España

Dos amigos del rey emérito le regalan un velero de competición de 1929 valorado en 65.000 euros

El barco, finés, data de 1929 y tiene 11,35 metros de eslora. El antiguo rey volvió recientemente a las regatas ganando el Clásico de Rias Baixas. 

Juan Carlos I, navegando.
Juan Carlos I, navegando.

El rey Juan Carlos no ha tenido muchos reparos desde que salió del trono. Abdico en su hijo Felipe y se dedicó a sus quehaceres personales, a sus muchos hobbies y aficiones. Entre ellos siempre destacó la navegación, en la que es un consumado especialista. Tanto que a sus 77 años ha vuelto a competir, y a ganar. Ha sido en el Clásico Rias Baixas, enSangenjo, con el mérito añadido de haber ganado la regata. 

Su afición, en todo caso, no queda en competir. Recientemente, y según publicaba estos días el periódico finlandés Ilta-Sanomat, el retirado monarca se ha hecho con un precioso velero de 1929, una pieza de coleccionista que fue a comprar él mismo al país escandinavo. El navío, de 11,35 metros de eslora y 1,90 metros de manga y cuyo nombre es IAN, era hasta ahora propiedad de Michael Cedercreutz, que negoció personalmente la venta.

Juan Carlos I acudió a Finlandia acompañado de media docena de personas para discutir la venta del velero

Según cuenta el diario finés el rey emérito llegó acompañado por media docena de personas y acudió para negociar a los astilleros de Loviisa a 87 kilómetros de Helsinki.  "Fue una gran experiencia conocerle, porque tiene una cálida y agradable personalidad y para mí es importante vender mi barco, que está lleno de buenos recuerdos, a una persona que sabe apreciar la belleza de un velero", comentaba Cedercreutz al diario finés. 

El barco no lo pagará Juan Carlos de Borbón, sino que será costeado por los empresarios Josep Cusí y Pedro Campos según informa El País. La embarcación fue diseñada por Gustaf Estlander, nombre mítico del diseño naútico, y pertenece a la clase 6mR, muy popular en la primera mitad del siglo XX y que fue olímpica hasta Helsinki 1952. Baum&Köning, una página especializada en venta de barcos, lo tenía tasado por 65.000 euros y calificado como un velero de "alto nivel histórico". 

El rey emérito parece haberse recuperado de todos los problemas físicos que ensombrecieron sus últimos días de reinado y que, de algún modo, le obligaron a pasar el testigo a su hijo Felipe. Ahora, lejos de la responsabilidad del trono, parece que ha retomado la forma suficiente para dedicarse a las regatas

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba