España

El famoso Mini azul Borbón que "divirtió" al Juan Carlos I por las calles de Madrid, a la venta

Tras 25 años, su actual propietario, Pedro Molina, ha decidido ponerlo en venta a través de una casa de subastas.

El Rey emérito lo condujo un par de años en los que le hizo unos 15.000 kilómetros.
El Rey emérito lo condujo un par de años en los que le hizo unos 15.000 kilómetros. Efe

El Mini 1275C del rey Juan Carlos, el primer y único vehículo que ha tenido registrado a su nombre, busca su mejor postor. Tras 25 años, su actual propietario, Pedro Molina, ha decidido ponerlo en venta a través de una casa de subastas. El Mini color Azul Borbón, como se conoce a la tonalidad que escogió el Monarca para la pintura, fue matriculado a nombre del entonces Príncipe Juan Carlos el 5 de diciembre de 1969 y, según publica El Mundo, le costó 100.000 pesetas, cuando era Príncipe y ganaba 70.000 al mes.

Fue en el año 2000, durante el Salón Internacional del Automóvil de Madrid, la última vez que el rey emérito estuvo delante del aparato. "¡Mi Mini, mi Mini!", exclamó antes de saludar a Molina mientras sacaba un pañuelo del bolsillo para sacarle brillo. Sin embargo, dos años antes ya se habían encontrado. En el mismo Salón, según recuerda Molina al citado diario Don Juan Carlos le confesó cuánto se había "divertido con el coche por las calles de Madrid", y le preguntó si era cierto lo que había leído en una revista, que pensaba venderlo por 300 millones de pesetas (1,8 millones de euros).

"No es verdad, Majestad, el coche ni siquiera está en venta", respondió Molina, quien compró el automóvil real en 1981, cuando la entonces propietaria, una clienta del taller mecánico que él regentaba, se lo ofreció. "Ya estoy mayor y apenas lo saco a la calle y, antes de que se estropee aquí encerrado, he decidido desprenderme de él", explica Molina desde su garaje en el madrileño barrio de Arturo Soria donde lo guarda.

En los dos años que lo condujo, Juan Carlos I le hizo unos 15.000 kilómetros y más tarde se lo vendió a su primo Gonzalo de Borbón, aunque la documentación del vehículo se mantuvo a nombre de Don Juan Carlos. Según Molina, Gonzalo de Borbón podría no haber pagado el correspondiente "impuesto sobre el lujo" por la "tenencia y disfrute de automóviles" que entonces cobraba Hacienda, y el rey emérito fue sancionado por ello en octubre de 1973: tuvo que pagar las 1.050 pesetas correspondientes a la potencia del Mini más 210 pesetas de recargo por la demora.

El coche, para el que Molina no fija una cifra concreta sobre su valor, es uno de los primeros Mini 1.275 C que salieron de la factoría de Authi (Automóviles de Turismos Hispano Ingleses) en la localidad navarra de Landaben, firma que actualmente pertenece al Grupo VW, en la que se produce el modelo Polo.

Últimas noticias



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba