España

La fuga de Rovira empuja a la Fiscalía a pedir cárcel para Forcadell, Turull, Romeva, Bassa y Rull

Además, ha pedido una orden de búsqueda y captura internacional para la líder de ERC Marta Rovira, quien ha comunicado esta mañana por carta que no asistiría al Tribunal Supremo y que ha abandonado el territorio nacional

Carme Forcadell
Carme Forcadell EFE

La Fiscalía ha solicitado al Tribunal Supremoprisión incondicional para la expresidenta del Parlament Carme Forcadell; el candidato a la presidencia de la Generalitat Jordi Turull; y los exconsellers Raül Romeva, Dolors Bassa y Josep Rull. Las razones que alega son el riesgo de fuga y la apreciación de riesgo de reiteración delictiva.

Además, ha pedido una orden de búsqueda y captura internacional para la líder de ERC Marta Rovira. La líder de ERC ha comunicado esta mañana por carta que no asistiría a la cita que, junto a los otros cinco, tenía en el Tribunal Supremo porque se marcha "al exilio". Todos estaban citados por el juez Pablo Llarena en una vistilla para revisar su situación procesal.

A este hecho ha aludido la Fiscalía cuando ha hablado de riesgo de fuga en el resto de investigados, al considerar que se ve agravado "por la circunstancia de haberse comunicado la fuga de Dª. Marta Rovira Vergés". A preguntas de Vozpópuli, fuentes de ERC aseguran que no pueden dar pistas sobre su destino porque todavía está en ruta". El entorno de la dirigente independentista da por hecho que se dirige a Suiza.

El Ministerio Público también alude, en su petición de prisión para los cinco investigados, a la decisión del Tribunal Supremo, manifestada este jueves, de mantener en prisión a Joaquim Forn, en contra de la petición de libertad bajo fianza de la Fiscalía, al considerar que el abandono de su escaño o de la política no evitaba la reiteración delictiva. 

La Fiscalía estima que ha de actuarse conjuntamente respecto de todos los encausados, los presentes y los huidos. "De momento, no existen razones para hacer distinciones respecto de ellos, sin perjuicio de que este extremo pueda variarse en el futuro.", señala.

Llarena ha procesado por un delito de rebelión a trece investigados en la causa del procés, entre los que se encuentran Turull, Forcadell, Rull Romeva y Bassa, además del expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont y el vicepresidente Oriol Junqueras. Este delito está penado con hasta 25 años de cárcel. También les atribuye el delito de malversación de caudales públicos.

La consumación del delito de rebelión no exige, según Llarena, el alcanzar o declarar de manera efectiva la independencia, sino que basta con la mera conducta consistente en alzarse violenta y públicamente. Para el juez, los hechos acaecidos el día 20 de septiembre de 2017 ante la sede de la Consejería de Economía y Hacienda, "reflejan todas las exigencias que se han identificado para un actuar violento".

Precisamente, en el auto de este viernes, Llarena alude al "grave riesgo de fuga" de los encausados, por la gravedad de la pena de rebelión, que en este caso podría implicar hasta 25 años de cárcel. Este hecho, explica el juez, "proyecta la natural tentación de la huida".

En el mismo sentido, el magistrado recuerda que algunos de los encausados "no han dudado en dificultar el ejercicio de la jurisdicción española buscando refugio en terceros países, y lo han hecho con pleno sustento económico y organizativo, así como oponiéndose a su entrega a este tribunal".

Para Llarena, este último elemento apunta a la posibilidad de que los recién procesados puedan abordar la actuación de ocultación o fuga que trata de conjurarse".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba