La corrupción en el PP madrileño

Granados denuncia que una senadora del PP pagó con dinero público la campaña de 2007

Los empresarios "vinieron muy de la mano de Ana Isabel Mariño, ya que trabajaban mucho para el Consorcio de Turismo, y me consta que en la campaña para Esperanza Aguirre ellos tuvieron una gran participación, porque yo veía que entraban y salían", declaró el cabecilla de la 'Púnica'

Francisco Granados durante una toma de posesión en la Comunidad de Madrid
Francisco Granados durante una toma de posesión en la Comunidad de Madrid CAM

El ex secretario general del PP madrileño y presunto cabecilla de la trama 'Púnica', Francisco Granados, aseguró el pasado 12 de febrero al juez que investiga el caso, Manuel García-Castellón, que él estaba convencido de que la entonces presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y su hombre de confianza, Ignacio González, desviaron una parte de la publicidad de varias empresas públicas, como por ejemplo el Consorcio Turístico, el Canal de Isabel II o la empresa de Informática de la Comunidad de Madrid (ICM), entre otras, para abonar "campaña paralela" de la propia expresidenta.

El montante del presupuesto anual de estas empresas, según Granados, podría llegar hasta los 50 millones de euros, aunque en su declaración apuntó que en el ejercicio 2006-2007, justo antes de las elecciones de 2007 en las que Aguirre obtuvo mayoría absoluta, el Consorcio Turístico, dirigido entonces, según Granados, por Ana Isabel Mariño, dispuso de un presupuesto para publicidad de 15 millones de euros.

El cabecilla de la 'Púnica, declaró que la empresa Swat "servía de vehículo para pagar la campaña de Esperanza Aguirre". Según Granados, se podrá ver si esta firma u otra intermedia ha contratado con el consorcio de Turismo que dirigía la señora Mariño. Uno se va al informe del Tribunal de Cuentas del año 2006-2007 y puede ver que Turismo gastó ese año 15 millones en publicidad". Mariño, que no está investigada en el procedimiento, ahora es diputada autonómica y senadora del Partido Popular.

Pero Granados también aludió a otros empresas, como por ejemplo PromoMadrid e Imade, "dirigidas por un familiar de Esperanza Aguirre, Aurelio García de Sola, creo recordar que se llamaba. Esos organismos, que por su propia naturaleza eran los que más podían destinar a publicidad, eran los que, en mi opinión, desviaron parte de este gasto de publicidad, probablemente al refuerzo de la campaña específica de Esperanza Aguirre", especificó el imputado. 

Preguntado por su abogado sobre los nombres de los empresarios que habrían hecho los trabajos para el PP, "un tal Madoz, un tal Juancho y un tal José Miguel", Granados explicó: "Me consta, porque les vi varias veces por allí. Vinieron muy de la mano de Ana Isabel Mariño y trabajaban mucho para el consorcio de Turismo, y me consta que en la campaña paralela a la que me he referido para Esperanza Aguirre, que ellos tuvieron una gran participación, porque yo veía que ahí se reunía la gente, y entraban y salían". 

En otro punto de la declaración ante el juez García-Castellón, Granados aseguró que "era evidente que había una campaña de refuerzo específico para Esperanza Aguirre, al margen del partido y de las cuentas" oficiales. Y en eso momento, el magistrado interrumpió al imputado, para pedir que le diera más información: "¿Puede ampliar un poco más?.

"Me consta que había una campaña paralela y ajena al PP nacional y ajena al PP de Madrid desde un punto de vista contable, dirigida en 2007 desde luego por el señor González, con la señora Cifuentes, con la señora Mariño y con la señora [Isabel] Gallego, fundamentalmente", contestó en ese momento Granados.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba