Referéndum Cataluña 1-O

La Fiscalía ordena a los Mossos precintar los colegios e impedir el voto en un radio de 100 metros

El Ministerio Fiscal catalán ha pedido a la policía autonómica que garantice que no se pueda acceder a los locales que está previsto que acojan urnas y que se evite la constitución de mesas electorales, como ya adelantó Vozpópuli el pasado 15 de septiembre.

Una unidad de los Mossos d'Esquadra por las calles del centro de Barcelona.
Una unidad de los Mossos d'Esquadra por las calles del centro de Barcelona. EFE

La Fiscalía Superior de Cataluña ha ordenado a los Mossos d'Esquadra precintar, antes del próximo sábado, las escuelas designadas como puntos de votación del referéndum 1 de octubre e impedir que se pueda votar en la calle en un radio de 100 metros.

En una orden remitida hoy al mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, la Fiscalía pide a la policía catalana que garantice que no se pueda acceder a los locales que está previsto que acojan urnas y que se evite la constitución de mesas electorales mediante un "amplio dispositivo" policial.

Como ya adelantóVozpópuli el pasado 15 de septiembre, el Ministerio Fiscal tenía previsto ordenar la movilización de la Policía Judicial para impedir la apertura de los locales en cuanto se conociese la lista de los colegios electorales designados. El operativo se desarrollará en las jornadas previas al 1-O en cumplimiento de la resolución del Tribunal Constitucional sobre la suspensión de la Ley del referéndum.

En la instrucción del fiscal superior de Catalunya, José María Romero de Tejada, recogida por Europa Press, que se prevé trasladar este miércoles en la reunión con mandos policiales, se pedirá identificar a las personas que estén en el centro y participantes en la ocupación y se incauten especialmente urnas, equipos informáticos, papeletas, documentación y propaganda.

El fiscal solicitará a los Mossos que también vigilen la integridad de los precintos hasta las 21 horas del 1 de octubre -una hora después de acabar la votación-, de que le informen de si hay casos en que se rompe dicho precinto -o se accede a los locales- y, si es así, volver a ponerlos e identificar a las personas que lo hubieran hecho.

La policía catalana, antes de las 7.30 horas del domingo -hora y media antes de empezar la votación-, también deberá "impedir el acceso" a los colegios a los responsables de las mesas, identificarlos y, en su caso, incautar urnas, equipos informáticos, papeletas y documentación o propaganda electoral.

En el caso de que el punto de votación esté situado en el interior de un edificio muy amplio, los agentes deberán "evitar igualmente que se vote en otro lugar del mismo establecimiento o en sus inmediaciones -incluida la vía pública-, hasta un radio de seguridad de 100 metros del local designado".

Los Mossos también deberán dar cuenta a la Fiscalía antes de las 9 horas del domingo de detalles de los puntos de votación que se encuentren debidamente cerrados y también "de aquellos que hayan sido ocupados por personas con intención de proceder a formalizar la votación".

Ayuda de otras policías

La orden de la Fiscalía establece además que la policía catalana podrá pedir colaboración a las policías locales y, si ésta no fuera suficiente, requerir los apoyos necesarios a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado "especialmente durante el día 1 de octubre".

Romero de Tejada dará al mayor de los Mossos estas "instrucciones precisas" en la reunión del miércoles, después de que se hayan producido llamamientos y convocatorias para llevar a cabo el referéndum pese a haber sido suspendido por el Tribunal Constitucional (TC).

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba