España

Granados quiso cerrar la cuenta suiza que destapó Púnica cuando "subió" en política

Precisamente, la investigación de la trama Púnica comenzó la información que el fiscal de Laussana envió a Anticorrupción sobre dicha cuenta de Granados en Suiza.

El ex consejero de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados.
El ex consejero de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados. Archivo

La confesión del cerebro de la trama Púnica, David Marjaliza, ante el juez de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco, pone de relieve la corrupción que ha habido en nuestro país en la época del 'boom inmobiliario' en dicho sector. El constructor, que empezó como promotor inmobiliario en la localidad madrileña de Valdemoro cuando tenía 19 años, llegó a amasar "mucho dinero" con las obras que llevó a cabo en distintos municipios de la Comunidad de Madrid como Getafe, Pinto, Aranjuez, Valdemoro donde, según aseguró, ellos se llevaban "el 30 por ciento".  Además, durante su declaración el investigado explicó que Francisco Granados trató de cerrar sin éxito la cuenta que tenía abierta en Suiza y cuyos movimientos bancarios dieron lugar a la investigación de dicha causa.

Marjaliza envió su dinero a Suiza porque tenía miedo por su familia al amasar tantos millones en España

Durante su comparecencia en la Audiencia en el mes julio del año pasado, Marjaliza explicó que "esa época loca del país había mucha gente que nos pagaba con dinero negro, mucha, muchísima, incluido inspectores de Hacienda, que nos pagaba en dinero negro" explicó el imputado a Velasco y las fiscales Anticorrupción, Carmen García y María Teresa Gálvez. Las cuantías eran de 3.000, 6.000, 20.000 y hasta 40.000 euros según puntualizó el ex socio de Granados en su declaración, al que ha tenido acceso Vozpópuli.

Así Marjaliza hizo una gran fortuna que primero guardó en "cajas de seguridad" pero que, "por miedo" a que le ocurriera algo a su familia, decidió enviar a Suiza. Para abrir dicha cuenta le pide ayuda al ex consejero madrileño Francisco Granados ya que él "me dice que tiene una cuenta abierta desde hace mucho tiempo y me la abre a mí".

Granados no pudo cerrar la cuenta

"Era demasiado dinero y prefería tenerlo fuera", subrayó el constructor, quien explicó al juez Velasco que el dinero que enviaba al país helvético se lo entregaba en mano a sus gestores, en referencia a Michael Landong y una mujer llamada Fabián con los que quedaba en distintos hoteles de Madrid. "Le decía a la hora de la comida el Intercontinental y el entregaba 100.000 euros". Entonces, el instructor sorprendido pregunta: "¿Qué lo hacía en la cafetería? Sí en la cafetería", responde Marjaliza.

"Supongo que Paco tenía miedo de tener una cuenta en Suiza y él me dice David quedate tú con el dinero y me lo das", explica Majaliza

Además, el investigado explica que Granados trató de cerrar sin éxito la cuenta que tenía abierta en Suiza cuando llegó a la Consejería de Transportes de la Comunidad de Madrid pero el "banco no le cierra la cuenta porque hay convenios y Suiza empieza a apretar un poco más, va pasando el tiempo, dos o tres años de este proceso, Paco va subiendo en política, ya es consejero, supongo que tenía miedo de tener una cuenta en Suiza y él me dice David quedate tú con el dinero y me lo das (…) Y yo le dije que en la misma cuenta no y entonces él me abrió una cuenta en otro banco, que creo que es Unión de Banco Suizos".

En ese momento del interrogatorio sale el nombre de Javier García, el gestor de esa cuenta en el UBS y una de las fiscales pregunta por una empresa pantalla de Costa Rica. Entonces, Marjaliza responde: "Vamos a ver todo ese entramado societario en Costa Rica me he enterado después de que me detuvieran. Yo sabía que mi dinero estaba ahí no sabía nada más de como funcionaba por detrás".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba