España Albiol ofrece a Ciudadanos un pacto sin condiciones para formar gobierno si la CUP no inviste a Mas

El candidato 'popular' a la Generalitat tiende la mano a Inés Arrimadas y su partido: "Queremos seguir siendo decisivos para defender a los catalanes dentro de España".

"Somos conscientes de que hemos reducido nuestra presencia en escaños desde los 19 que teníamos en 2012 hasta los 11, pero queremos seguir siendo decisivos para defender a los catalanes dentro de España. Ofrecemos a Ciudadanos nuestro apoyo sin condiciones para conformar un gobierno alternativo no independentista en Cataluña". Así se pronuncian fuentes del Partido Popular catalán a Vozpópuli tras el fracaso de Artur Mas en unas elecciones autonómicas que había convertido en un plebiscito sobre la independencia.

Junts pel Sí y la CUP suman 72 escaños de mayoría absoluta, pero su plan secesionista no ha logrado la mitad de los votos. Con ese resultado, el PP se ha apresurado a tender la mano a Ciudadanos para formar un gobierno alternativo.

Los partidos no independentistas –incluido a Catalunya Sí que es Pot, la marca catalana de Podemos– suman 63 escaños y desde el PP son conscientes que hasta el próximo 9 de noviembre –cuando debe quedar constituido el nuevo Parlament e investido el nuevo president de la Generalitat– tienen tiempo para ofrecerse "como alternativa" si fracasan las negociaciones entre Junts pel Sí y la CUP para investir a Mas.

Los dos escenarios que contempla el PP pasan por lograr un acuerdo entre los constitucionalistas o que no haya acuerdo Junts-CUP y se tengan que repetir las elecciones

El PP catalán celebrará esta mañana un comité ejecutivo del partido en Barcelona en el que se aprobará ofrecer un pacto de "gobierno alternativo" a Ciudadanos en el caso de que Junts pel Sí –que con 62 diputados ha quedado lejos de los 68 escaños que suponen la mayoría– no consiga el apoyo de los 10 representantes de la CUP para gobernar, algo que los antisistema independentistas condicionan a que no siga Mas.

"El otro escenario es que Junts pel Sí no logre conformar gobierno con la CUP y se deban adelantar de nuevo las elecciones en Cataluña", aseguran en el PP catalán.

Xavier Garcia Albiol –que ha obtenido para el PP catalán 11 escaños en sus peores resultados de la historia en la comunidad– prometió anoche trabajar "al 100% en la defensa de todos aquellos hombres y mujeres de Cataluña que nos sentimos catalanes pero también españoles". "Nos proponemos iniciar un proyecto ilusionante, que cada día dé cabida a más catalanes, más allá de su ideología", dijo el candidato popular. "Evidentemente no son los resultados que esperábamos y que queríamos, añadió, insistiendo en que "la suma entre CDC y ERC no les permite afrontar el reto rupturista que habían planteado a la sociedad catalana; es la primera vez en la historia de la elecciones, desde 1984, donde ERC y CiU no suman".

En cuanto al posible pacto con Ciudadanos, Albiol quiso dejar claro que su ofrecimiento no tiene "condiciones": "Creemos que la mayoría de catalanes apuestan por alternativa no rupturista que permita seguir en una convivencia entre Cataluña y el resto de España", expresó.

El resultado obtenido por el PP catalán supone su peor resultado desde 1992, con Alejo Vidal Quadras al frente de la lista, lo que los sitúa como penúltima fuerza en el Parlament y demuestra que el efecto Albiol tuvo poco recorrido. Los populares, algunos de ellos notablemente afectados, sólo encontraron anoche dos consuelos. El primero, que en privado todos daban por hecho que la debacle hubiera sido superior con Alicia Sánchez-Camacho al frente (con encuestas que les daban solo media docena de escaños). El segundo, que el separatismo de Junts pel Sí y la CUP unidos (habrá que verlo en los próximos días) no se ha impuesto en votos.

Ciudadanos, segunda fuerza

Inés Arrimadas, cabeza de lista de Ciudadanos, logró 25 diputados y el 17,92% de los votos en los comicios y se convierte en la segunda fuerza política en el Parlamento de Cataluña. Arrimadas aseguró que "con estos resultados, Artur Mas debe dimitir e irse a su casa". Arrimadas celebró que "la mayoría de los catalanes hayan dado la espalda" al presidente de la Generalitat y le pidió unas "elecciones de verdad", con programas y sin estar impregnadas por el carácter plebiscitario.

El partido naranja de Albert Rivera fue el gran triunfador de la noche electoral al lograr más de 710.000 votos y conseguir estar cerca de triplicar su representación respecto a 2012, cuando logró 9 escaños y 275.000 votos. La candidatura encabezada por Inés Arrimadas logró un resultado por encima de la media de sondeos de los últimos meses y alejó de un plumazo la sensación de que el partido había visto lastradas sus expectativas con la ausencia de Rivera en la papeleta.

Así, a sus 34 años, Inés Arrimadas se convierte en la referencia de los constitucionalistas en Cataluña, al haber pulverizado Ciudadanos los mejores datos que había registrado el PP en unos comicios autonómicos en Cataluña: los 20 escaños y 417.197 votos logrados en 2012 por Sánchez-Camacho.

El líder del partido llamó a reconstruir a través de Ciudadanos "el proyecto común español" y aseguró que "son más los catalanes que quieren una cambio sensato y que apuestan por la unión". "Hoy nos vamos a dormir sabiendo que seguimos juntos y demostrando que imposible es sólo una opinión", aseguró.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba