España

Cierre de una campaña anodina salpicada por el espionaje al ministro y los vídeos cruzados

Los partidos han protagonizado estas últimas semanas una campaña atípica, donde los spot electorales y los escándalos han convertido la carrera al 26J en un camino lleno de baches en donde nadie ha salido indemne.

Pablo Iglesias y Alberto Garzón, durante el cierre de campaña.
Pablo Iglesias y Alberto Garzón, durante el cierre de campaña. EFE

Aspiraba a ser una campaña mucho más austera que la el 20D pero no menos llamativa. Lo que empezó como una carrera electoral anodina, en la que incluso los debates debajan un sabor de no dar todo lo que se les requería, ha dado paso a traves de los escándalos, el juego sucio, los constantes vídeos electorales o el brexit, a un terremoto político que vaticina una noche electoral vibrante el próximo domingo. Los principales partidos han cerrado este viernes la campaña en Madrid salvo el PSOE, que ha elegido Sevilla, un feudo tradicional de los socialistas, que reman a contracorriente por no ser superados por la coalición que lidera Pablo Iglesias.

Los partidos han apelado al voto este domingo en sendos actos actos electorales. Rivera, que ha reunido a cerca de 800 personas en la plaza de Ópera de Madrid ha pedido votar por el "desbloqueo" del Gobierno y apostar "por construir Europa": "Quiero los Estados Unidos de Europa aunque a Cameron y a los populistas no les gusta", ha asegurado Rivera. Por su parte, Pablo Iglesias ha logrado reunir, según los datos de su partido, a cerca de 10.000 personas en Madrid Río para un cierre de campaña en el que han pedido el voto para superar al PP. Mientras tanto, el PP ha elegido Colón para el broche final de su campaña, marcada por las filtraciones de las grabaciones del ministro del Interior. Por su parte, el secretario general de los socialistas ha cerrado su campaña haciendo un llamamiento a los ciudadanos para llenar de votos las urnas y "vacunar del populismo y el nacionalismo" a España frente a aquellos que proponen en Cataluña un referéndum, en una referencia clara a Podemos: "Tenemos que mirar hacia adelante y vacunarnos del populismo y del nacionalismo y avanzar hacia una mayor integración de la UE", ha sostenido ante las alrededor de 3.000 personas, según la organización.

Con la elección de Sánchez de Sevilla los socialistas buscan evitar desangrarse en Andalucía, comunidad que más escaños aporta al Parlamento, esta elección de Sevilla también remite a una necesidad de mostrar una imagen de unidad. Este mismo viernes Felipe González se ha estrenado por primera y última vez en campaña para decirque el PSOE no puede ser "socio de Gobierno" de "populistas rupturistas de pseudoizquierda" que pretenden "trocear" el país. A tal ataque ha salido al paso Pablo Iglesias, en alza en las encuestas, que ha defendido que su formación ya gobierna con los socialistas en diferentes ciudades. Pero Iglesias, que parecía el más beneficiado en la última recta de la campaña se ha convertido en el 'euroescéptico' a ojos de sus rivales tras la decisión de los británicos de abandonar la UE.

Mariano Rajoy, Pedro Sánchez y Albert Rivera han hecho referencia al brexit para señalar a Unidos Podemos por su apoyo a los referéndums, incluso, en el caso del PP, han difundido vídeos del candidato a la presidencia de Podemos de 2013, en donde defendía la salida de España de la Unión Europea. Iglesias ha lamentado la decisión: "Día triste para Europa. Debemos cambiar de rumbo. De una Europa justa y solidaria nadie querría irse. Tenemos que cambiar Europa", escribía el candidato en su cuenta de Twitter, plataforma en la que el PP ha difundido su vídeo: 

Y es que los vídeos han sido muy importantes en esta campaña electoral. Desde el spot de ciudadanos en el que introducían a un doble falso de Iglesias al que señalaban como un vago, hasta el último spot del Partido Popular en el que directamente se pone música de terror para movilizar al abstencionista, la campaña ha estado marcada por lo audiovisual. Como en los pasados comicios ha habido dos partidos que han logrado dominar la batalla de los vídeos: el PP y Podemos. Si bien la formación morada logró un fuerte impacto con su vídeo sobre 'sillones', el PP logró contrarrestar con bastante eficacia este spot con otro mofándose del slogan de la coalición entre Podemos e IU:

Además de estos vídeos, otros temas han ocupado la campaña. La política de pactos posterior a los comicios, Venezuela o las páginas webs de humor sobre los candidatos, que a algunos de los candidatos, como a Mariano Rajoy, no le han hecho nada de gracia, tanto que ha pidió a El Mundo Today que retirara la web en la que se recordaban los lapsus de Rajoy, aunque el conocido medio de humor había hecho versiones de todos los candidatos, bajo amenaza de presentar una demanda.

Otro de los episodios destacados de la campaña tuvo lugar el pasado domingo, cuando en la red comenzó a circular un vídeo en el que Pedro Sánchez se limpiaba o secaba la mano tras saludar a dos personas de color. Este vídeo, que viralizaron cuentas del PP y afines a Podemos, fue tachado por el candidato socialista de guerra sucia y negó cualquier comportamiento racista. 

Las grabaciones a Fernández Díaz sacuden al PP

Pero si ha habido algo que ha sacudido la campaña son las escuchas al ministro del Interior con el jefe de la Oficina Antifraude de Cataluña en las que Fernández Díaz requirió a De Alfonso que encontrase datos que comprometiesen a ERC y CDC, antes de la consulta del 9N. Tal bomba, que Público ha ido fraccionando desde que el pasado martes iniciara con la primera de sus grabaciones hasta este viernes, en el que la policía ha irrumpido en la redacción sin ningun mandamiento judicial para pedir los audios a la dirección del diario. El caso ha sacudido a los populares, según los sondeos publicados en Andorra, que apuntan que ya ha perdido un punto desde el pasado martes.

Pero pese a que Fernández Díaz, que ha negado que vaya a presentar su dimisión y que considera estas filtraciones una conspiración contra él, haya sido uno de los protagonistas no deseados de la campaña. El terremoto político que ha supuesto el brexit puede tener aún la última palabra en los resultado de un 26J que apunta a unos resultados en donde las negociaciones posteriores serán las que decidan quién ocupará la Moncloa durante los próximos cuatro años.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba