España

Enfado policial por las reuniones de un mando de Carmena con los manteros

La dirección de la policía crea una nueva sección especial para la venta ambulante en el distrito Centro tras los sucesos que se produjeron hace algunos meses con los vendedores del ‘top manta’

Imagen de los disturbios en Lavapiés por la muerte de un mantero
Imagen de los disturbios en Lavapiés por la muerte de un mantero Efe

Los policías municipales del distrito Centro de Madrid, concretamente los de Centro Sur, han expresado en los últimos días su enorme malestar después de que su jefe, ahora llamado intendente, haya mantenido varias reuniones con manteros en instalaciones municipales.

Los policías están indignados por el hecho de que los manteros estén siendo invitados a estos encuentros con el intendente en instalaciones municipales, después de que hace algunos meses estos vendedores les acusaran de haber asesinado a un compatriota.

Al menos se han producido tres reuniones. En una de ellas acudieron a unas dependencias policiales cuarenta vendedores de la asociación de manteros. Los agentes se quejan de que no se les filió -recopilación de sus datos- en la entrada y que tuvieron acceso a unas zonas en las que no deberían de haber penetrado.

Algunos agentes solicitaron aclaraciones sobre la situación y el intendente les explicó que se trataba de mantener relaciones con los vendedores para evitar incidentes en los que pudieran resultar heridos ciudadanos.

Trato con los vendedores ilegales

Hace algunos meses la Jefatura aprobó unas instrucciones sobre venta ambulante que el intendente ha explicado a este colectivo para que conozcan el proceder de los funcionarios.

Ahora hay muchos agentes que temen represalias por haber cuestionado la entrada de los manteros en las dependencias policiales y por ser críticos con el tratamiento diferenciado a los manteros “cuando sí perseguimos otro tipo de venta ambulante”.

Al parecer, la iniciativa de mantener estas reuniones tiene que ver con la formación de una sección de venta ambulante dentro del distrito que se habría hecho a espaldas del jefe de la unidad. Los policías creen que se aprovecharon las vacaciones del responsable de la unidad para crear esta sección, lo que le ha llevado al jefe a contrarrestar con reuniones tanto con manteros como con vecinos y comerciantes.

Fuentes que conocen la situación de la unidad indican que se encargó esta sección a un inspector de Centro Sur y cuando regresó el jefe se encontró con que se había iniciado la formación de este grupo sin su conocimiento. Se trata de crear una estructura para evitar que durante la vigilancia que se realiza en las calles del centro, con gran tráfico de personas, se produzcan persecuciones con peligro para los peatones.

Bajan las denuncias

Las denuncias de la Policía Municipal de Madrid contra los manteros que actúan en la ciudad han caído un 36% en la primera mitad del año, tras los incidentes que se produjeron hace algunos meses.

Uno de estos vendedores murió de un infarto y sus compañeros acusaron a la policía de haber sido los responsables de su fallecimiento. Posteriormente, se supo que una pareja de municipales había hecho incluso el boca a boca al vendedor al encontrarle tirado víctima de un infarto en una calle de Lavapiés.

Los policías acusaron entonces al Ayuntamiento de no defender a sus compañeros y de ponerse de parte de los manteros que protagonizaron incidentes violentos durante algunos días.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba