España

Podemos se prepara para un ‘otoño caliente’ si queda en la oposición tras el 26J

“Activismo parlamentario” y movilización en las calles son las claves. El sábado habrá un ensayo con la marcha del ‘Plan B’.

El exministro griego Yannis Varoufakis y el eurodiputado de Podemos Miguel Urban.
El exministro griego Yannis Varoufakis y el eurodiputado de Podemos Miguel Urban. EFE

“¿Cuál será la estrategia de Podemos si finalmente no se “asaltan los cielos”? Ésta pregunta ya se la hacen en el seno del partido de Pablo Iglesias, aunque los esfuerzos ahora mismo están centrados en ganar las elecciones del 26 de junio. Según ha podido saber Vozpópuli de fuentes internas, dentro de la dirección morada ya se han apuntado dos claves con las que trabajar en un futuro en el supuesto de quedar en la oposición: “Activismo parlamentario” y movilización en las calles.

De lo primero, apuntan que seguirán presentando iniciativas en las Cortes “con más ahínco, si cabe, que hasta ahora”. En este contexto, tratarán de que no quede en papel mojado el contenido de su proposición de Ley 25 de Emergencia Social, una de las pocas aprobadas en esta legislatura por mayoría de los grupos del Congreso (excepto el PP, que voto en contra, y Ciudadanos y PNV, que se abstuvieron). Al no haber investidura, su tramitación se paralizó. Sin embargo, Podemos la rescataría en el inicio del próximo mandato

En cuanto a una mayor movilización ciudadana, la línea argumental para sostenerla consiste en dar por descontado que la Comisión Europea pedirá más ajustes al Ejecutivo saliente de las urnas, algo refrendado, apuntan, por los mensajes que han llegado esta misma semana desde Bruselas. La cifra de ajuste indicada por las autoridades europeas ha sido de 8.100 millones en dos años, es decir, durante los ejercicios 2016 y 2017.

Sobre tal “necesidad” de salir a la calle ha reflexionado en voz alta Ernesto Díaz Macías, concejal-portavoz de Sí Se Puede en el Ayuntamiento de San Fernando y secretario general de Podemos en esta localidad gaditana. En un artículo publicado en la revista Viento Sur (afín a la corriente Anticapitalistas), Díaz se pone en el peor escenario y afirma que “en el caso de que lo que se materialice es una oposición fuerte en el parlamento, hará falta un nuevo ciclo de movilizaciones para frenar los recortes que nos querrán imponer desde la Comisión Europea”.

Podemos quiere rescatar su Ley 25 de Emergencia Social en el inicio de la próxima legislatura

A su juicio, “responder a estos retos en período de campaña es imposible”, pero cree que “hay que situar este reto en el centro del debate”, ya que en el día después de los comicios “la tarea más importante del movimiento antiausteridad es implantarse en cada barrio, en cada conflicto”, enfatiza. “El reto es convertirse en una referencia diaria de las clases populares y la tarea debe ser algo así como construir implantación popular”, apostilla.

En cambio, Díaz, miembro de Anticapitalistas, ve “más que difícil” un “hipotético gobierno popular antiausteridad”. No obstante, advierte de que ello “no supone una rebaja del conflicto, sino como vimos en Grecia, un salto cualitativo de la lucha política”. En tal contexto, remarca que la movilización también será una urgencia.

El colectivo antiausteridad de mayor envergadura lo encarna a día de hoy el Proyecto ‘Plan B’ para Europa, que lidera el exministro griego de Finanzas Yannis Varoufakis. En torno a este Movimiento por la Democracia en Europa 2025 (DiEM25), el próximo 28 de mayo habrá manifestaciones en más de 190 ciudades del Viejo continente. En Madrid marcharán cuatro columnas: una contra la “deudocracia”, el TTIP y los paraísos fiscales, otra a favor de los refugiados, una tercera en defensa de los servicios públicos, el feminismo y el ecologismo, y una cuarta contra “el austericidio, la precariedad, el expolio y la ley mordaza”. La ocasión servirá a Podemos de ensayo para futuras protestas contra Bruselas.

Califican a la UE de "antidemocrática"

El manifiesto de la convocatoria denuncia “las políticas impuestas por la Unión Europea” y exige “el fin de los recortes impuestos por la Troika, porque nos están ahogando con una deuda soberana ilegítima que en su origen era de los bancos, priorizando su pago a cualquier gasto social y llegando a sumir a pueblos, como el griego, en la esclavitud”.

Asimismo, el texto reclama una “mayor soberanía de los países que componen la Unión Europea y de su ciudadanía para construir una Europa Democrática”. Los firmantes, entre los que se encuentran Podemos y Unidad Popular, califican a la UE como una “institución antidemocrática en sí misma” y le reprochan que “con la excusa de una crisis causada por los bancos, se ha adueñado de la soberanía de los países que la componen, empleando como arma la moneda controlada por el Banco Central Europeo, y obligándoles a ejecutar políticas en contra de su población y a favor del capital”.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba