrado el retorno de Bauzá. No le entusiasma Company, pero prefiere pasar página y apostar por una nueva etapa.

Bauzá defiende unas posiciones de resistencia al pancatalanismo, instalado en las islas con el Gobierno de la socialista Francina Armengol, con una actitud muy clara en cuanto a la presencia de la enseñanza del castellano en las aulas. Company, en este sentido, aparece mucho más permeable hacia las tesis filonacionalistas, con una reivindicación permanente de la 'lengua propia' y una prédica regionalista muy alejada de los planteamientos que defiende el PP en el resto de España. 

La campaña está resultando extremadamente dura, con tensiones y ataques incluso personales. Buena parte del aparato regional del PP se ha decantado hacia Company. Incluso Marga Duran, presidenta de la gestora que conduce interinamente el partido, ha renunciado a presidir la mesa del cónclave balear al mostrar abiertamente su apoyo por Company.

Bauzá, por contra, registra una mayor simpatía y respaldo de la militancia, según señalan fuentes de la organización. El domingo por la tarde se despejarán las dudas sobre el nuevo liderazgo. Votan todos los afiliados, más de 20.000, ya que se trata de un congreso asambleario. El problema será cómo lograr que, tras las votaciones, se consigan cerrar las heridas mediante un proceso de integración que aconseja, con escaso éxito, la dirección nacional.  



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba